HITMAN: Agente 47, La peor película del año


Vuelve Hitman: Agente 47. Un asesino que fue manipulado genéticamente desde que nació hasta llegar a convertirse en lo que es hoy, un calvo con un código de barras en la nuca que se hincha a matar gente. (Tal cual). Su objetivo aun no lo tengo muy claro, porque realmente creo que ni él mismo sabe cuál es su objetivo, sólo vemos que hace cosas: explotar coches, montar en helicóptero, saltar sobre un tren, dar puñetazos, patadas, romper cuellos, robar inhaladores a niños pequeños  y ser borde. Y luego, cuando le queda tiempo libre,  intenta deshacerse de una banda súper maligna que quiere crear un ejército de Agentes como él, para sembrar el caos mundial. Pero Agente 47 y su compi guapa de aventuras (más modelo que actriz…) se lo impiden.

Hitman_Agente_47-905036940-large

Publicidad

La película está dirigida por Aleksander Bach y protagonizada por el actor inglés Rupert Friend (Homeland, The Young Victoria), Zachary Quinto (Star Trek: En la edad oscura, American Horror Story), Hannah Ware (Old boy) y Emilio Rivera.

La compañera del Agente 47, resulta que también tiene diversos poderes al haber sido modificada, pero no lo sabe. Para ella es normal ver el futuro. Que para lo único que le sirve es para guiar a su compañero con el coche como si fuera un GPS humano. Ah y también para avisarle que en cuatro segundos aparecerán detrás de él dos señores malignos con pistolas. Y aparte de esto,  es guapa y nada más. Intenta ser como Joanna Dark del videojuego “Perfect Dark”, sólo le falta decir: “Mi nombre es Dark, Joanna Dark y vengo a matarte”. Ella se cree potente y poderosa porque su amigo calvo se lo ha dicho, entonces ella se pinta la raya del ojo, se viste de cuero y ya está lista para matar gente, cosa que nunca había hecho antes. Su primera aparición en la película es buscando periódicos en una biblioteca.

hitman-agent-47-rupert-friend-hannah-ware_bvr9

Publicidad

Como veis, todo tiene mucha lógica. Básicamente es como una mala copia de las 456 películas de Misión Imposible, pero en lugar de ver a Tom Cruise vemos a un calvo haciendo peripecias y matando gente, con ayuda de una Heroína potentorra  como Lara Croft en Tom Raider. Un film que ya hemos visto mil veces, nada nuevo, nada a destacar.

Quizá por esa ausencia de línea argumental lógica, una historia con sentido, o una progresión razonable, Bach haya querido exprimir las escenas de acción a su máximo nivel, para que al menos el público disfrute viendo algo “bien hecho”, aunque he de decir que los efectos digitales son demasiado precarios, el  espectador se siente como en el videojuego “Grand Theft Auto”, ¿Que quieres hacer un Matrix hacia atrás a cámara lenta y matar gente al mismo tiempo? Pues lo haces, ¿Que quieres atropellar prostitutas? Pues lo haces. ¿Que quieres subirte a un tren en marcha, hacer una mortal hacia atrás con tirabuzón y caer de pié sobre el asfalto? Pues también lo haces. A sí es “Hitman: Agente 47”. Un videojuego de 1 hora y 47 minutos sin sentido alguno. Una película que resulta excesivamente agotadora y repetitiva y la facilidad con la que pasan las cosas es exageradamente cómica y absurda, porque no hay que olvidar que estamos viendo una película Señor Bach, no un videojuego.

hitman

Al menos me reí, reírse es bueno para la salud. Lo que pasa que reírse en una película que supuestamente es un Thriller de acción y espionaje, es MAL. Aun así, os animo a que veáis la película y así podamos compartir inquietudes, bobadas y risas.

¡Os dejo con el tráiler!

Anterior Cultura y danza urbana en el HOPMercè 2015
Siguiente Jazz & Food Festival en Barcelona

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *