El francotirador


El Francotirador es mala, mala. No se qué cojones se le pasó por la cabeza a Clint Eastwood. Y no es solo porque sea una americanada patriótica (eso no me molesta, amo el cine de Michael Bay, por ejemplo), ni porque esté dirigida con el ojete (repito que amo el cine de Michael Bay), ni porque los efectos especiales sean ridículos (¿repito lo de Michael Bay?), simplemente es una película aburrida como pocas y brutalmente desaprovechada.

francotirador

Publicidad

Chris Kyle (Bradley Cooper) es un redneck de Texas que decide alistarse a los SEAL’s y es en la guerra donde descubre que su objetivo en la vida es abatir iraquíes con su rifle francotirador. Se le da especialmente bien así que rápidamente se convierte en “La leyenda” para sus compañeros y el demonio para los enemigos. La artificial rivalidad con un extraordinario francotirador enemigo y con un verdugo llamado “El carnicero” lo obsesionará hasta cuando se encuentre de nuevo en su casa (ambiente en el que se siente paranoico, aburrido y fuera de lugar), obligándole a volver al frente una y otra vez.

villanos-francotirador

A pesar de centrarse en su labor como francotirador, la película pocas veces nos mostrará su trabajo como tal (diría que solo hay unas tres o cuatro escenas), lo demás es relleno random con tiroteos a lo Call of Duty con muchos moros muriendo, sangre digital (bochornosa), disparos digitales (buff), camiones digitales (si), helicópteros digitales (…), una tormenta de arena que parece sacada del SuperMario 64 y (ojo) dos bebés de juguete (EN SERIO). Y es que hacía mucho tiempo que unos efectos especiales tan malos no me sacaban de una película (espectacularmente ridículo es el tiempo bala, con estela incluida, para el disparo “más importante” de la película… ¡Tela!).

Publicidad

bebe-francortirador

Si a eso le sumas una historia simplista y de brocha gorda, maniquea, ridícula, y con una ristra de secundarios de los cuales no recuerdas ni su cara (de hecho son conscientes de ello ya que cada vez que el prota se cruza con su hermano dice “Ey, hermano!”, ya que eres incapaz de recordar quien es ese tío). Bradley Cooper hace lo que puede con el papel que le dan pero desde luego no se merece ni por asomo estar nominado a los Oscars.

En fin, película que tiene algunos elementos comunes con otras grandes producciones (Black Hawk Derribado, El Cazador, Enemigo a las puertas…) y que pierde por goleada en cualquiera de los apartados que compares.

Horrible. No se merece ni una nota final.

Anterior Los Ganadores a los Premios Razzies 2015: Lo Peor del Cine de 2014
Siguiente Oscars 2015: Birdman campeona

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *