Razones (de peso) para empezar a ver la segunda temporada de Westworld


Ha pasado tiempo ya desde el final de la primera temporada de Westworld en 2016, un final cuanto menos espectacular que nos dejó con muchas ganas de saber cómo iba a continuar este western de ciencia ficción con tintes filosóficos.

Podemos decir que esta segunda entrega empieza más que bien, con acción, con incógnitas, sorpresas y muchos misterios que resolver.

Pero hay unas cuantas razones por las que de verdad merece la pena comenzar con la segunda entrega de esta ficción, que nos habla de inteligencia artificial y los límites de la misma a través de las idas y venidas de anfitriones y huéspedes de un parque temático.

¡ALERTA SPOILERS!

1. Mujeres al poder

Westworld es muchas cosas: fascinante, impactante, confusa, violenta, inteligente, bella y ambiciosa. Es una de esas series que tiene significado. Es intrincada y polifacética y también revolucionaria en muchos aspectos, uno de ellos es la carga feminista que lleva.

En su primera temporada vimos la presentación de las mujeres como arquetipos, Maeve (Thandie Newton) y Dolores (Evan Rachel Wood), la prostituta y la virgen, utilizadas como objetos para satisfacer las fantasías de los huéspedes. Pero precisamente esas dos anfitrionas son las que consiguen despertar su conciencia, entrar en sí mismas para levantarse contra los hombres que crearon el sufrimiento que las define.

En esta segunda temporada serán ellas las que encabecen la revolución, seguidas de otras mujeres y de anfitriones que, no por casualidad son negros, hispanos o de otras razas, rebelándose contra el estereotipo del gran macho blanco americano.

2. El hombre de negro

El malo malísimo: cruel, ególatra, duro, la representación del malvado macho blanco del que antes hablábamos.

En el capítulo final de la primera temporada cae al recibir un tiro de Dolores, pero… sorpresa; no ha muerto,  y a pesar de todas las atrocidades que le hemos visto cometer no podemos evitar una sonrisa cuando vemos a un Ed Harris en todo su esplendor, levantándose y recuperando su sombrero.

No sólo no tiene miedo, sino que está encantado con la revolución de los anfitriones. Esto ya no es un juego, es real, es lo que él ha estado buscando y por fin lo tiene.

3. El verdadero propósito de Westworld

La premisa de la serie nos vende Westworld como un parque temático futurista. Un lugar creado para que los ricos y poderosos disfruten de “los placeres más violentos”, con unos androides perfectos e idénticos a humanos con los que cumplen sus fantasías más depravadas, pero ¿y si no fuera así? ¿y si WestWorld tuviera otro fin oculto?

En el primer episodio de esta segunda temporada, nos cuentan como en el parque guardaban ADN de los huéspedes sin que ellos lo supieran, pero no explican el por qué de esta acción. Una de las teorías más populares entre los fans de la serie es que se trata de un complot de Delos, una forma de sustituir a personas con mucho poder por androides idénticos, los cuales podrían manejar como títeres.

Tendremos que esperar para desvelar esta incógnita, pero, si así fuera la serie daría un giro tremendo y no podemos perdérnoslo.

4. Los otros parques

Una de las cosas que puede tener en contra Westworld es el “género”. No a todo el mundo le gusta el salvaje, salvaje Oeste. Vale que esta serie es ciencia ficción sí, pero también es un western, o al menos lo era.

Al final de la primera temporada intuimos que había otro parque debido al descubrimiento de una armadura samurai dentro de las instalaciones de Delos, y en esta segunda temporada nos acaban confirmar que hay otros parques y no están basados en el Oeste, se van mucho más lejos, nada menos que hasta Asia.

Y hasta aquí los motivos que nos ha dado HBO para continuar esta estupenda ficción. WestWorld Season 2 promete sorprender mucho y para bien.

 

*Artículo escrito por Olaya Herrero

Anterior ¡Lo que nos espera después de Vengadores Infinity War!
Siguiente Teoría de 'Harry Potter': Albus Dumbledore representa a la Muerte

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *