Historias que te gustarán si te ha enamorado ‘Call Me By Your Name’


¿Fuiste al cine a ver ‘Call Me By Your Name’ y, como yo, sientes un gran sentimiento de desamparo y ansías el día en que la vuelvas a ver? Es que el film de Luca Guadagnino tiene una magia especial. Un nosequé que se queda contigo durante un tiempo, incluso días o semanas o meses. Hay muchas cosas de las que uno se puede enamorar al ver esta película; de la historia romántica, del viaje iniciático de Elio, de la añoranza con la que describe los ochenta, de la quietud y la calma del verano en Italia, de la indecisión, de la inexperiencia, de los ratos muertos observando el campo y la piel de Oliver… ¡Queremos revivir todo eso una y otra vez! ¿Verdad? Si es así, hoy estás de suerte. Te traigo historias similares a la de ‘Call Me By Your Name’, que te inducirán a esa inopia tan agradable en la que caemos cuando vemos la película de Guadagnino.

Libros

‘Call Me By Your Name’, de André Aciman

Parece una tontería, pero puede que te apetezca recrearte en el libro en el que se basa la película, y revivir tu mismo esa sensación que te provocó la historia. ¿Cuál será mejor, el libro o la película? Ambos son diferentes, y el libro va más allá de aquel verano en el que el sol de Italia fue testigo del romance.

‘La biblioteca de la piscina’, de Alan Hollinghurst

Will, un joven de 25 años, homosexual y de buena familia, se pasa la vida yendo de relación en relación hasta que conoce a Lord Nantwich, un hombre que le triplica la edad. Muchos dicen que es la mejor representación del panorama gay de Inglaterra por aquella época.

Esta novela también está ambientada en los ochenta, más específicamente poco antes de que el SIDA entrara en la vida de la gente. Es un retrato fiel de la juventud y su relación con la propia sexualidad, la búsqueda de uno mismo y la confusión interna. Además, las líneas de Hollinghurst también hacen que el tiempo se estire igual que lo hace el film de Guadagnino.

‘La habitación de Giovanni’, de James Baldwin

Ambientado en el París de los años cincuenta, David, un estadounidense lejos de su patria, observa a Giovanni e intenta conocer ese misterioso ser que tanta curiosidad despierta en él. Cuando finalmente David se enamora perdidamente de él.

En esta historia, el amor saca lo mejor y lo peor del personaje. Y es Giovanni, ese adolescente con una sexualidad confusa incluso para él, quien despierta la verdadera identidad sexual de David. ¿No os resulta familiar?

‘Al sur de la frontera, al oeste del sol’, de Haruki Murakami

Hajime, casado, con dos hijas y dueño de un club de jazz es el protagonista de este libro. Y su historia comienza cuando se reencuentra con Shimamoto, su mejor amiga de la infancia. El amor renace entre ellos y la obsesión de Hajime le hace querer dejarlo todo por esta vieja-nueva amante.

Hay muchos elementos que ‘Al sur de la frontera, al oeste del sol’ y ‘Call Me By Your Name’ comparten: aburrimiento, música, deseo, libros y la importancia del lugar en el que todo pasa.

‘Canción de amor de J. Alfred Prufrock’, de T.S. Eliot

“Vamos, entonces, tú y yo,

cuando la noche se despliega contra el cielo

cual paciente eterizado en una mesa;

vamos por ciertas calles desguarnecidas”

Los versos de Eliot están bañados en indecisión, el paso del tiempo, la contemplación de la vida y la lentitud con las que nos respondemos nuestras propias preguntas. Y, para más inri, también utiliza el melocotón como metáfora de ese amor del que el protagonista no está seguro. Y se pregunta: ¿Me atrevo a comer el melocotón? De hecho, hay muchos otros elementos que hacen de ‘Call Me By Your Name’ lo que es y que también obsesionan al autor de este poema. Conversaciones sobre arte, la fascinación por los cuerpos (y sobretodo por los brazos), los libros… La lectura de este poema hará que disfrutes aún más de ‘Call Me By Your Name’.

Películas

‘A Bigger Splash’

Una pareja disfruta de su retiro vacacional cuando este es interrumpido por la llegada de la ex-pareja de ella, que va acompañada de su sensual hija.

Esta película del 2015 es también de Luca Guadagnino que, de distinto modo, aborda el letargo de un verano bajo el sol de Italia. Este film considerado un thriller erótico, ligeramente inspirado por otro de Jacques Deray titulado ‘La Piscine’, está lleno de juegos de miradas, celos y encuentros por doquier.

‘Stealing Beauty’

Después de la muerte de su madre, Lucy, una joven americana de diecinueve años, viaja hasta Italia, lugar en el que su madre construyó muchísimos recuerdos de verano, y al que ella no va desde hace cuatro años.

En este cuento del primer amor, el misterio de un diario, el despertar sexual y el ruido de todos los personajes de alrededor de Lucy hacen de esta historia algo delicado y feroz. Es tan contemplativa como ‘Call Me By Your Name’, y estira el tiempo de un cálido verano en el que nada y todo pasa.

‘The Dreamers’

Un joven americano va a estudiar a París en los años sesenta, y entabla amistad con dos hermanos entre los que hay una extraña obsesión. Con las manifestaciones estudiantiles de fondo, Matthew explora el deseo con Isabelle y Theo, entre baños, debates y películas antiguas.

Igual que ‘Stealing Beauty’, este es otro film de Bernardo Bertolucci. Y es que el director sabe cómo retratar la confusión sexual y la búsqueda de la identidad de un personaje joven.

Series

‘Skam’

Esta serie nórdica, que ya acarrea muchos fans, se caracteriza por explicar una historia distinta cada temporada (a mi me recuerda ligeramente a la británica ‘Skins’). Y es precisamente la tercera temporada de la que queremos hablarte.

La entrega relata la efímera historia de amor entre Isak y Even, con referencias a la adaptación cinematográfica del clásico de ShakespeareRomeo+Julieta’ de Baz Luhrmann.

¿Se te ocurre alguna otra historia parecida al romance veraniego de Elio y Oliver? ¡Dínoslo en los comentarios!

Anterior 'Tiempo de silencio': una obra sobre la España de la posguerra
Siguiente 'Deadpool 2', Chimichangas al cuadrado

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *