Me habría encantado ser etnóloga


Descubrí el libro de Me habría encantado ser etnóloga de Margaux Motin un día que me puse a mirar cómics aleatorios en una tienda de cómics. Cuando vi el dibujo de la portada y sobre todo, la tipografía, me cautivó en seguida. Cogí el libro y empecé a leer. ¡No quería parar! Me gustó tanto, que casi me lo leí entero. Pero no. Decidí dejarlo, dejar pasar unos meses (para olvidarme de lo que había leído ya) y finalmente, comprármelo. Es muy divertido y fácil de leer.

El libro incluye ilustraciones muy graciosas: femeninas y fashionistas de escenas muy cotidianas. La protagonista intenta ser elegante, llevar una vida fabulosa, pero es muy difícil estar perfecta en todo momento al combinar el trabajo, la casa, los niños, su mascota y las obligaciones familiares. Pero trata estos pequeñosfracasos” los trata de manera divertida e irónica. Es complicado abrir el libro y no sentirte identificada. Y mucho más complicado abrir el libro y no reírte. Habla de la relación con su pareja, su hija, su gato, su hermana, su madre, sus amigas, consigo misma y con la moda.

Aunque lo parezca, no creáis que es un cómic sólo para chicas, porque sus divertidas historias provocan la sonrisa a todo el mundo. La autora sabe reírse de sí misma y de sus sueños optimistas de la vida.

Si leéis el libro y queréis ver mucho más de Margaux Motin, tiene su propio blog en francés.

Anterior Goodnight Gracie. Y a todos los demás
Siguiente Weekend Music del Equipo de Silence

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *