‘El Cascanueces’, un clásico imprescindible


Recuerdo cuando tenía cinco años y me llevaron a ver la obra de ballet El Cascanueces en el Teatre Nacional de Barcelona. Me impresionó muchísimo la historia. Así que ya os podéis imaginar la ilusión que me hizo leer el cuento original de E.T.A Hoffman en formato libro. Y con unas ilustraciones tan preciosas. Pero, vayamos por partes.

¿De qué va El Cascanueces?

Publicidad

El cuento es conocido por todos, pero no está de más hacer un breve resumen de los acontecimientos del cuento:

Todo empieza en Nochebuena, cuando el padrino Drosselmeier entrega unos preciosos regalos a los niños Marie y Fritz Stahlbaum. La pequeña Marie se encariña mucho de un cascanueces que le ha regalado su padrino, y no puede disimular su aprecio hacia la figurita. Pero no sabe la historia que hay detrás del Cascanueces.

Durante la misma noche, Marie no puede dormir porque ha tenido que dejar su figura preferida en el armario de los juguetes. Pero de repente, ve una batalla sanguinaria entre el Rey de los Ratones y su Cascanueces, junto con otros ratones y otros juguetes de sus hermanos.

Sin querer, Marie se hiere el brazo y se desmaya. El día siguiente, cuenta la batalla a su familia y a su padrino Drosselmeier, pero nadie la cree.

Para animarla un poco, y para hacerle ver que en el fondo la cree, el padrino Drosselmeier le cuenta la historia de la princesa Pirlipat y de cómo el Cascanueces –que en realidad es un príncipe, y su sobrino- se convierte en juguete por culpa de una maldición de la Reina Ratoninka.

Esa misma noche, el Rey de los ratones aparece de nuevo, esta vez en el cuarto de Marie. Ella le pide a todos sus juguetes que salven a su querido Cascanueces. Pero el rey de los Ratones no cumple su promesa, ya que cada noche que Marie le hace una ofrenda, este muerde sin cesar al pobre Cascanueces.

Aún así, este cuento tiene un final feliz que no desvelaré aunque ya lo conozcáis.

Este libro me trae muchos recuerdos de infancia y no negaré que ha sido un tremendo placer leerlo. Esta vez no ha sido una lectura ávida. Sino que lo he saboreado dulcemente en varios días.

El libro Cascanueces y el rey ratón

Hace poco que Nórdica Libros ha sacado al mercado un libro ilustrado de El Cascanueces, y será un buen regalo para nuestros seres más queridos para estas navidades.

Alabar, por supuesto, las magníficas y excepcionales ilustraciones de Maite Gurrutxaga, que ponen en escena con éxito los momentos clave más mágicos de la historia.

Publicidad

Recomiendo leer este libro en un día de lluvia con una buena taza de café y una manta mientras se escucha de fondo la música el ballet del Cascanueces. Parece un escenario estupendo y fantasioso, ¿verdad? Al igual que los que se presentan en el cuento.

No dejaré de decir jamás que hay que leer este libro, ya que nos transporta a la niñez perdida y encontrada a través de las páginas del cuento.

‘El Cascanueces y los cuatro reinos’ el clásico en manos de Disney

Quería contrastar el libro de E.T.A Hoffman con la versión cinematográfica El Cascanueces y los cuatro reinos.

Sobre la película, se deduce que es una especie de anexo o epílogo del libro, ya que la protagonista es Clara, hija de Marie. Los nombres son algo confusos ya que el hermano de Clara se llama Fritz y su hermana mayor, igual que los hermanos que su madre Marie. Clara llama «padrino» a Drosselmeier, al igual que lo hacía su madre.

Previsible y más estético que emocionante, este film hace pedazos la maravillosa historia clásica de El Cascanueces. Aunque también aparece el Rey Ratón, no tiene nada que ver con el libro.

La interpretación de Keira Knightley como el hada de azúcar resulta irritante, y el personaje de la madre jengibre podría haber tenido más profundidad.

Lo que realmente importa es que se conserva la esencia del mundo fantasioso que creó E.T.A Hoffman para los niños Stahlbaum, y para nosotros. No quisiera hacer spoilers aunque ya aparece en el tráiler: ¿La mejor parte? Sin duda, el cameo de Gustavo Dudamel (director de orquestra en el film y en la vida real) y la escena de ballet con una interpretación sublime de los bailarines.

También quisiera destacar la banda sonora de la película. El compositor del soundtrack es James Newton Howard, creador de varias magnificas bandas sonoras como la de la última versión de Peter Pan.

Me gustaría proponer algo ahora que se acercan el frío y las fiestas navideñas: adquirid el precioso libro: El Cascanueces y el rey ratón, así como la banda sonora de la película que acabo de mencionar, y deleitaos con un ambiente y una lectura navideña perfecta para esta época del año.

 

* Artículo escrito por Clàudia García

Anterior 'Liv on', el álbum ilustrado de Olivia Newton John
Siguiente 'Los chicos del parque' de J.Domínguez-Macizo

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *