The Handmaid’s Tale: diferencias entre el libro y la serie


¿Habéis tenido oportunidad de ver la primera temporada de The Handmaid’s tale? La adaptación de la aclamada novela de Margaret Atwood ya ha emitido sus primeros episodios, dejando tras de si, como suele pasar, miles de pequeñas y grandes diferencias entre la historia que se muestra en la pantalla y la que se narra en el libro. ¿Estás preparado para conocer las diferencias que hay entre estas dos versiones? Si no lo estás, echa un vistazo al artículo en el que presentábamos la serie. Y si ya has visto los capítulos emitidos en televisión, adelante. ¡Pero cuidado! Este post está lleno de spoilers, así que asegúrate de haber terminado la primera temporada de la serie.

He aquí, las 20 diferencias entre la serie de Hulu y la novela de Margaret Atwood.

¡ALERTA SPOILERS!

1. La época en la que está ambientada la historia

En la serie, Offred y los demás viven en nuestra actualidad más reciente, tienen aplicaciones para ligar y utilizan Uber.
En el libro, la historia sucede en los años 70 y 80. Pero, claro está: la novela fue publicada en 1985.

2. El comandante y Serena Joy

En la novela, la pareja que tiene a Offred en custodia es mucho más mayor, y el comandante se describe como un hombre cano y entrado en años.
En la serie, en cambio, estos dos personajes son interpretados por los jóvenes Joseph Fiennes y Yvonne Strahovski.

3. ¿Narrador omnisciente?

El libro nos ofrece una narración en primera persona, bajo los ojos de Offred. La sensación de aislamiento y de no saber qué sucede es mucho mayor, pues nosotros como lectores no vemos ni leemos nada de lo que Offred no sea testigo.
En la serie, en cambio, tenemos mucha más información que Offred, y por eso sabemos cosas como el paradero de Luke, que Moira llega a Canadá, el pasado de Nick, de Serena Joy y el comandante, etc.

4. La ironía de Offred

En la serie, Offred es una tía irónica, con un humor muy negro con el que sobrelleva las situaciones brutales con las que tiene que lidiar en su realidad diaria. Se la representa como una tipa dura.
En el libro, Offred es más bien pasiva, y tiene mucho miedo de hacer cualquier cosa, ya que todo está prohibido.

5. Racismo

En el libro, la sociedad que ha relegado a la mujer y ha adaptado una doctrina restrictiva y sectaria, también participa del racismo y aparta de la sociedad a aquellas personas que no son blancas.
En la serie, en cambio, se ha optado por cambiar totalmente esta parte de la historia, pues incluso una de las criadas, Moira, es interpretada por Samira Wiley.

6. Momentos de acción

En la novela, todo parece más bien contemplativo, y la autora prefiere hacer ver al lector la capacidad adaptativa de los personajes, a una rutina totalmente abusiva, más que entretener.
Aunque en la novela sí que se narra el intento de huída de Offred y su familia antes de que la forzaran a ser una criada, no hay ningún otro momento de acción. En la serie, en cambio, hay muchas escenas que nos hacen tener el corazón en un puño y representan un chute de adrenalina.

7. El nombre de Offred: June

En el libro nunca se dice abiertamente el nombre de Offred, aunque los fans de la novela siempre han creído que es June, porque lo mencionan en una de las escenas sin aclarar que sea o no su verdadero nombre. Y es este, pues, uno de los mayores misterios de la novela de Atwood.
En la serie, en cambio, la protagonista nos desvela su verdadero nombre al final del episodio piloto.

8. Menos miedo y represión

Está claro que la situación en la que se encuentran los personajes no es ningún camino de rosas. No obstante, en el libro todo, repito TODO está prohibido y puede desencadenar consecuencias graves. Por ejemplo, en la novela, las criadas no pueden mirarse a los ojos, y tienen que hablar (o más bien, intercambiar frases de contenido religioso) mirando al suelo.
En la serie, cuando Ofglen aparece por primera vez, hay una escena en la que ella y Offred se miran a los ojos a través del reflejo de sus caras en un aparador. Después de eso, las criadas se pasan los episodios hablando y mirándose a la cara continuamente. Además, también se abrazan bajo las miradas represoras, que no consideran esos gestos como prohibidos. En la novela, este comportamiento es impensable por parte de las criadas.

9. El número de marthas en la casa

En el libro, en la casa del comandante hay dos marthas: Rita, que es más seca, fría, malcarada y rencorosa; y Cora, que es un poco más compasiva.
En la serie, han decidido unir los dos caracteres en una sola martha (Rita) que, según el día que sea, se puede comportar como una bruja o como una confidente.

10. “Econowives” o “esposas económicas”

En la historia se nos muestra cómo las criadas van vestidas de rojo, las esposas de azul y las marthas de verde. En el libro, hay otro tipo de clasificación para las mujeres, llamado “esposas económicas” y estas llevan un vestido a rayas que combinan los tres colores descritos anteriormente. Estas esposas son más baratas, y se encargan de más funciones en la casa.
En la serie se ha eliminado completamente este personaje.

11. El protagonismo de Ofglen

En la novela, Ofglen es un pequeño personaje, casi esporádico, que sí pertenece a la resistencia pero que desaparece misteriosamente. No es hasta más tarde que Offred oye que se ha suicidado colgándose porque sabía que la habían descubierto.
En la serie, Ofglen es un personaje con mucho más interés; miembro de la resistencia y, a la vez, una “traidora al género”. Algunos foros de internet dicen, además, que volverá a aparecer en la segunda temporada.

12. La madre de Offred

Offred, en la novela, no es nada activa políticamente, ni participa en las protestas en contra de lo que les viene encima. Este papel lo asume su madre, con la que tiene una relación de amor-odio. Hacia la mitad de la novela, Offred sabe que su madre ha sido enviada a las colonias, pero no si está viva o muerta.
En la serie, se ha eliminado este personaje, y se han repartido sus rasgos de carácter y funciones entre Offred y Moira. No obstante, los creadores de la serie no descartan que aparezca en alguna futura temporada.

13. Los dispositivos de seguimiento

El “pendiende” que llevan todas las criadas, con el que pueden controlar dónde están en todo momento, es una invención de la serie, y en la novela no existe tal cosa. ¿Creéis que, si la novela estuviera ambientada en la actualidad, la autora hubiera considerado añadir algo así?

14. El ojo de Janine

En el libro, a Janine nunca le mutilan ningún ojo, tal y como sucede en pantalla. Eso sí, se vuelve empedernidamente creyente por ser muy influenciable.

15. La primera lapidación

En la serie, la primera vez que vemos cómo las criadas tienen que lapidar a un hombre que ha violado a una criada embarazada provocándole así el aborto, Offred se deja llevar por la violencia y participa activamente del lanzamiento de piedras.
En el libro, en cambio, Offred está demasiado aterrada por lo que le están haciendo hacer, y no llega a participar. Es más bien Ofglen la que empieza a lanzar piedras, y más tarde sabemos que ese hombre había sido falsamente acusado, que en realidad era un miembro de la resistencia y Ofglen solo quería ahorrarle sufrimiento.

16. Janine y su bebé

En el libro, la escena del puente nunca llega a suceder y, de hecho, el bebé de Janine no consigue sobrevivir. Por lo tanto, tampoco sucede la escena de la lapidación de Janine ni el gesto de rebelión por parte de Offred y las demás.

17. La fuga de Moira

En la serie, Moira escapa con la ayuda de Offred que, en el último momento, se queda atrás y no puede acompañarla.
En el libro, Offred no participa de esta fuga. De hecho, Offred oye rumores acerca de la huída de Moira, y no sabe si está bien o si la han pillado hasta que la vuelve a ver en el burdel.

18. La reaparición de Hannah

En el libro, a diferencia de la serie, nunca volvemos a ver a Hannah, y Offred no llega a saber qué ha pasado con ella.

19. El intento de secuestro de Hannah

En la serie, una mujer intenta secuestrar a Hannah en el hospital cuando esta acaba de nacer.
En el libro, este intento de secuestro sucede cuando la niña tiene 11 meses, en un centro comercial.

20. El contenido de la segunda temporada

La novela de Atwood termina tal y como han dejado las cosas al final de la primera temporada. No obstante, hay un epílogo en el que un historiador nos da algunas pistas (pocas, muy pocas) sobre lo que le puede haber pasado a Offred.
¿Qué sucederá en la serie? A partir de ahora, la parte de historia que se podrá adaptar constará solo de directrices, y los guionistas de la serie tendrán mucho más margen para escribir lo que les dé la gana.

Y vosotros, ¿habéis visto alguna otra diferencia que se nos haya pasado?

Anterior ¡Con faldas y a lo loco! Vuelve 'Sugar' el musical
Siguiente 11 Cortos de Terror para NO ver antes de ir a dormir

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *