‘Les distàncies’ es un film imprescindible


Les distàncies’ (“Las distancias”, en castellano) es un largometraje catalán dirigido por Elena Trapé que se ha estrenado en las grandes pantallas este mes de septiembre (así que ya podéis ir a verlo). Después del éxito en festivales de otras películas como ‘Les amigues de l’Àgata’ o ‘El rey borni’ (aunque sobretodo la primera), nos ha quedado claro que la tendencia nacional es la del conflicto intimista, el desgaste de las relaciones de amistad y el duro trabajo en la construcción de los personajes. En ‘Les distàncies’ no pasa mucho de nada en concreto, y es eso precisamente lo que hace que sea una historia tan especial, y especialmente bien contada. Pero, dejadme que os cuente de qué va.

La historia de siempre y la de todos

‘Les distàncies’ empieza con un viaje que cuatro amigos emprenden para visitar al otro expatriado del grupo, que ahora vive en Berlín. Olivia (Alexandra Jiménez), embarazada y cabecilla pensante de la escapada relámpago, Eloi (Bruno Sevilla), un tipo entusiasta que necesita que lo animen por algo que aún no conocemos y Guille (Isak Férriz), que viene acompañado de su prudente novia Anna (Maria Ribera) deciden hacerle una sorpresa a Comas (Miki Esparbé) para celebrar su 35 cumpleaños. El anfitrión, nada más recibir a sus viejas amistades, se siente claramente incómodo. Y a partir de aquí, nos preguntamos: ¿Quiénes eran estas personas cuando se conocieron y quiénes son ahora? Recogiendo los pedacitos que nos dan en cada conversación, en cada mirada de complicidad o en cada silencio vamos descubriendo la tela de araña que se ha tejido entre sus vidas, durante los años que han estado todos juntos. Pero, está claro, las cosas han cambiado, y durante el film vamos a saber hasta qué punto.

Los personajes y los pequeños detalles son las joyas de la película

Está claro que lo que brilla en la película son los conflictos que cada personaje está viviendo, sus motivaciones y la honestidad con la que estos están escritos. Olivia, Eloi, Guille, Comas e incluso Anna, son difíciles de digerir; están, como me gusta decir a mí, un poco podridos por dentro (como lo estamos todos, en algún momento de nuestras vidas, o siempre). Todos tendrán que lidiar con el desengaño que supone el cambio, el paso del tiempo y las circunstancias que definen a uno en la vida, y la manera en cómo Elena Trapé decide contar esto es desde cruda hasta delicada. Todos los personajes pasan por una especie de luto durante su viaje, pero cada uno de ellos lo vive de un modo tan distinto que el conjunto enriquece muchísimo a la historia.

La espontaneidad con la que surge todo durante los 99 minutos del film nos acerca muchísimo a dichos personajes, y el nivel de empatía llega a ser brutal. Uno de mis detalles favoritos de toda la película, a parte de lo obvio que ya he comentado, es cómo se introduce el tema del bilingüismo que no se trata muy a menudo en el cine. En el grupo de amigos todos hablan catalán y, en cambio, Olivia es castellano parlante, y por eso las conversaciones son un baile en el que saltan de un idioma a otro. Esto, además de darle frescura a la película, refleja una realidad social muy presente y muy poco representada.

El viaje de estos héroes a través de los mares de la amistad no sería lo mismo sin esas incógnitas que en el film deciden dejar en el aire. Desde el propio final, que nos da la última pieza de un puzzle que nos crea aún más interrogantes, hasta el tener que creer a unos narradores de los que no nos fiamos mucho, pues cambian su discurso según les parece o, más bien, se guardan su verdad para ellos mismos. Y si a esto le sumamos que los actos de los personajes hablan más por ellos que los diálogos que salen de sus bocas, terminamos amando sus rarezas y al mismo tiempo odiándolas.

 

Lo que vengo a decir con todo esto es que ‘Les distàncies’ es una obra inteligentemente escrita y dirigida, directa y de una crudeza preciosa. Un estudio intimista de cinco personalidades que explotan de maneras completamente distintas. Y un reflejo de nosotros mismos.

Anterior SORTEO: ¡Gana un bono regalo del Lock Clock Escape Room "After-Party"!
Siguiente "The Predator": más grande, más fuerte y más divertido

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *