Love, la serie de comedia no-romántica de Netflix


Del productor ejecutivo Judd Apatow, llega Love, una nueva serie de comedia romántica que muestra una mirada divertida y sencilla de las relaciones de hoy en día.

Love-serie

Publicidad

Love sigue a Gus (Paul Rust) y Mickey (Gillian Jacobs), dos jóvenes de 30 y algo años que viven en Los Angeles pero parecen ser de dos planetas totalmente diferentes. Gus es el típico chico bueno que nunca ha roto un plato y las chicas se aprovechan de él. Mickey es una (ex)alcohólica que no sabe muy bien que está haciendo con su vida. Y aunque va de malota por la vida, en el fondo también está un poco harta que se aprovechen de ella.

Los dos se conocen en un supermercado de barrio y notan una chispa en seguida. Pero no os preocupéis, no es nada pasteloso porque Mickey da mucha guerra. Demasiada y todo.

¿Qué hace Love distinta a las demás?

«Creo que lo que diferencia Love a otras series es la atención al detalle«, dice Apatow, que ha co-creado la serie con Rust (Inglorious Basterds) y Lesley Arfin (Girls). «Estamos intentando coger 5 episodios para hacer lo que normalmente haría la gente en 5 minutos de un capítulo piloto, porque encuentro todos esos detalles fascinantes.»

La serie no se anda con rodeos, muestra los altos y bajos (horrores) de una relación nueva. Gus está intentando dejar de ser tan bueno y Mickey está intentando cambiar y salir de su adicción. No endulzan a los personajes, los muestran tal y como son: jóvenes, vulnerables, con muchos problemas personales y desesperados para encontrar el amor (cada uno a su manera).

Judd Apatow cree firmemente en qué todos necesitamos que alguien nos ponga un espejo delante de nuestras narices y nos diga todo lo que deberíamos mejorar porque entonces o empiezas una guerra (interna, claro) o disfrutas del proceso. Y eso es exactamente lo que pasa en esta serie. Están tan destrozados los dos que en realidad, deberían arreglar todos sus problemas por separado, pero los dos se empeñan en qué no les pasa nada. Esto resulta en qué la relación evoluciona de una manera muy divertida. Pero no es todo tan bonito como suena, repito.

Creo que todos hemos pasado por una época en la que nuestra vida amorosa es un desastre. Quieres pero no puedes, huyes de todo lo que parezca un compromiso, pero a la vez quieres seguir viendo a esa persona. Eres una bomba apunto de estallar, pero en cuanto estalles… Entonces podrás volver a empezar. Por ello, estoy segura que muchos os veréis reflejados en los personajes.

Es una serie divertida, realista, sutil, dulce y dolorosa… Como un buen plato de patatas con chorizo (o patatas a la riojana).

Los Personajes

Gus

gus-paul-rust-love

Paul Rust, co-creador de la serie y uno de los personajes principales, admite que el personaje de Gus vive varias experiencias que él mismo ha vivido en «la vida real». Al igual que él, es un hombre que quiere llegar lejos y hacer cosas grandes con su vida pero no sabe ni por donde empezar. ¡Así que no tiene que actuar demasiado, porque está haciendo casi de él mismo!

Gus es un profesor particular de una actriz joven que actúa en una serie sobrenatural dramática, aunque a él le gustaría ser guionista de la serie. Está en un punto de su vida que debería empezar a aclararse o moverse en el mundo del cine porque se está quedando sin tiempo para avanzar y triunfar. Además, tiene que aprender a decir que no porque la gente se aprovecha de él o lo odia por ser tan bueno con ellos.

Gus no sabe qué es bueno para él y está demasiado acostumbrado a ser un buen chico y el tipo de persona que cae bien a todo el mundo. Y eso es algo que le gusta de Mickey, que a casi nadie le cae bien.

Mickey

love-mickey

Reconoceréis a Gillian Jacobs de Community, por su papel de Britta. En Love, es mucho más oscura y complicada pero también es muy humana y puedes sentirte identificado con ella.

Judd Apatow le sugirió a Paul Rust que le diera el papel a Gilian Jacobs y los 3 están encantados de tenerla en la serie. Se ve que es fácil trabajar con ella ya que parece entender los personajes con total facilidad.

Publicidad

Como Gus, a Mickey le importa poco su trabajo – trabaja para una emisora de radio – y tiene un pasado lleno de relaciones desastrosas. Pero a diferencia de Gus, no es demasiado amigable y de hecho, suele caer muy mal a la gente de entrada.

Es la típica chica que siempre ha sido como la líder del grupo, a la que todo el mundo admira por su independencia e inteligencia. Pero ya tiene una edad y la gente se ha hartado de su egoísmo y arrogancia. Sus amigos además están triunfando a nivel profesional y están empezando a tener hijos…  Y claro, ella no sabe por donde tirar.

Está preparada para cambiar su vida, pero todavía no sabe cómo hacerlo.

Gus + Mickey

mickey-gus-love

Aunque es entretenido ver como evoluciona la relación entre Mickey y Gus, la serie se toma mucho su tiempo para introducirte a cada personaje por separado. De hecho, los dos no comparten pantalla hasta el final del capítulo piloto.

La serie los retrata como dos personas individuales y no como un núcleo. Por ello, ves todos los problemas con los que están lidiando y todas las razones de por qué no pueden tener una relación exitosa. La verdad es que conoces mucho mejor a los personajes que en otras series. Los odias, los quieres y piensas que han perdido la cabeza por completo… pero sobre todo, los entiendes. Porque todo lo que hacen tiene sentido con todo lo que han vivido y su manera de ser.

Bertie

bertie-love-netflix

Hay varios personajes secundarios en esta serie pero mi favorita es Bertie (Claudia O’Doherty), una australiana perdida en Los Angeles que vive con Mickey.

Es muy como Gus; una niña buena al que no le gusta molestar y decir que no a la gente. De hecho, viste como una niña buena… un poco como Zoey Deschannel en New Girl pero más inocente aún.

Le encanta Mickey, la admira muchísimo y le encanta poder decir que es su compañera de piso. Pero a medida que van pasando los capítulos, se va dando cuenta de lo egoísta que es Mickey y parece que empieza a ser menos niña buena como todo el mundo espera que sea.

¡Tengo ganas de ver como evoluciona su personaje!

El veredicto: es una comedia no-romántica

En definitiva, es una serie realista en la que muestran todos los altibajos de una relación que está empezando. La historia está presentada de manera más caótica y real y por ello, puede que os parezca una gran serie o os parezca ultra aburrida. Entran en muchos detalles y también exageran los problemas que tienen los personajes para que acabes pensando «pues sí que están mal».

La mayoría de series y películas de comedia romántica acaban bien, pero en esta historia no sabes muy bien por donde va a tirar. Quizás acaben juntos y sean felices pero también tienen muchas posibilidades de ser tóxicos para el uno y el otro y acaben fatal. Eso es lo que más me gusta de la serie.

De momento Netflix ya ha sacado la primera temporada y se ha comprometido a sacar la segunda temporada con otros 12 capítulos en 2017.

Anterior ¡El Ministerio del Tiempo en realidad virtual!
Siguiente La Cultura troll: la ironía para pensar (Parte 1)

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *