‘Line of Duty’: La corrupción en la policía británica

Line Of Duty es una de las series británicas más valoradas y que mayor éxito tuvo en el Reino Unido, siendo una de las series más vistas de la BBC2 (canal encargado lanzar producciones de dramas como Peaky Blinders, Wolf Hall o The Shadow Line).

Es un thriller policíaco que trata sobre un departamento de la policía llamado AC-12unidad encargada de luchar contra la corrupción dentro de la policía. Aunque esto a primera vista pueda parecer muy ‘tocho’, os juro que es la serie que mejor ha dado un giro en el guión en mitad de una temporada.

Te desconcierta, te atrapa y debes verte la temporada entera porque no puedes dormir.


PUBLICIDAD


line-of-duty

Por ahora he visto las 3 temporadas de Line Of Duty, de 6 capítulos cada una. Cada temporada aborda la investigación de un caso de corrupción policial diferente, pero el equipo de la unidad anticorrupción se mantiene.

La primera temporada

Empieza con la incorporación del sargento detective Steve Arnott (Martin Compston) procedente de la unidad antiterrorista, que después de un incidente en un operativo, es transferido a la impopular unidad policial de anticorrupción. Se le asigna el primer caso: investigar al inspector jefe Tony Gates.

Ningún caso es tan fácil como parece, porque la AC-12 investiga a la policía, y son personas que conocen cómo funciona el sistema, y pueden esconder y engañar mejor que nadie. De ahí que el argumento sea más escabroso de lo que parece a simple vista.

line-of-duty-tercera-temporada

La segunda y tercera temporada

Steve Arnott trabaja en casos diferentes, siempre acompañado de la detective Kate Fleming (Vicky McClure), junto con el jefe de la unidad, Ted Hastings (Adrian Dunbar).

Todos los casos están perfectamente conectados uno con el otro, incluidos los de la primera temporada, ya que giran alrededor del criminal Tommy Hunter.


PUBLICIDAD


En este sentido crean un hilo argumental muy agudo, ya que generan una conexión latente en todas las temporadas. Aunque sean pocos capítulos, la trama que desprende cada uno es muy potente. Insistimos en que a mitad de la temporada los guionistas suelen ‘jugar sucio’ y cambiarte el hilo argumental completamente, haciendo del culpable el más inocente y al revés. Un momento de pelos de punta y de cabrearte con ellos en voz alta directamente desde tu sofá (es una historia real, ¡lo he vivido!). En Line Of Duty nada es lo que parece, ningún policía se salva y te desgarra una realidad interna que desconoces.

¿Habrán más temporadas de Line of Duty?

Line Of Duty es la creación de Jed Mercurio, aclamado autor británico de libros como Bodies, Ascent, o Un adúltero americano. Parecía que sólo tendría las tres temporadas, pero tenemos suerte: se ha firmado para una cuarta, que se empezó a rodar este mes de agosto para emitirla en 2017 en BBC1, y quinta temporada.

Por ahora ya se sabe que contaremos con la actriz Thandie Newton (Crash) que dará vida a la inspectora Roz Huntley, madre de dos hijos y esposa de Nick (Lee Ingleby), que se ve inmersa en una investigación de la unidad de policía unidad ‘AC-12′. Yo ya estoy nerviosa para que llegue y poder hundirme en esta serie para no dormir.

line-of-duty-serie

Más artículos
15 curiosidades que no sabías sobre Drake