Nicholas Barclay portada

El increíble documental sobre ‘El Impostor’, Frédéric Bourdin

En agosto de 1997, un chico tímido y asustado aparece en una cabina telefónica de Linares (Jaén), España. El joven, que aparenta unos 16 años, no dice ni una palabra pero por su lenguaje corporal la policía deduce que está huyendo de alguien y que probablemente haya sufrido abusos sexuales. Lo ponen a salvo en un centro de menores sin saber siquiera cómo se llama. Así empieza la increíble historia de Frédéric Bourdin, el camaleón francés.

 El_impostor_cartel

‘El Impostor’ es un documental británico dirigido por Bart Layton y presentado en el Sundance Festival de 2012. En España se estrenó en mayo de 2013, y actualmente no está en ninguna plataforma de pago pero lo encontrarás colgado al completo y con subtítulos en Youtube.

Mezclando documentos reales y recreaciones con actores, el reportaje tuvo 32 nominaciones de las cuales ganó 12, entre ellas a mejor documental internacional y producción en Sundance Film Festival y dos BAFTA como mejor debut de un escritor, director o productor británico.


PUBLICIDAD - SEGUIR LEYENDO



Con la estructura de un thriller psicológico, el documental trata sobre el caso de un niño de 13 años de Texas llamado Nicholas Barclay que desapareció en junio de 1994 sin dejar rastro. Tres años después, un joven que afirma ser el chico desaparecido aparece misteriosamente en España.

¿Quieres escuchar el capítulo del podcast de Las Culturetas sobre el documental de El Impostor?

En nuestro podcast Las Culturetas analizamos a profundidad el documental y profundizamos en las teorías que quedan abiertas. ¡Escúchanos y reflexiona con nosotras!

Pero te advertimos que somos un podcast de humor, así que hacemos bromas sobre la calidad del documental, algunos personajes y situaciones, pero NUNCA nos reímos de las víctimas.

¿Quién es Nicholas Barclay?

Nicholas Barclay es un niño estadounidense que desapareció el 13 de junio de 1994 en San Antonio, Texas. Fue visto por última vez cuando estaba jugando a baloncesto con sus amigos. Él llamó a su familia para que lo fueran a recoger, ya que estaba empezando a anochecer, pero su madre estaba dormida y su hermano mayor se negó a ir por él. Nicholas nunca volvió a casa.

Nicholas-Barclay

Tres años después de su desaparición, las autoridades reciben la noticia de que han hallado a un chico en el sur de España que afirma ser Nicholas, y que por lo visto consiguió escapar de sus abusadores. Todo parece la mejor de las notícias para la familia si no fuera por algunos detalles: Nicholas habla inglés con un extraño acento francés, su melena rubia caucásica es resultado de una decoloración casera y, lo más sorprendente de todo, sus hermosos ojos azules son ahora marrones al más puro estilo mediterráneo.

Nada de esto parece importarle a los Barclays, la familia de Nicholas. Ellos simplemente son felices de tener al pequeño de vuelta a casa.

El impostor, la estrella del documental

No obstante, el chaval que llegó a la familia texana era en realidad Fréderic Bourdin, un francés de 23 años que suplantó la identidad de Nicholas para empezar una nueva vida. Haciéndose pasar por un trabajador social del centro de menores donde se estaba hospedando, consiguió contactar con varios entes gubernamentales que le facilitaron el contacto de la familia. Finalmente habló con Carey Gibson, hermana mayor de Nicholas, que tan pronto supo que su hermano estaba vivo en Andalucía, viajó rápidamente a España sin tener muy claro donde está ubicado este país.

Carey Gibson Hermana de Nicholas

Mientras tanto, Bourdin se estaba decolorando el pelo, tatuandose las letras que tenía Nicholas en sus manos y hombros y escogiendo unas gafas oscuras que cubrieran sus ojos. Por suerte para el timador, al igual que Nicholas, él tenía un espacio entre sus dientes frontales. Todos sus esfuerzos parecieron dar fruto, ya que Carey reconoció a su hermano inmediatamente, el consulado le dio el pasaporte estadounidense y viajaron juntos a San Antonio para volver a vivir con su familia.

Frederic_Bourdin_pelo_decolorado

Los Barclays lo recibieron en el aeropuerto al completo. Todos estaban felices, mientras Bourdin llevaba varias capas de ropa de abrigo con las que pretendía engañar a todo el clan. Y así lo consiguió. Berverly Dollarhide, la madre de Nicholas, lo hospedó en su casa, como si realmente fuera su hijo de 16 años. Lo matriculó en el Instituto e iba a clase cada día en el típico autobús amarillo. Todo parecía ir bien para Bourdin, que se aprovechó de trillada pérdida de memoria debido al estrés postraumático; tenía esa excusa para no acordarse de nada ni de nadie del pueblo.

Berverly Dollarhide, madre de Nicholas

Sin embargo, el caso de Nicholas era tan particular que suscitó el interés de la Agente Especial del FBI Nancy Fisher. Ella investigó los detalles de la supuesta red de explotación infantil controlada por militares extranjeros, en especial mexicanos, estadounidenses y europeos de la que el impostor había escapado. Según la historia que contaba Bourdin, los secuestradores abusaban sexualmente de los niños todas las noches, les prohibían hablar en inglés, razón por la cual olvidó hablar correctamente su lengua materna, y les aplicaban un colirio especial para cambiar su color de ojos. Curiosamente, Fisher creyó estas historias y las empezó a investigar con los demás agentes federales.

Nancy_Fisher_Y_Charlie Parker

No fue hasta marzo de 1998 que se reveló el pastel. Charlie Parker, un investigador privado contratado por un canal de televisión, descubrió que Bourdin no era Nicholas debido a que las orejas de ambos eran diferentes. Por su parte y gracias a un psicólogo del FBI, se descubrió que Bourdin era un impostor y que el verdadero Nicholas aún estaba desaparecido. Aun así, la familia Barclay seguía creyendo que el francés de 24 años y ojos marrones era el rubio de ojos azules Nicholas. Incluso se negaron a realizar los exámenes de ADN.

¿Quién es realmente Fréderic Bourdin?

Tras descubrir que Frédéric Bourdin no era Nick, las autoridades averiguaron que estaba siendo buscado por la Interpol por varios robos de identidad en diversos países europeos. Así fue como arrestaron al conocido en Francia como “El Camaleón”. Pero, espera; la historia no acaba aquí.

Frederic_Bourdin_Retrato

Bourdin, una vez en la prisión, declara a la policía que la familia Barclay había asesinado a Nick, y que por eso les vino como anillo al dedo que él dijera que era el pequeño desaparecido.

A esto, Carey Gibson bromea:

“Trajimos a un desconocido desde otro país para ocultar algo que nadie estaba investigando”.

La hipótesis también fue compartida por Parker y por el FBI, ya que les extrañó que dejaran vivir a un desconocido en su casa. Interrogaron a Berverly Dollarhide con el polígrafo, el cual superó dos de tres pruebas. Otro testimonio importante era el de Jason Barclay, quien era un sospechoso de la desaparición de su hermano menor, pero lamentablemente Jason murió presuntamente por una sobredosis de narcóticos. La familia indicó que el tío de Nick se había convertido en una cabeza de turco sobre el supuesto asesinato del pequeño. La investigación del posible homicidio fue abandonada por falta de evidencias.

En Septiembre del 98, Bourdin se declaró culpable por fraude de pasaporte y perjurio. Fue condenado a seis años de prisión, el doble de lo normal por estos crímenes. En 2003, fue deportado a Francia donde cumplió el resto de la condena. Al salir, El Camaleón suplantó la identidad de Léo Balley, un niño de 14 años que llevaba desaparecido desde 1996. Por suerte, hicieron un test de ADN y lo detuvieron con cuatro meses en prisión.

svg%3E

En 2004, en Madrid, se hizo pasar por Rubén Sánchez Espinoza, un niño desaparecido cuya madre había sido asesinada en el ataque yihadista de Atocha. Al descubrirlo lo deportaron de vuelta a Francia. En 2005, otra vez en España y ya con 31 años de edad y con una calvicie incipiente, volvió a suplantar la identidad de otro menor de 15 años cuyos dos progenitores habían fallecido en un accidente de tráfico. Llegó a asistir al instituto con otros niños, y para mantener la mentira de que era un adolescente se depilaba los brazos y las piernas, ocultaba la barba y su calva con bufandas, gorras, gafas y vendajes. Finalmente lo descubren cuando un profesor vio un reportaje sobre El Camaleón, y volvió a prisión. Fréderic asegura a día de hoy que ha suplantado más de 500 identidades durante toda su vida en más de doce países.

Gif de Bourdin Bailando

Nadie ha llegado a entender el porqué un adulto se quiso hacer pasar por un niño pequeño (o, mejor dicho, varios). Bourdin no es ni pedófilo ni busca una ganancia financiera, ni tampoco tiene una enfermedad mental diagnosticada.

“Yo sufría y no quería beber alcohol, tomar drogas o suicidarme, solamente quería encontrar cariño y gente que me cuidara”, asegura el impostor.

De hecho, después de la última vez que fue detenido acabó abruptamente con los engaños. El hombre de 32 años, calvo y con un tatuaje en el brazo en el que se lee: “caméléon nantais”, recogió a un gato callejero y se casó con una mujer francesa que se sintió conmovida por su historia. Actualmente, es padre de cinco niños y asegura que ahora no quiere cambiar de vida.

Fréderic Bourdin familia

El caso de Nicholas Barclay sigue abierto y continúa aún desaparecido. Hoy tendría más de 40 años. La familia no ha vuelto a hacer declaraciones y continúan pensando que el caso de su hijo no ha sido resuelto porque a las autoridades solo les interesaba resolverlo cuando creían que ellos estaban involucrados.

Cártel de niños perdidos con la foro de Nicholas y la foto de un retrato robot de cómo estaría ahora

¿Qué te ha parecido este caso? ¿Conocías a Frédéric Bourdin? ¿Te parece que sus sentencias son justas? ¡Déjanos tus comentarios!


PUBLICIDAD - SEGUIR LEYENDO



Más artículos
El Principal del Eixample Header
El Principal de l’Eixample