La Pedrera rinde homenaje a Leopoldo Pomés


La Pedrera de Barcelona acoge hasta Julio una exposición retrospectiva sobre la obra de Leopoldo Pomés, uno de los nombres indiscutibles de la fotografía contemporánea catalana de la segunda mitad del siglo XX. La exposición cuenta con más de un centenar de obras y recorre minuciosamente su amplio universo creativo, desde sus inicios hasta la actualidad.


metro1959-leopoldo-pomc3a9s 1leopoldo

Publicidad

Leopoldo Pomés nació en 1931 en la ciudad de Barcelona. Su primer contacto con la fotografía llegó mientras trabajaba en la librería Vergara y el propietario le enseñó a revelar. De formación autodidacta y compañero de tertulias artísticas con Joan Brossa o Antoni Tapies, muy pronto se interesó por la fotografía, un arte que siempre se mantuvo al margen de las escuelas tradicionales.

Realizó su primera exposición fotográfica en Barcelona dónde presentó una serie de retratos que crearon bastante polémica en la época. En esa primera época destaca la soledad cómo tema recurrente en su trayectoria artística, una temática que fue el hilo conductor de una exposición retrospectiva realizada en Barcelona el 2006. Poco a poco fue decantándose hacía la producción audiovisual en publicidad. Entró en la agencia Pentágono que entonces era una de las que más trabajaba en cine y publicidad. Aunque el ya era fotógrafo pidió que le hicieran una prueba y resultó que lo hizo francamente mejor que muchos otros. En 1961 fundó con Karin Leiz el «Studio Pomés» con el cual se dio a conocer cómo fotógrafo de publicidad. Dirigió asimismo la agencia de publicidad «Tiempo». Es conocido mundialmente por ser el creador de la «burbuja Freixenet». Es director publicitario de la marca del grupo Freixenet y director de los múltiples spots publicitarios que se han realizado. Ha conseguido diversos premios en publicidad en la Bienal de Venecia y en el Festival de Cannes entre diferentes otros muchos reconocimientos.

Publicidad

Dentro de esta retrospectiva de la obra de Leopoldo Pomés encontraremos muchos paisajes de la ciudad de Barcelona que reflejan su manera de entender la fotografía y a la vez el mundo: una mirada humanista que se fija en la vida sencilla, la esperanza y la alegría de la gente, y el compromiso crítico, la pobreza y la soledad. También se fijaba en formas puras que encontraba mientras retrataba su Barcelona, indecisiones, grietas y arañazos, marcas del tiempo que conectan sus imágenes con el arte abstracto. Poco a poco su estilo se fue desarrollando y se adentró en la publicidad y en los retratos de los que resultó ser un gran maestro. Su estilo elegante, luminoso, sofisticado y sensual revolucionó la publicidad de la España de ese momento. Mujeres y retratos son los dos grandes temas de Leopoldo Pomés. En una época marcada por los grandes fenómenos colectivos, los retratos de Pomés ensalzan la persona.

Podréis disfrutar de las vibrantes imágenes de Leopoldo Pomés hasta el 12 de Julio de 2015 en la Sala de exposiciones de La Pedrera, Passeig de Gràcia, 92 en Barcelona. Abierto de lunes a domingo de 9.30 a 20.30h por tan sólo 3€. Un plan muy económico para cualquier domingo de primavera en Barcelona.

Anterior Hipócrates: La denuncia social hecha comedia.
Siguiente Luis Pardo, "el psychomago", entra en tu mente

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *