«Els Feréstecs» en el Teatre Lliure de Montjuïch


Este año tuvimos el placer de contar otra vez con la obra «Els Feréstecs» en el Teatre Lliure de Barcelona. El 2013 esta obra ganó uno de los Premios Butaca, concedido por votación del público. Supone un privilegio que el público sea quien dé el premio, ya que hoy en día el teatro se mueve por opinión y por el boca a boca. Y este año he tenido el privilegio de poder verla.

Está dirigida por Lluís Pasqual, director también del propio teatro. Cuenta con un gran electo de actores de la escena teatral catalana. Lo mejorcito, en un sólo escenario. Pero siendo redundante en el tema, el «escenario» también destaca por si mismo. Es un escenario giratorio. Va girando según los actos en que se compone la obra. Cuando finaliza un acto, gira de cara a una nueva escena, donde te encuentras los actores preparados para enlazar la historia. Eso supone que de escenografía no hay… Sólo los actores y el espacio vacío a su alrededor. Pero si os soy sincera, no les hace falta!!! Ellos solos lo llenan al completo.

Publicidad

Els Feréstecs

 

La historia de «Els feréstecs» (traducido como los «salvajes«) es de Goldoni. Trata sobre 4 «salvajes» que se oponen a la felicidad de sus jovenzuelos hijos. Todo transcurre alrededor de un posible matrimonio entre los hijos de dos familias, y como por arte de magia, se enreda todo. ¿Por qué? Porque las mujeres tenemos la debilidad de manosear las cosas a nuestro aire, aún sabiendo la tozudez y orgullo de los hombres. Así es como empieza el enredo… Y las risas del público.

Durante el Carnaval, Pepito y Salvador, con Tomeu y Arturo (4 salvajes metidos en el pasado) han pactado el matrimonio de sus hijos, Llucieta y Quimet. Los dos jóvenes no se han visto nunca, y se conocerán directamente el día de su boda. La hija empieza a intuir cosas, y los padres deciden que nadie la puede ver y que, quien la vea, se tendrá que casar con ella. No cuenta con que el espíritu liberal y doméstico de las mujeres y los jóvenes, que desean un estilo de vida más sincero y abierto.

 

Excelente actuación de Laura Conejero

 

Es teatro absurdo y sincero. Sátira de una sociedad, en este caso, de la catalana. Muy bien adaptada a la época, y con frases y argumentos bien cogidos. Apta para todo tipo de público, ya que así es como fue el día que estuve. Las risas fueron globales y nadie se quedó sin anécdotas que contar después.

Jordi Bosch, Laura Conejero, Rosa Renom… Y muchos más, un lujo. Os la recomiendo si tenéis la oportunidad que se vuelva a estrenar, porque era de las mejores obras de esta temporada.

Laura Aubert y Jordi Bosch

 

Os dejo el tráiler para que echéis un vistazo…

 

Anterior Dom Hemingway, caradura y poeta
Siguiente Godzilla 2014

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *