Girls Finale. Together


Tristes y desoladoras noticias. Girls ha terminado, nos ha dejado de mala manera. ¿Cómo se supone que vamos a vivir ahora? No sé si lo habréis notado, pero disfruto muchísimo escribiendo sobre Girls, y hoy más, teniendo en cuenta el capitulón con el que ha terminado su segunda temporada.

Publicidad

PD: No hace falta decirlo, pero que sepáis que hoy todo el post es un enorme y detallado SPOILER. Me voy a dedicar a comentar el capítulo Together (2×10) que la HBO emitió la semana pasada.

Primer punto del día: Hannah. La chica está jodida. Esta segunda temporada ha conseguido hundirla en el rincón más oscuro del hoyo más profundo. Se ha convertido en una trastornada, agorafóbica, con una ansiedad de caballo y un miedo crónico. Se le ha sumado la ruptura con Adam, el trastorno obsesivo-compulsivo que tiene desde el instituto y el estrés por escribir el libro. Creo que todo eso se le ha hecho una bola, y al final, sin Marnie a su lado y con Jessa dándose a la fuga, ha terminado como ha terminado: escondiéndose de la gente que va a verla, buscando enfermedades en internet, arrastrándose por el suelo en vez de caminar y acurrucándose debajo de todas esas sábanas.

hannah depre

hannah pelo

La verdad es que Adam también estaba pasando un mal momento, sólo que él no es tan frágil como Hannah. En vez de cavar su propia tumba, Adam estaba intentando salir de ella; empezando algo con Natalia, que no digo yo que no sea una buena persona, pero…no es Hannah. Y Adam lo sabe, en el fondo de su ser, Natalia no está en su misma honda, no es como él. Natalia soportaba las rarezas de Adam, y Hannah las quería con toda su alma. Le gustaba todo lo que Adam pudiera decirle o hacerle. Por eso la segunda temporada tenía que acabar como ha acabado; con Adam corriendo (sin camiseta, clássico) hasta casa de Hannah para decirle “Well, I was always here”. Soy anti-finales moña, pero no tengo nada que objetarle a este. Es simplemente perfecto teniendo en cuenta quien es Hannah y quien es Adam, y lo mucho que se necesitan el uno al otro. Os dejo el momentazo.

Segundo punto del día: Marnie y Charlie. Me voy a ganar unos cuantos enemigos por esto, pero no me gusta Marnie. No me gusta nada. Es el orgullo en persona, no puede dejar de pensar en lo buena que es y en la suerte que tienen las personas que la rodean. Por eso esta segunda temporada ha terminado tan sola. Sin Charlie, sin Hannah, sin nadie que realmente se haga cargo de ella. Me gustó esa primera fase después de romper con Charlie (estoy hablando de la primera temporada), en la que parecía que iba a cambiar su modo de ver las cosas, pero siguió en su línea. Ahora me duele en el alma que se interese de nuevo por Charlie, sólo porque es más masculino, más triunfador y más experimentado que antes. Lo único que ha hecho Marnie es salir fuera de la burbuja en la que vivía con Charlie, para darse cuenta de que no le importa a nadie más. Es cierto que Charlie se ha convertido en alguien distinto, pero eso sólo es el envoltorio, lo que Charlie es en realidad siempre ha estado ahí, pero Marnie no lo ha sabido valorar.

Publicidad

marnie y charlie vuelven

Tercer punto del día: Shoshanna y Ray. Por fin. La ruptura entre Shosh y Ray tenía que ocurrir. Él está demasiado roto incluso para convivir con él mismo, y no es que no merezca que le quieran, pero Shoshanna ahora necesita vivir ciertas cosas que no ha experimentado aún, necesita ser feliz, tener relaciones fáciles (aunque sean superficiales) para, más adelante, poder enfrentarse a una relación como la que tenía con Ray, y luchar por ella. Ray tiene que cambiar, eso es cierto. Tiene que darse cuenta de que no tiene motivo alguno para odiar a todo y a todos. Tiene que empezar a ver la vida con otros ojos, porque su manera de hacer las cosas es mala para él y para los que le rodean. Y Shoshanna también tiene que cambiar, tiene que madurar. Pero para eso la única opción que tiene es romper con Ray para volver con él más tarde (claro que pasará, volverán. Pongo mi mano en el fuego). Me gusta muchísimo la escena de la ruptura escena, porque es apasionada y muy Shoshanna.

ray y shoshanna cortan

Cuarto y último punto del día: ¿Dónde se ha metido Jessa? Ha vuelto a huir de su verdadera vida, como hizo antes de empezar la primera temporada. Ha ido a buscar experiencias únicas, para poder olvidar su vida…y a su padre. Esta temporada hemos sabido muchas cosas sobre Jessa; la hemos visto desmoronarse como antes nunca lo había hecho, y eso nos ha enseñado como es en realidad. Ahora sabemos que todo lo que hace, lo hace porque quiere que su vida signifique algo, quiere que algo de repente le suceda y sea feliz, por eso viaja a tantísimos lugares recónditos del mundo, por eso se casa con ese hombrecillo patético que hacía mashups ridículos en sus ratos libres, por eso hace todo lo que hace. Ahora, no tengo ni idea de cómo va a volver en la tercera temporada. Sólo sé que la echo de menos.

Jessa columpio

En resumen; tan buena temporada necesitaba este apoteósico final, con todos los pasos importantes para todos nuestros personajes, pero sobretodo con la imagen de Adam sosteniendo a Hannah como a un bebé enorme, seguido de una preciosa canción de Fun (Sight of the Sun), que se convierte en la banda sonora perfecta para ese momento, por lo bonita que es, pero también porque nos flipa que Lena Dunham y Jack Antonoff (el guitarrista de la banda) estén juntos.

¿Queréis recrearos más? Mirad lo que la propia Lena comenta sobre este último episodio.

Anterior El romance de My Chemical Romance ha acabado
Siguiente Cortometraje La Graduación

1 Comentario

  1. Avatar
    Mar
    29 marzo, 2013
    Responder

    Me encantaaa!! Gran final de temporada! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *