El romance de My Chemical Romance ha acabado


Después de 12 años (¿qué? ¿ya? Sí, sí), 4 discos y una nominación en los Grammy, My Chemical Romance anunció el pasado viernes que se separan.

Publicidad

Escribieron en el blog del grupo: «Being in this band for the past 12 years has been a true blessing, we’ve gotten to go places we never knew we would. We’ve been able to see and experience things we never imagined possible. We’ve shared the stage with people we admire, people we look up to, and best of all, our friends. And now, like all great things, it has come time for it to end. Thanks for all of your support, and for being part of the adventure.» (Formar parte de este grupo los últimos 12 años ha sido una verdadera bendición, hemos ido a sitios que nunca sabíamos que lo haríamos. Hemos sido capaces de ver y experimentar cosas que nunca imaginamos que serían posibles. Hemos compartido el escenario con gente que admiramos, y lo mejor de todo, nuestros amigos. Y ahora, como todas las cosas grandes, ha llegado la hora de que termine. Gracias por todo vuestro apoyo y por ser parte de la aventura.)

Y Gerard Way (cantante de My Chemical Romance) escribió en su Twitter, uno de los twits más largo que he leído nunca, explicando la separación y lo significa para él esta ruptura.

Aunque ya hacía tiempo que no los escuchaba, me da penita que se separen porque seguro que a todos nos recuerda a ciertos momentos en nuestras vidas. A mi me recuerda cuando tenía 16-18 años, siempre iba de negro, todo era incierto y horrible. Aaah.. mi época «emo suave». Digo suave, porque nunca llegué a teñirme de colores raros o llevar el pelo de mapache, ni tampoco me cortaba ni nada por el estilo. My Chemical Romance siempre será parte de la BSO de mi adolescencia.

Publicidad

Debo admitir que cuando salió The Black Parade, quise matar a MCR por lo blandos que se habían vuelto. ¿Dónde estaba la «rabia» (tampoco tanta) que tenían antes? ¿Y por qué iban así disfrazados? ¿A caso se pensaban que la gente se iba a vestir así? Bueno, bueno… Y luego volvieron, con Danger Days, un disco muy raro. Digo raro porque es como una mezcla de electrónica con pop y algo de rock.

Aún así, desde mi humilde opinión, My Chemical Romance murió después de Three Cheers for Sweet Revenge y volvieron a aparecer en algunas canciones de sus siguientes discos pero nunca volvieron a ser los mismos. Así que sí, es una pena que se hayan separado pero también es un alivio. Si iban a seguir haciendo mezclas raras, están mejor separados que juntos.

Os dejo un playlist con algunas canciones del grupo para hacer un poco de «remember«:

 

Anterior Mumford & Sons en Barcelona
Siguiente Girls Finale. Together

1 Comentario

  1. Avatar
    noemi
    13 mayo, 2014
    Responder

    son uy buenosss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *