Rosa-Luxemburg: Los discípulos de Georg Cantor


El blogger Pol Santaló nos hace hoy una recomendación musical muy de nuestra tierra.

Cuando el matemático y filósofo alemán Georg Cantor creó la teoría de conjuntos moderna en el siglo XIX, poco se esperaba que un grupo de rock de Barcelona, con nombre de revolucionaria marxista, utilizaría su idea para dar nombre a su disco.

Publicidad

Después de cuatro años de silencio discográfico, la banda barcelonesa Rosa-Luxemburg vuelve a los escenarios con su nuevo trabajo Teoria de Conjunts.
La banda recupera el formato clásico después de que en 2011 presentasen Classe Mitjana (Zeppo Records 2011), una novela musical en que cada canción era un pequeño capítulo de una historia que reflexionaba entorno al suicidio.

El título de este trabajo, Teoria de Conjunts, no es casual, y describe perfectamente los diferentes «conjuntos» -que en el disco vendrían a ser las temáticas que emanan de las canciones- como la ironía, el amor, la reivindicación, la muerte e incluso homenajes -como la versión de Joan Pau Giné Hi ha los– o la adaptación, con fragmentos de La Internacional de Pierre Degeyter i La Varsioviana de Wacław Święcicki, Marx vs Bakunin. Conjuntos que, aun siendo diferentes, puestos en intersección, como se puede apreciar en la imagen de dentro de la carátula del disco, tienen un nexo común entre ellos.

rosa luxemburg teoria de conjunts

Publicidad

rosa luxemburg cartell
Uno de los rasgos diferenciales de la banda es, sin duda alguna, su tono irónico y, al mismo tiempo, reivindicativo que también podemos encontrar en este trabajo especialmente en la canción Teoria de la imatge. En ella, los barceloneses reflexionan sobre el lado más oscuro de las redes sociales, y la necesidad que estas han creado de mostrar e idealizar, falsamente, nuestra vida diaria hasta alcanzar niveles surrealistas como el de compartir una foto de nuestro desayuno.
Esta canción viene acompañada de un videoclip-corto – al estilo Thriller – lleno de crítica social y en la misma línea reivindicativa con cameo de José María Aznar incluido.

En cuanto a sonido, el grupo recupera el de sus trabajos previos a Classe Mitjana, pero hace un paso adelante en la incorporación de sintetizadores y sonidos electrónicos, muy presentes durante todo el LP y que recuerdan a bandas como Devo o Ultravox. No es de extrañar pues que Rosa-Luxemburg sea uno de los únicos grupos de la escena musical catalana que tiene dos teclistas.

Disco muy recomendable que empezará a rodar por les escenarios a partir del próximo 12 de marzo en el Festival BarnaSants en el Auditori de Barcelona. No os lo perdáis!

Anterior Nosotros también opinamos del "Amanecer" de Edurne (WTF?)
Siguiente El Bates Motel abre de nuevo

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *