‘Dos Cataluñas’: Netflix estrena un documental sobre el “procés”


AVISO: Silenzine solo informa del estreno de un nuevo documental sin posicionarse políticamente al respecto.

El documental acompaña a los candidatos en su recorrido a lo largo de toda Cataluña, Bruselas y hasta llegar a la prisión de Estremera. Muestra la cara nunca vista de estas elecciones: el backstage de los mítines, la preparación de los debates y la intimidad de los candidatos durante la campaña y en la noche electoral.

Entrevistan a intelectuales, juristas, políticos, periodistas y ciudadanos para ayudarnos a reflexionar sobre la situación, entender más allá de lo que nos han contado en las noticias y porqué hemos llegado a esta difícil situación.

¿Es un documental independentista?

No. El título ya te dice que por lo menos cubre los dos lados. Además, no solo muestra esas dos posturas absolutistas sino que también te muestra diferentes visiones de la gente.

“Si hay siete millones y pico de catalanes, habrá siete millones y pico de Catalunyas, y cada una con sus matices” – Gerardo Olivares

Manifestación independentista convocada esta tarde por la ANC (EFE)

A pesar de hablar de la guerra del 1714Dos Cataluñas no entra demasiado en la parte histórica de este sentimiento. Pero si que da algunas pinceladas para contextualizar la situación en Cataluña. Sobre todo para los espectadores extranjeros o que no conocen la situación.

Así que no. No es un documental independentista.

¿Qué veremos en el documental Dos Cataluñas?

En la mayor parte del documental veremos como siguen a los políticos durante la campaña electoral del 21 de diciembre, fecha en la que algunos ya estaban en la cárcel y Puigdemont exiliado en Bruselas.

Desde el primer momento dejaron bien claro que las reglas del juego eran iguales para todos y que tendrían que ir con cámaras encima todo el día y no solo cuando a ellos les apeteciera. No fue gran problema para ellos ya que al final consiguieron hacerles entrevistas mucho más pausadas y en profundidad. Y por supuesto, también pudieron captar todas las emociones que vivieron durante todo el proceso.

(EFE)

Podremos ver entrevistas de Josep Borrell, antes de ser ministro de Exteriores, Carme Forcadell, la expresidenta del Parlament de Catalunya, Jordi Turrull y Raül Romeva antes de ingresar en prisión, Miquel Iceta, el socialista, Xavier Domènech, el candidato de En Comú Podem, Inés Arrimadas, el jefe del gabinete de Mariano Rajoy (y única representación del PP junto a Andrea Levy) y, por supuesto, Carles Puigdemont.

Solo les fallaron dos personas: Oriol Junqueras por estar en la cárcel y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría “porque ni nos contestó entre todo el fragor tras el 1-O”.

Se meten en el coche oficial de Inés Arrimadas, entran dentro del despacho de Quim Torra, dentro del cubículo de 8 metros cuadrados desde el que Carles Puigdemont lanzaba sus mítines en Bélgica o en el autocar con el que ERC recorría los pueblos de Catalunya en la campaña autonómica.

El documental explica los hechos a un ritmo vertiginoso, casi como si fuera un partido de tenis. El único momento en el que parece surgir un consenso entre todos los bandos es cuando hablan de la brutalidad policial durante el 1 de octubre y la responsabilidad total del expresidente popular.

Las imágenes que salieron de aquel día sirven como un punto de inflexión del documental. La mayoría de entrevistados, tanto por un lado como por otro, lo describen como “Un fracaso de la democracia“.

Agentes de la Policía Nacional, durante un dispositivo del 1 de octubre (EFE)

Como reza la cita de Daniel Patrick Moynihan que encabeza el documental, “todo el mundo tiene derecho a su propia opinión, pero no a su propia realidad“. Y no hay realidad democrática posible en la que la diferencia de opiniones se resuelva a porrazos.

¿Cómo ha conseguido salir en Netflix?

A diferencia de las series, Netflix decide qué documentales sacar según las propuestas que reciben. Da igual que sea sobre una secta de la India viviendo en Oregon o del actual presidente de Estados Unidos mientras sea un tema atractivo y sobre todo, de interés general.

De hecho, Lisa Nishimura, la vicepresidenta de los documentales de Netflix, dijo en una entrevista con Cinemanía que lo que busca Netflix es que les propongan historias que no te hayan dejado dormir en los últimos meses porque quieres contárselas al mundo de una manera determinada.

Y es exactamente lo que hicieron los directores, Gerardo Olivares y Álvaro Longoria, cuando vieron la pobre cobertura que le dieron a nivel internacional del conflicto catalán.

“En los medios internacionales no se estaba explicando bien, lo simplificaban todo. Así que llamamos a Netflix y les propusimos contarlo meticulosamente para todo el mundo” – Gerardo

La marca Netflix les ayudó muchísimo para conseguir las 85 entrevistas del documental. De hecho, aceptaron a colaborar con ellos y utilizarlos como altavoz cuando se enteraron que las imágenes saldrían en Netflix.

Os dejamos el tráiler para acabar de convenceros de darle una oportunidad a este documental.

Tráiler

Anterior 11 películas dentro de videojuegos (literalmente)
Siguiente Crónica del Primer día en el Festival de Sitges 2018

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *