Entrevista a Rafa Maza: “Lo que ocurre en el escenario es como un juego”


El hipster se ha convertido en un icono de la sociedad moderna. Se desconoce la fecha exacta de su comienzo, pero ya han colonizado nuestras calles y, sobre todo, nuestras cafeterías. Se identifican por tener un Macbook, un cupcake y un frapuccino, mientras escriben sobre cine norcoreano en su blog y escuchan música indie. Pero, Rafa Maza no es hipster. Rafa Maza se describe como un actor de varias funciones en su cuenta de Twitter. Ahora, se embarca en la aventura de interpretar a Andy, un hipster que acaba de volver de Nueva York en Hey Bro! Hipster Show.

Entrevistamos a Rafa Maza para conocer más detalles sobre Hey Bro! Hipster Show:

¿Cómo describiría Hey Bro! Hipster Show?

Rafa Maza: Es una sátira del universo hipster tan de moda en estos últimos años. Todo se cuenta a través de un personaje llamado Andy, que llega al teatro a plantear un coworking con los espectadores. La cuestión que plantea es cómo puede llegar uno a ser creativo. Habla sobre la creatividad y, por supuesto, de los lugares más comunes del mundo hipster.

¿Y qué lugares son esos?

R.M.: A estas alturas ya sabemos que a los hipsters no les gusta nada el movimiento mainstream, no se adaptan a las modas populares. En el caso de Andy, para entender el primer paso de cómo llegar a ser creativo, se remonta al pasado. Todo empieza en el año 2011, en una barbacoa vegetariana en el barco de Björk. Como no podía ser de otra manera, la barbacoa ocurre en el río Hudson de Nueva York. Andy va a conocer a un montón de personajes porque, entre otras cosas, en el espectáculo aparecen más de treinta y cinco personajes que interpreto yo mismo.

¿Nos podría adelantar la identidad de algunos de esos personajes?

R.M.: Woody Allen, la propia Björk, Mario Vargas Llosa, Pérez-Reverte, Miranda Makaroff, un director de cine iraní, entre muchos otros.

Entre tanto personaje y tanto acento, ¿alguna vez se ha encontrado en un apuro en el escenario?

R.M.: Sí, alguna vez, pero nada grave. De todas formas, está guay que pasen estas cosas. A la gente le hace más gracia todavía. Suele ser en el momento en el que están Pedro Almodovar, el director de cine iraní, Quentin Tarantino, Woody Allen… Están todos juntos y a veces me he hecho un lío.

Está en la compañía de 35 personajes, pero en el escenario está completamente solo. ¿Cómo se lleva eso?

R.M.: Al final, lo que ocurre en el escenario es casi un juego. Es un juego en el que estás constantemente apelando al público, no existe una cuarta pared. Es por eso que no se da una situación en la que esté completamente solo y el público simplemente esté escuchando. Es mucho más que un monólogo. Por ejemplo, hay malabares para conectar con nuestra creatividad.

¿Malabares, cómo se integra eso en este tipo de espectáculo?

R.M.: No son como los malabares del circo, sino que están integrados en el espectáculo. Es difícil de explicar. Hay espectáculo de mimo, de pantomima, cuenta-cuentos, transformismo,.. Pero, sobre todo, conseguimos que, a través de la palabra, el público pueda viajar a lugares muy lejanos. Por ejemplo, conocerán al Buda de la Moda, que conoce todas las tendencias del futuro y nos contará qué llevará la gente en el año 2030.

¿Ha conocido a algún hipster resentido por el show o tienen buen humor?

R.M.: De momento, vienen bastantes hipsters pero se ríen bastante. A parte, suelen ser gente bastante reservada, pero he conseguido sacarles su lado más extrovertido. En realidad, no es que me ríe de ellos. Utilizo esa excusa, al personaje de Andy para hablar de que, en muchos casos, le damos demasiada importancia a eso de ser diferentes, de ser modernos. Viajar a Nueva York, ver cine de autor, saber cuáles son las últimas tendencias en diseño gráfico y, por supuesto, conocer toda la moda.

En tu anterior show, Solo Fabiolo Glam Slam, interpretabas a un pijo, ahora a un hipster,.. ¿Cuál será la próxima tribu urbana?

R.M.: Yo creo que va a tener algo que ver con el mundo científico, el mundo nerd. Todo lo que tiene que ver con la tecnología, universos paralelos, agujeros negros… Irá por ahí.

Con eso de que ha estado investigando a Punset, ¿le ha llamado la atención ese mundo?

R.M.: (Con voz de Punset) Claro.. (Risas) Además, se están viendo muchos libros de divulgación científica sobre los agujeros negros, el origen del universo, etc. Creo que es un tema que interesa la gente. Hay pequeñas cosas que nos han llevado a grandes descubrimientos. Lo de las ondas gravitacionales, por ejemplo, que fueron descubiertas hace apenas un año. Parece que van a ofrecer información muy interesante. Pero bueno, quiero jugar con eso del rollo científico para hablar de temas más cercanos y humanos.

Mirando al futuro, ¿cómo ve sus próximos proyectos?

R.M.: Estoy abierto a colaborar con compañeros: directores, actores… Al final, cuando alguien empieza a trabajar en un proyecto, nunca sabe cómo va a acabar. Una idea inicial es una excusa para encontrarte con cosas que ni siquiera podrías imaginar. Eso mismo me ha pasado con Hey Bro! Hipster show. Cuando empecé a escribirlo lo único que sabía era que todo iba a empezar en el barco de Björk. Pero, ahora que miro atrás, nunca podría haber pensado que esa idea inicial podría llevarnos a una aventura como esta.

¿Cuánto tiempo pasó desde su creación hasta el primer estreno?

R.M.: En realidad, fue muy poco tiempo. Empezamos a escribirlo en noviembre y en febrero ya estábamos estrenándolo. Fueron apenas tres meses. Es cierto llevaba pensando en ello más tiempo. A veces te llega la inspiración, ves algo y dices “esto podría meterlo en la obra”. Y luego te pones a escribir y vomitas todo lo que te sugiere.

Anterior 'Guardianes de la galaxia vol 2', la cinta de las revelaciones
Siguiente Mad Cool Festival 2017

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *