The Leftovers, lo nuevo de la HBO


La nueva joya de la HBO. La gente dice que va a ser la serie estrella de la productora este año. No sé si serie estrella, pero que hay que verla, eso os lo aseguro. Hablo de The Leftovers, señores. Un show que lleva sólo un capítulo y que ya ha dado de que hablar.

the-leftovers-premiere-hbo

Se ambienta en un mundo como el nuestro, hasta ahí todo normal. Pero, sin previo aviso ni explicación, en un momento dado se dan miles y millones de desapariciones de personas en todo el mundo. Personas elegidas al azar, que no tienen nada que ver las unas con las otras. Bebés, personas mediáticas, madres, asesinos e incluso el propio Papa de Roma (no es una manera de hablar, desaparece también). La serie tiene lugar tres años después de estas desapariciones, cuando muchas cosas han pasado a raíz de ello. El personaje principal es Kevin Garvey (Justin Theroux), un policía del pueblo de Mapleton. También lo son sus dos hijos Jill (Margaret Qualley) y Tom (Chris Zylka). Y, atención, también será clave el personaje de Meg Abbott que está interpretada por la gran y maravillosa Liv Tyler. Veamos el trailer.

Es una trama extraña, con muchas preguntas que no se resuelven en el primer episodio, pero de eso se trata ¿no? De no romper la magia del interrogante. The Leftovers es una de esas series que nos pondrá una zanahoria delante de las narices, y nos hará ir saltando de capítulo en capítulo como conejitos. Dicen que es similar a Lost, pero yo no lo creo. Tiene esa manera de hacer, ese modo de dar información con cuentagotas, pero todo se reduce a eso, creo. Entremos en profundidad en el primer episodio.

¡ALERTA SPOILER!

En el pueblo de Mapleton, como en el resto del mundo, hace ya tres años que desaparecieron más de 100 personas. Y, como cada año, llega la fecha en la que estas desapariciones tuvieron lugar, y se quiere hacer un acto para conmemorar a la gente que se fue para siempre. Hasta ahí bien. Ahora, el tema de las sectas, la gente vestida de blanco, Wayne y su lugar secreto, los perros…Estoy muy perdida.

kevin the leftovers

En el primer episodio no explican muy bien qué significado tiene cada colectivo, pero esto es lo que sospecho; el grupo que tiene su asentamiento en el pueblo (los que van vestidos de blanco), son personas a las que no se llevaron el día D. En cambio, creen que los que se fueron, dejaron la tierra para ir a un lugar mejor. O dejaron este mundo, o dilo como quieras, pero la idea es esa. Creen que están en este mundo de paso, que están en un sueño del que despertarán. Además, ellos creen (y parece ser que la mayoría del pueblo) que los desaparecidos fueron elegidos por ser héroes, pero esa no es la verdad, pues se llevaron a gente mala también. “El día de los héroes” le llaman al cumpleaños de las desapariciones.
Las excentricidades de estas siempre en silencio y fumar me han encantado. “We are living reminders” dice en los baños de esta gente. Lo son; son recordatorios de que van a ir a un lugar mejor. O al menos eso creen ellos. Por eso persiguen a la gente del pueblo; quieren que se unan a su “causa” o, directamente, abrirles los ojos. Mucho repelús cuando se quedan mirando en silencio a aquellas personas a las que quieren en su grupo.

we are living reminders

Laurie (Amy Brenneman) es la mujer de Kevin y la madre de sus hijos, pero les ha abandonado para vivir con los que visten de blanco. Debe de creen en serio en la causa, o habrá perdido la fe en todo lo demás. Meg (Liv) también se ha ido con ellos.

Liv
Por otro lado, el lugar secreto regentado por Wayne, una especie de profeta que por lo que se ve cura el estrés, me tiene toda descolocada. Tom trabaja para él pero no es igual que los que viven allí. Los que viven allí tienen que ser protegidos por alguna razón. Y Weyne cree que la fecha en la que cumplen tres años de las desapariciones pasará algo importante. Ya nos llegará más información en los próximos capítulos.

Tom Wayne

Pero no sólo los dos grupos sectarios son lo interesante de la serie. La familia de Kevin Gravey se lleva la palma. Él es policía…como en The Walking Dead. Aquí he visto poca originalidad, a menos que esté muy bien justificado más adelante. Eso sí, que su personaje es turbio, eso lo sabemos desde el primer momento. Está atormentado por los sucesos relacionados con su mujer, y no sabe cómo mantener a su familia en pie después de eso. Tom es el primero en distanciarse, pues está trabajando para ese tal Weyne y no contesta las llamadas de su padre. Y Jill está cansada de cómo la vida va sucediendo, de cómo los acontecimientos le han quitado todo lo que tenía y tiene una tristeza tan profunda que no puede escapar de ella. A mi todo esto, como que me encanta.

Jill
Y aquí vienen las preguntas existenciales.
¿Creéis que tiene algo que ver con alienígenas? ¿Es realmente igual que Lost? ¿Por qué narices los perros se han vuelto agresivos? ¿Qué tiene esto que ver con lo demás? ¿Es el ciervo que Kevin ve continuamente algo importante? ¡Queremos una respuesta, y queremos que sea buena!
En Silenzine hemos visto este episodio piloto y hemos estado barajando posibilidades. ¿Son estas sectas la lucha constante entre la cienciología y la religión? Entre nosotros nos gusta teorizar, y por eso hemos discutido con uñas y dientes sobre porqué la serie es buena o no lo es, además de intentar buscarle el sentido a todo lo que ocurre en este primer episodio. ¿Queréis saber la opinión de los demás? Antes dejadme deciros, que yo no me voy a quedar sin saber qué pasa en esta serie llena de misterio y, como todo show de la HBO, con una genial banda sonora.

Anterior Fiesta de la Sostenibilidad 2014
Siguiente Review y resultados de LKXA Extreme Barcelona 2014

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *