Adele en Barcelona


¡Adele llega a Barcelona!

adele

Adele regresa a Barcelona y para mí era la primera vez que pisaba la ciudad, donde pude disfrutar del primer concierto de Adele en vivo. (Ya había visto 46 veces el DVD ‘Live at the Royal Albert Hall’, para que no me pillara de sorpresa su voz…) Pero sí, fue increíble y mucho mejor de lo que hubiera imaginado. Descubrimos todos los allí presentes en el Palau Sant Jordi, que un show de Adele no necesita efectos visuales, ni bailarines, ni drones, ni Adele colgada de un arnés y volando por encima del público cómo si hacen Pink o Rihanna, por poner ejemplos.

Publicidad

Adele sólo con su voz, deja más que satisfecho a su público. Porque el espectáculo es su voz. Y a demás es divertida, ya lo dejó claro nada más empezar el show: ‘Si alguien ha venido a reírse con mis canciones, por favor que abandone el concierto’. Porque ella es así, sabe que sus letras son dolorosas pero también positivas, porque nunca a nadie antes una canción o escrito sobre una ruptura le habría cambiado tanto la vida. Se puede decir que, ‘Someone like you’ la ha convertido en una de las voces internacionales más influyentes y escuchadas del mundo. Porque una voz asombrosa ya era de antes, cuando actuaba en salas pequeñas y en bares de mala muerte. Pero todos los artistas han pasado por eso, siempre hay un momento en la carrera de un artista, en el que salta una chispa y te hace de oro. La chispa de Adele fue esa canción.

Así empezó el show de Adele

Bueno, hablando del concierto: Eran las 20:30 y aquello estaba a reventar. Tanto Laura como yo no parábamos de celebrar lo cerca que estábamos del escenario y lo bien que íbamos a ver y escuchar el concierto. (Como unas auténticas carpeteras, sólo nos faltaba la camiseta).

Adele concert

Se apagaron las luces y el Palau ensordeció. La voz de Adele empezó a sonar: ‘Hello…It’s me’. ¡Cómo no! Tenía que ser esa canción, sí era ella. ¡No había duda de que era ella! Menuda voz, no hacía falta más. Adele resurgió de debajo del suelo por una especie de elevador, y brilló desde el escenario hasta la tercera planta del Palau, con un vestido negro que relucía por sí solo.  Una bestia escénica en todo su esplendor. Todo el público coreaba la canción, se notaba que era el hit de su nuevo disco ‘25’. No se olvidó de ningún temazo de sus discos anteriores, como por ejemplo ‘Chasing Pavements’, ‘Set fire to the rain’, ‘Skyfall’, ‘Don’t you remember’, ‘Rumor Has It’, o el tan aclamado ‘Rolling in the Deep’.

Hubo uno de los temas que emocionó especialmente al público catalán. Fue con el tema ‘Hometown glory’. Donde se podían visualizar imágenes de Barcelona en la pantalla gigante que tenía Adele a su espalda. Un momento muy especial que emocionó a más de uno, incluso a mí y eso que no era mi ciudad. Pero fue realmente mágico y así se lo agradeció su público que no se esperaba para nada este regalo.

Publicidad

Mi mejor momento del concierto

Uno de los temas que más me emociona, es el tema ‘Make you feel my love’ de su álbum ’19’ (2008). Por su letra, por todo lo que transmite, porque Adele pidió al público que por favor iluminaran el Palau con sus móviles, porque fue increíble y porque todo el mundo estaba callado mientras ella cantaba. No se oía ni una mosca. Increíble se queda corto. Pelos de punta todo el rato. Os recuerdo el tema en el vídeo oficial ‘Live at The Royal Albert Hall’, para que os hagáis una idea de cómo estaba el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Final mágico

Cerró con ‘Someone like you‘, todo el público se sabía la canción de principio a fin. Adele nos ofrecía el micro para que cantáramos con ella. ¡Qué bonito sonaba! Esta vez éramos nosotros quienes poníamos la voz y Adele escuchaba. Tiene que ser emocionante para ella vivir esto en cualquier país del mundo. Es como un himno.

Tras este precioso momento, saltaron por los aires miles y miles de papelitos blancos, que parecían nieve. Sorpresa la nuestra, cuando al bajar de la grada tras acabar el concierto, vemos que todos esos papelitos contenían letras de canciones de Adele. Eran mensajes, recuerdos que el público se llevó consigo. Mensajitos que parecen escritos a mano por la mismísima Adele. (Soñar es gratis)

mensajes adele

Y como última recomendación, os diría que si tenéis la oportunidad de ir a un concierto suyo, por favor ni lo penséis. Es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida, como tener un hijo o plantar un árbol. Es algo “necesario” para vivir. ¡Gracias Adele por hacerme soñar tan bonito!

Anterior Frannerd, la illustuber
Siguiente Codex Seraphinianus: El libro más raro del mundo

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *