8 Películas de Semana Santa; un no parar de acción y comedia


El otro día intenté convencer a @Kiithic de hacernos budistas, porque siempre me he visto a mi misma visitando un monasterio como Scarlett Johanson en Lost in Translation. No me hizo caso y seguimos en el basto oasis de la falta de religión. Pero sea como sea, esta semana es tradición de películas de romanos y de torrijas.

Para todos vosotros, que sepáis que las películas de semana santa son, en realidad, un no parar de acción y comedia que te vicia y te revicia. Estas son mis favoritas.

1. Ben-hur

Charlton Heston, musicote y un valle de los leprosos. ¿Se te ocurre mejor combinación? En esta película que se fundió todo el presupuesto de la Metro-Goldwyn-Mayer, Judá Ben-Hur tiene que salvar al pueblo judío de la tiranía del imperio romano.

La cosa empieza con una bonita amistad (digna de Tod y Toby) entre Ben-Hur y Messala. Pero…oh, oh. Ben-Hur es judío y Messala es un seguidor enajenado de los dioses paganos romanos. Messala quiere que Ben-Hur delate a los judíos influyentes de Judea para encarcelarlos, pero éste se niega y desata la ira de Messala, que aprovecha la primera excusa que se le ocurre para mandarlo a galeras y apresar a su madre y a su hermana. Cuando Ben-Hur vuelve de sus aventuras en alta mar se lía la gorda; su hermana y su madre se han convertido en…¡LEPROSAS!

Y el pueblo judío está siendo esclavizado. Pero Judá Ben-Hur ha vuelto…para quedarse.

v de vendetta película
Es preciso destacar la banda sonora de Ben-Hur, compuesta por Miklós Rózsa para emular los grandes territorios en los que suceden todas las historias bíblicas. Y es, también, mi película de semana santa favorita. Llena de acción, giros de guión e interpretaciones sobreactuadas de las que molan.

2. La vida de brian

La gran obra de los Monty Python es, en realidad, una parodia de las películas de semana santa y, sobre todo, de Ben-Hur.

la vida de brian

En la película, ambientada en la Palestina de los tiempos del imperio romano, Brian nace el mismo día que Jesucristo y por eso lo confunden con él continuamente, convencidos de que es el nuevo Mesías cuando en realidad es un simple bastardo hijo de un soldado romano llamado Traviesus Maximus y una feminista judía.

Pero los Reyes Magos se confunden de portal y de ahí toda la confusión. Brian intenta convencer al pueblo, bastante cansino, de que él es un mindundi, pero nadie le hace caso. Incluso Poncio Pilatos se cree que está intentando atacar contra el imperio romano al ser el elegido. Y entre todo este follón Brian se enamora de una tal Judith y por ella se une al Frente Popular de Judea.

La vida de Brian convierte al Mesías en un anti-héroe magnífico, en un farsante inútil y en un pipiolo sin oficio ni beneficio. Y también tiene musicote.

3. Los diez mandamientos

Para ver esta película tienes que pedir fiesta un día en el trabajo, porque, como pasa en Boyhood, se relata la vida de Moisés desde que nace. Los diez mandamientos es un clásico de semana santa que incluye zarzas ardientes que escriben sobre las piedras, raves judías y mil y un barbudos (la moda de las barbas empezó en Egipto). ¡Y no hablemos de los efectos especiales!

Es la historia de siempre, con el aliciente de que Moisés tiene que lidiar con los judíos que no quieren ser tan cristianos, y son un poco cabras descarriadas. Esto también sale en El Príncipe de Egipto, pero en vez de ser pecadores parecen los gitanos de Notre Dame.

los diez mandamientos

4. El príncipe de Egipto

La película perfecta para traumatizar a los más pequeños utilizando el magnífico recurso de las plagas de Egipto.

Volvemos a ver al Mesías, pero esta vez está bastante bueno pese a ser de dibujos animados. Y su hermano el tirano está aún mejor. El Príncipe de Egipto nos muestra otra vez la ruptura de una amistad por el tema de la religión. Mientras uno de los hermanos disfruta con la magia de la fuerza de Ra, otro charla con una zarza ardiente que le convence para que haga cosas.

Pero madre mía lo pegadizas que son las canciones. Las dos mejores; cuando los judíos consiguen escapar y la trepidante escena de acción y rifi rafe entre los dos contrincantes que se cargan a los súbditos de cada uno como si no hubiera mañana. Alerta spoiler: Moisés sin la peluca pierde.

el principe de egipto

5. La túnica sagrada

En esta película, la famosa túnica es la que le quitan a Jesús cuando sube a la cruz (bueno, lo suben). Entonces se convierte en una especie de capa de invisibilidad de Harry Potter con poderes, que convierte al cristianismo a todo el que se cubre con ella.

túnica sagrada
Dos oscars, uno de ellos a la mejor dirección, un globo de oro a la mejor película dramática, y muchas hierbas sagradas fueron necesarias para escribir el guión de esta película del 53.

túnica sagrada

6. Dos horas menos cuarto antes de jesucristo

Aprovechando la crisis del sector obrero de los años 80, esta película francesa hace una crítica social del momento con una parodia de Ben-Hur, en la que éste es un mecánico que se hace líder sindical. La revuelta obrera pilla a Julio Cesar de vacaciones en un colonia romana de África y las manifestaciones van a tope.

Complots, corrupción y sindicatos. La lucha obrera en estado puro y con túnicas.

dos horas menos cuarto antes de jesucristo

7. La última tentación de cristo

Gran peliculón de Scorsese, protagonizado por Willem Dafoe. La última tentación de Cristo narra la vida de Jesucristo hasta la crucifixión. Pero una vez ahí, un ángel lo libera diciéndole que no es el elegido, que el Mesías es otro fulano. Entonces Jesucristo lleva una vida de pecado, liberado de toda responsabilidad. Come lo que le da la gana, desea hasta a la hija del vecino, muy rollo Extremoduro, y se lo pasa bien. Después de vivir así de esta manera tan poco cristiana, Judas le dice la verdad; ese ángel era en realidad Satanás, que quería que Jesús muriese como hombre para no obtener la salvación.

la última tentación de cristo
Pero lo que sucede al final es que Jesús le pide perdón a Dios y, luego, se da cuenta de que sigue en la cruz. Moraleja; tú primero haz y luego ya buscas una excusa.

la última tentación de cristo

8. Jesucristo superstar

Si Jesucristo fuera hippie ¿Cómo sería la historia? Pues de esa pregunta nació la película musical Jesucristo Superstar, donde lo de la barba y la túnica es más por el paz y amor que por lo de ser esclavo del pueblo romano.

Todo empieza con un autobús, y se narra la historia de Jesús hasta la crucifixión. En esta ópera rock, Judas es también un personaje simpático, y los judíos llevan florecillas en la cabeza. Y si miramos más allá es hasta una crítica a los medios de comunicación. Jesucristo Superstar es siempre una buena opción.

jesus christ superstar

 

Anterior 11 series de dibujos animados que cualquier adulto disfrutaría
Siguiente Todo sobre el Salón del Cómic de Barcelona 2018

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *