‘El curioso incidente del perro a medianoche’, en el Teatro Marquina de Madrid


Tras más de cinco años de éxitos sobre los escenarios de medio mundo, el pasado 5 de septiembre se estrenó en el Teatro Marquina de Madrid El curioso incidente del perro a medianoche, la adaptación teatral de la novela del mismo título del escritor británico Mark Haddon.

La producción española, dirigida por José Luis Arellano García, cuenta con la espectacular escenografía de Gerardo Vera, a modo de cancha, y un elenco de diez intérpretes, cuyo magnífico trabajo coral potencia el juego con la novela y su intención de mostrar cómo vive, piensa, siente y ve el mundo una persona con síndrome de Asperger.

La novela y la adaptación al teatro

La novela de Haddon recoge el diario o relato en primera persona de Christopher Boone, un chico de 15 años con síndrome de Asperger que trata de descubrir quién es el culpable de asesinar al perro de su vecina. Lo que no espera, es que esta aventura le llevará a descubrir un secreto muy cercano a él y a superarse a sí mismo.

El joven actor Álex Villazán se pone en la piel del protagonista para deleitarnos con una interpretación brillante, al igual que sus compañeros de reparto, la mayoría de los cuales interpreta a más de un personaje.

La adaptación plantea un juego metateatral interesante, ya que Siobhan, la profesora y confidente de Christopher, propone hacer una obra de teatro con los estudiantes de la escuela a partir del relato detectivesco del adolescente. Siobhan es el nexo entre la novela y la obra de teatro; es la narradora, que lee el relato ante el público y observa las escenas que se suceden entre Christopher y otros personajes, participando de la trama en momentos determinados.

Por otro lado, la adaptación disecciona magistralmente la complicada y entrañable relación de Christopher con su padre y nos brinda la oportunidad de empatizar también con los familiares y de adentrarnos en la personalidad, los motivos y la situación de la madre de Christopher a través de sus cartas y de los recuerdos del adolescente; en este sentido, destaca la bellísima y melancólica escena en que su madre le llama mientras se baña y pasea por la playa.

“Yo veo todo”

El teatro nos permite explorar, analizar en detalle e incluso experimentar los procesos mentales de Christopher gracias a las maravillosas proyecciones y visuales, que, además, imitan los dibujos y gráficos ya presentes en la novela. Todo un despliegue de tecnología.

Estamos dentro de la cabeza del adolescente. Vemos sus sueños de astronauta, el universo, su universo. Oímos lo que él oye y sentimos lo que él siente por un momento cuando se bloquea ante una discusión, una situación estresante o agobiante, o un lugar demasiado concurrido, como es el caso de la estación de tren o el metro. Como bien dice él mismo: “Yo veo todo”. Los efectos de sonido invaden el escenario y el patio de butacas silenciando la voz del resto de personajes en escena.

En su relato, Christopher también plasma sus impresiones sobre el mundo y las personas que le rodean, lo que resulta tremendamente divertido para el público y para la propia Siobhan, que lo lee en alto. Entre otras cosas, el adolescente señala la dificultad que le supone descifrar el significado de las metáforas y el esfuerzo que realiza diariamente en las interacciones del día a día, ya que carece de todo tipo de filtro: “Yo siempre digo la verdad”, repite, aportando un toque de humor.

El síndrome de Asperger desde el humor

En la actualidad, las series de televisión The Good Doctor o Big Bang Theory se basan o recurren a personajes con síndrome de Asperger y describen, más o menos directamente, su experiencia y maneras de hablar y actuar. No sería descabellado pensar que la novela de Haddon ha sido el precedente de estos fenómenos.

El espectáculo explota el humor de la novela a través de escenas breves, que se desarrollan a un ritmo frenético. Un ejemplo significativo es el momento en que Christopher llama a las puertas de los vecinos para preguntar si saben algo sobre el asesinato del perro y varios personajes pintorescos entran y salen de escena por las puertas situadas a ambos lados del escenario. El público se desternilla ante estos individuos tan particulares, que no entienden la manera de entablar relaciones del adolescente, lo que da lugar a conversaciones absurdas y malentendidos con la policía.

Asimismo, la combinación de narración y dramatización también aporta comicidad al espectáculo, especialmente a través de la directora del colegio; en varias ocasiones, inmediatamente después de que Siobhan describe la acción, lo que incluye la reproducción de las palabras de la directora, este personaje interviene en escena, repitiendo exactamente las mismas palabras ya enunciadas por la narradora, de manera que el público se convierte en cómplice del aspecto metateatral y los engranajes del espectáculo.

Un clásico del teatro

La adaptación teatral de El curioso incidente del perro a medianoche es casi un bildungsroman que se centra en la figura de Christopher como ejemplo de superación y en su camino hacia la autosuficiencia. Se trata de un montaje conmovedor, que busca inspirar, que nos invita a aceptar y celebrar la diferencia y a ponernos en el lugar de quien no resulta ser tan distinto a nosotros; un espectáculo de dos horas lleno de sorpresas, especialmente a partir del segundo acto, que animará a más de uno a echarle un vistazo a la novela.

Información práctica

Dónde: Teatro Marquina (Calle de Prim, 11, Madrid)

Duración de la obra: 2 horas aproximadamente

Precio de las entradas: a partir de 14€

Edad recomendada: A partir de 14 años

Horarios: hasta el 14 de octubre

  • Martes, miércoles, jueves y viernes: 20h
  • Sábado: 17h. y 20:15h.
  • Domingo: 18h.

Compra de entradas aquí

Anterior Las 15 canciones más míticas de Disney
Siguiente Los Mejores Escape Room de Terror en Barcelona

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *