‘Happy Valley’, un drama policial exquisito


Sí. Te dejamos unos minutos para que lo celebres con tu happy dance. ¿Ya estás? Vale. Ahora, atento. La productora ejecutiva de ‘Happy Valley’, Nicola Shindler, anunció hace tiempo que habría una tercera temporada de la aclamada miniserie policíaca de la BBC ‘Happy Valley’, pero que esta no se estrenaría hasta finales de 2018 como muy pronto. ¡Y para eso ya queda bien poco!

Si no sabes de lo que estoy hablando y nunca has visto nada sobre ‘Happy Valley’, déjame decirte que te estás perdiendo una joya de la televisión británica con el personaje femenino más carismático que puedas echarte a la cara. Voy a presentaros la serie y luego entraremos en los detalles de la próxima entrega.

¿Qué es ‘Happy Valley’?

‘Happy Valley’ es Catherine Cawood, un sargento policía de West Yorkshire interpretado por la magnífica Sarah Lancashire. Toda la acción ocurre en un pequeño pueblo (siempre es pequeño ¿no?) llamado Halifax. Este pueblo es tan pequeño que normalmente ocurre poca cosa de la que sus agentes de policía se puedan ocupar. Eso sí, todo lo que no les ha pasado a los demás habitantes del pueblo le ha ocurrido a nuestra protagonista Catherine, una ex-inspectora de policía con muchos traumas del pasado que la hacen ser la tía dura que es.

Catherine, entonces, vive atormentada por el suicidio de su hija, y cuida del hijo de la difunta, que fue fruto de una violación ejecutada por un tal Tommy Lee Royce. También vive con su hermana Claire, ex-adicta a las drogas y al alcohol, y de vez en cuando se ve con su ex-marido, que no entiende cómo puede cuidar al hijo del violador de su pobre niña. Ah, y Catherine tiene un segundo hijo cuya relación no es la mejor.

Teniendo esto como base, en la serie empiezan a escalarse un conjunto de sucesos que, si bien a priori no tienen que ver con el pasado de Catherine, por casualidades de la vida lo harán. Y, sí, las cosas se volverán más personales que cualquier otro caso.

La maestría con la que esta serie juega con lo macabro del destino y la casualidad nos recuerda a las obras maestras del ‘Fargo’ cinematográfico y el que fue llevado a la televisión. En ‘Happy Valley’ también tendremos a criminales que empiezan siendo “personas normales” que solo quieren saltarse unas pocas normas, pero que acaban envueltos en crímenes bastante gordos sin poder dar marcha atrás.

Y, aunque la trama policial parezca que no tenga nada que ver con los personajes en algunos momentos, sobretodo de la segunda temporada, esta es las que hace relucir las personalidades, secretos y miedos de los protagonistas.

Uf, ya se me vuelven a poner los pelos de punta.

¿De qué habla ‘Happy Valley’?

Vale, ya sabemos que la cosa va de un drama policial que se convierte en una historia sobre la venganza, o al menos esta mueve la subtrama del personaje principal. Ahora, vamos a analizar de qué más trata esta genial miniserie.

Que la acción transcurra en un pueblo de la Inglaterra profunda no es una elección tonta; los personajes pretenden ser un retrato social de la gente de la zona. No me malinterpretéis, no por que esta sea mala o criminal, sino porque tiene que vivir y enfrentar situaciones como las que martirizan a los personajes.

También habla de las drogas, puesto que muchos personajes han sufrido las consecuencias de llevar una vida junto a ellas, o han sido partícipes de los negocios sucios que estas conllevan.

Y, por último, y no por eso menos presente en la serie, habla de la violación y las agresiones sexuales a las mujeres. Muchos personajes de la serie han sufrido este abuso, y lo que me parece muy interesante es que estos lo han vivido de un modo muy distinto, destrozando la idea que tienen los medios de lo que “una víctima de violación es”. Y no puedo decir más sobre esto, pues estaría desvelando cosas que descubriréis vosotros mismos. Dejémoslo en que es un buen tratamiento sobre este tema, uno que no siempre vemos.

Todo lo que sabemos sobre la tercera temporada

¡ALERTA SPOILER!

Que sepáis, que ‘Happy Valley’ iba a ser, en un principio, una miniserie de una sola temporada, pero debido a su gran éxito y su premio BAFTA a la Mejor serie de televisión, se decidió crear una segunda entrega que siguió el mismo patrón que tanto gustó en la primera.

Después de aquello, y aunque el final de la segunda temporada abrió una puerta (cuando Tommy Lee Royce, estando en la cárcel, recibe una carta de su hijo Ryan diciéndole que quiere entablar amistad con él, sin que su abuela Catherine lo sepa), los productores de la serie dijeron que no habría más ‘Happy Valley’, e incluso la propia actriz, Sarah Lancashire, estaba de acuerdo con ello.

¿Qué ha pasado, entonces? Pues que la creadora de la serie, Sally Wainwright, asegura tener una historia más para dar una clausura total a la trama de ‘Happy Valley’. Así que sí, la tercera temporada será definitivamente la última. Lo único que sabemos, de momento, es que esta contará con los protagonistas de las dos temporadas anteriores, y que en vez de tener 6 capítulos, tendrá 8.

¿Por qué tanta espera para esta traca final de la serie? Porque Wainwright ha estado trabajando en otro trabajo de la BBC y la HBO llamado ‘Shibden Hall’, un drama de ocho capítulos sobre Anne Lister.

 

¡Tengo muchísimas ganas de ver la cara de Catherine de nuevo en televisión! ¿Y tú?

Anterior '(Des)encanto', la nueva serie de animación de Matt Groening
Siguiente 'A la Deriva', la joven y el mar

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *