Baby Driver, un derrape en taquilla


Reíros de la música, pero puede salvarle la vida a una película. Es el caso de Baby Driver, la última película del director Edgar Wright que partía como “la mejor película del verano”. Sin duda puede que para algunos lo sea y que muchos otros piensen que el verano justo ha comenzado y quedan muchas pelis por ver.

Baby Driver se presenta como un gran filme, con un gran reparto y con la promesa de mucha acción. La verdad es que no deja de ser una simple trama de atracadores de bancos pero con el aliciente de tener un joven con buen gusto musical y una destreza al volante espectacular. ¿Puede que hayamos visto algo parecido en alguna parte? Si cogiéramos a Baby y a Frank (Jason Statham en Transporter) y los pusiéramos a conducir, ¿quién ganaría? Y mejor n o comenzamos a mencionar las películas que parten de la misma premisa como la famosa Fast and Furious.

Dale al play

Digamos que no es algo nuevo, que la creatividad ha quedado en segundo plano para ceder el foco principal a la música, cosa bastante popular en Hollywood en los últimos meses. Como se enteren los Guardianes de la Galaxia se va a enterar Baby.

La selección musical que han hecho para esta película ha sido muy acertada. Su misión: marcar el ritmo de la película. Da la sensación que los actores siguen la música como si de un  musical se tratara. Tenemos a Carla Thomas, cuyo tema B-A-B-Y es muy recurrente durante toda la historia, también tenemos a Barry White, The Commodores, Queen, Simon y Garfunkel, y muchos más.

Un experimento muy interesante sería escuchar la playlist e intentar imaginar la historia que te cuentan todas ellas.

Película de verano

Sin duda es entretenida con una pizca de humor que hace que se te pasen rápido las cerca de dos horas que dura la película, pero no ofrece nada nuevo ni especial. De nuevo vemos a Kevin Spacey y Jamie Foxx juntos en una producción parecida a la de “Cómo acabar con tu jefe”. Siempre da gusto verlos en pantalla en papeles de gangsters.

Esta vez se les une Ansel Elgort (Baby) a quien ya vimos en el remake de “Carrie” y en la saga “Divergente”. Ha sido una sorpresa muy gratificante. Un joven actor con mucho potencial que esperamos ver en más películas. Su actitud y la forma en que ha afrontado este papel también ha ayudado a evitar que el film se hunda con tan valioso reparto y banda sonora.

He de decir que esperaba un poco más de esta película, ya que solo ha conseguido un aprobado justo. Más vale que pongan a Baby a estudir este verano. Nosotros seguiremos buscando “La película del verano”.

 

Anterior ¡Vuelve el cine al aire libre en Barcelona con la Sala Montjuïc!
Siguiente 19 Festivales de verano en Europa que no podéis dejar escapar

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *