Logan, la mejor película de la saga X-Men


“Logan” es la mejor película que se ha hecho nunca sobre el universo X-Men. Eso fue lo que pensé mientras veía la película. Más claro imposible.

Rompiendo las reglas

Es la primera vez que podrás tomarte en serio una película de los X-Men. Sin disfraces de superhéroes, sin excesivos efectos especiales, sin un grupo de mutantes que parecen salidos de un grupo de rock. Ninguna de las películas que componen las trilogías anteriores se acerca lo más mínimo a Logan.

Nada más comenzar la película ya vemos las primeras imágenes de acción, momento donde confirmamos que esta película no tiene nada que ver con ninguna de las anteriores. Por fin vemos la brutalidad de Lobezno como se merece, con planos explícitos de su violencia, con cabezas cortadas y sangre por doquier. Las escenas de acción son impresionantes por su dureza y por los combos de golpes que realiza nuestro protagonista junto con su nueva compañera.

Una gran pequeña mutante

Personalmente creo que la pequeña mutante Laura es uno de esos personajes que aparecen una vez cada 10 años. Mis felicitaciones al equipo de casting y a la pequeña actriz Dafne Keen, porque lo han clavado (nunca mejor dicho). Cuando la vemos por primera vez la encontramos con una actitud un poco desafiante con una mirada que te hiela hasta los huesos. Puede que no se fie de ti y que no te quite ojo de encima pero todo ese peligro puede desaparecer con pequeñas cosas como un bol de cereales.

Es un personaje prácticamente mudo a lo largo de toda la película, pero han conseguido reflejar sus pensamientos y emociones en sus gestos y acciones. Debo decir que lo vemos claramente en las situaciones donde se siente amenazada, ye que pueden ser las mejores escenas de acción que habéis visto en mucho tiempo.

Lobezno contra las cuerdas

Los años pasan para todos, incluido Logan. Todos sus compañeros han ido desapareciendo con el tiempo dejándolo solo con un nonagenario y enfermo Charles Xavier. Para sobrevivir, Logan intenta pasar desapercibido con un empleo de conductor de limusinas cerca de la frontera de México. Las consecuencias de la edad hacen mella en él disminuyendo sus reflejos y coordinación al mismo tiempo que su capacidad para regenerarse.

Definitivamente es la ocasión de ver el lado más humano de Logan, tanto física como emocionalmente, y eso es lo que hace que esta película sea tan especial. Aporta una novedad importante que nos permite ver a este personaje como nunca lo hemos visto antes. Toda la película apoya esta visión más humanizada del protagonista comenzando por el título de la misma: Logan (no Lobezno). Exploraremos una nueva variedad de sentimientos dentro de este personaje que lo llevarán a preocuparse por sus amigos y a ser consciente de sus límites. ¿Teme a la muerte o sencillamente la desea? Al fin y al cabo todas las personas que lo han acompañado han estado en constante peligro e incluso han terminado muertas.

Un final perfecto

Como ya sabeos este es el capítulo que en principio pone punto y final a las aventuras de Lobezo. Antes de ver la película pensaba en cómo lo resolverían, ya que la industria del cine nos tiene acostumbrados a resucitar personajes o dejar el final abierto. La verdad es que han aprobado con nota. Han sabido darle el respeto que se merece este personaje junto con el resto de los X-Men que hemos visto combatiendo a su lado. Creo que valoraréis muy positivamente la sencillez con la que nos despedimos de este personaje con el que hemos vivido tantas aventuras. Hasta siempre Logan.

Anterior Errores de Películas y Fallos de Raccord
Siguiente El taquillazo de Batman: La Lego Película

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *