in

El Amanecer Del Planeta De Los Simios

Dejemos las cosas claras desde el principio para aquellos que quieran acudir al cine con la mínima información pero no estén aun convencidos de que lo que allí les espera esté al nivel de la primera entrega… El Amanecer del Planeta de los Simios es un film excelente, el mejor de toda la serie de simios inteligentes y me aventuro a decir ya que es uno de los mejores estrenos del año, seguramente.

La película tenía muchas cosas en contra ya que quedaba en manos de un nuevo director (y uno con no muy buen currículum), perdía a James Franco y además cargaba a sus espaldas con la primera parte, un film que sorprendió por su consistencia y calidad inesperada (la transición en la que César crece ante nuestros ojos, saltando de árbol en árbol, estación a estación, se queda sin duda grabada en la retina).

Publicidad

Esta semana se estrena por fin la película, y desde luego tira por tierra aquel dicho de “segundas partes nunca fueron buenas”.

el amanecer del planeta de los simios

APE NOT KILL APE

No soy un fan acérrimo de la saga original (aunque disfruto viéndolas), al menos no de las secuelas de los años 70, y mucho menos del despropósito que dirigió Tim Burton, pero desde luego El Planeta de los Simios de Charlton Heston es un clásico de la ciencia ficción de obligado visionado. Como toda buena película SciFi el futuro no es más que una excusa para denunciar y/o satirizar conductas sociales contemporáneas o de relevancia histórica, y el film del 68 lo intentaba, pero de manera muy superficial, casi naif, centrándose en la sencilla aventura del protagonista.

En el Origen del Planeta de los Simios se dejó aparcado la critica directa a las desigualdades sociales/raciales y se sentaron las bases de una nueva saga abandonando el cine de aventuras para desarrollar una nueva mitología, mucho más sutil y adulta. Una de las virtudes de la precuela/rebbot fue deshacerse de todo lo que no necesitaba de las películas originales (mucho) y pulir o mantener los detalles que la hacían especial (me viene a la mente ese ya mítico “¡NOOOO!” que escupe con rabia César, y que bebe directamente de una de las ultimas películas de la saga simiesca).

El Amanecer del Planeta de los Simios también conserva algunos de esos detalles ancestrales, pero desde un principio ya deja bien claro el giro rotundo que da sobre su propio ADN, descubriéndose como una película preciosista, muy oscura, de cocción lenta y sobretodo potenciando todo aquello que hizo grande a El Origen.

Publicidad

Han pasado 10 años desde que el virus simio se expandiese por el mundo diezmando a la humanidad que ahora sobrevive a duras penas mientras que los simios desarrollan una sociedad tribal. César, aquel pequeño monito al que sacaban de paseo con una correa atada al cuello, se ha convertido todo un líder, respetado y temido. Él es el único simio que ha convivido con los humanos siendo “inteligente” por lo que los teme y los respeta. Su objetivo de mantener el statuo quo será cada vez más difícil debido al resentimiento, al odio, a la venganza, al temor a lo desconocido.

el amanecer del planeta de los simios

APES TOGETHER STRONG

Si en el Origen se nos narraba la tierna infancia y la rebeldía adolescente de César aquí nos encontramos con un líder ya maduro, prudente, inteligente y carismático.

La primera media hora de película se cuela inmediatamente en lo mejor de la historia del cine. Asombra encontrar semejante alarde de contención, sensibilidad e inteligencia cinematográfica en un blockbuster de verano. En esos primeros minutos descubrimos como se desenvuelven los simios en libertad, como cazan, como transmiten el conocimiento y como evolucionan culturalmente. Realmente uno asiste a esos momentos esperanzado con una paz duradera, pero el conflicto no tarda en estallar y una gran bola de nieve que se hace cada vez aun más grande amenaza en el horizonte con enviar todo lo conseguido a la mierda.

El conflicto central es quizá uno de los muchos puntos fuertes de la película ya que uno no sabría muy bien como posicionarse y como actuar para solucionar las situación. Desde la comodidad de la butaca todos apoyamos a los simios, obviamente, pero hay que ponerse en situación para comprender lo grande que es la película. Atacar o esperar, matar o hui, conquistar o servir.

El tema principal (que ya plantaba sus semillas en El Origen) es que la intolerancia, como la violencia engendra violencia, que la inteligencia es capaz de los más grandes logros como de los más oscuros pecados y sobretodo que aunque parezca imposible hay que evitar el conflicto armado aun a costa de sacrificar parte de lo que te hace fuerte. Evoca a Oriente Medio, a Israel y Palestina, a la política exterior de EEUU, y aunque los factores de la guerra de humanos contra simios son recientes y claros se aprecia los cimientos de una posible continuación: El odio mutuo visceral, enquistado y posiblemente perpetuo.

Es un relato sobre los comienzos de una nueva sociedad pero también es un espejo donde poder ver a nuestros ancestros cavernarios, por lo tanto trata sobre una historia casi cíclica, sobre como todo se vuelve a repetir. Incluso se pueden encontrar ciertas pinceladas bíblicas y mitológicas al intentar imaginar como será recordado César dentro de mil años.

el amanecer del planeta de los simios

KNOWLEDGE IS POWER

El acertado guión, que te atrapa desde el minuto cero, está acompañado por unas actuaciones que destacan sobretodo en el bando de los simios por lo difícil que resulta encontrar en el cine (aunque cada vez menos), con expresiones muy naturales y realistas, gracias en parte a una iluminación y un trabajo digital muy superior a la de la entrega anterior. Andy Serkis no solamente está haciendo historia en el mundo del cine por su trabajo si no que su éxito ha reforzado la confianza de la industria en los papeles “digitales”, capaces con la tecnología actual de llevar el peso de la trama sin ningún problema.

Dotar de carisma e individualidad a un reparto de simios era muy difícil pero aquí lo consiguen de manera efectiva, ya sea con la propia fisonomía, el pelaje o cicatrices que nos dejan bien claro quien es cada cual (os aseguro que en alguna película japonesa me ha costado muchísimo más diferenciar a los actores).

Vi la película en VOSE y me encantó las voces de los simios aprendiendo a hablar, podías percibir como pronunciaban con mucha dificultad, en ocasiones casi ahogándose. Si veis los trailers en castellano podréis apreciar que las voces de los simios han pasado a ser algo ridículo y ronco, como si imitasen al caballero oscuro…

El reparto humano está protagonizado por Jason Clarke a quien vimos en El Gran Gatsby, Kery Russell de Felicity, y el gran Gary Oldman, en el cual a juzgar por el trailer pensaba encontrarme una suerte de gobernador de The Walking Dead, enajenado y sobre actuado, pero me ha asombrado con un papel de contención y naturalidad.

En la dirección tenemos a Matt Reeves de la fallida Cloverfield y del remake de Déjame Entrar sustituyendo a un Rupert Wyatt, que abandonó el barco ante unos plazos de estreno que amenazaban su visión de la historia. Reeves cumple con creces el encargo e incluso se marca alguna que otra secuencia magistral (remarco el inicio de la película). A mí personalmente me ha conquistado por un plano en concreto, corto y contundente y que resume con una belleza la esencia de la película, una panorámica que desde la torreta de un tanque nos muestra todo lo que está sucediendo alrededor.

Remarcar también la labor del bárbaro de Michael Giacchino que elabora una banda sonora colosal y por momentos épica.

4

CESAR IS HOME

Antes de acudir al cine a ver la segunda entrega me vi una vez más la primera parte para tenerla fresca (y mejora con cada visionado). Al volver del cine tuve que verla una vez más (venía con el “mono” de simios) y me encontré con que El Origen de el Planeta de los Simios había evolucionado como historia. La historia se ve con otros ojos y sobre todo César. Es algo difícil de describir y os animo a comprobarlo por vosotros mismo. La segunda parte no solo es superior si no que encima eleva la calidad de la primera, otorgándole un nuevo nivel, una nueva lectura.

Es fácil deshacerse en halagos ante una película tan bien construida y redonda y realmente hay que hilar fino para encontrarse con algo que la haga tambalearse. Particularmente es en el tramo final donde desperté del trance y me di cuenta de que estaba ante un blockbuster de verano hijo de Hollywood, donde la pirotécnica hace acto de presencia de forma arrolladora enfrentándose con las mismísimas leyes de la física. Y los tópicos no solo aparecen a nivel técnico si no que el argumento se torna previsible y falto de la sensibilidad demostrado durante el 90% de la película.

Supongo que el director tuvo que ceder en ciertos aspectos endémicos de la industria dejando una sensación agridulce en el clímax final, mucho más controlado, asumible y “realista” en la anterior entrega. Un pelo en la sopa dentro de un menú espectacular en el cual ya estas pensando en repetir nada más acabarte los postres.

Aun así, desde luego ojalá este fuera el estándar del cine de entretenimiento masivo actual…

Excelente 9/10

PD: La tercera entrega ya está anunciada para 2016 y os aseguro que se os hará muy larga la espera.

el planeta de los simios

Victor

Written by Victor

Me encanta la tipografía, los tatuajes, pintar al oleo y trabajar con tinta china, aunque con lo que más disfruto es con el lápiz y el color digital. Y a veces me gusta escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Canet Rock 014

Crónica del Festival Cruïlla Barcelona 2014