Loving Vincent, la película al óleo


La pelicula de la que hablamos hoy no se puede comparar con cualquier otra: ¡Es la primera de su especie! ‘Loving Vincent’ es la primera y única película realizada solo a partir de pinturas al óleo. ¿Te ha entrado la curiosidad? Pues quédate y entérate de más. Y, por supuesto, si tienes la oportunidad de verla en la gran pantalla, ¡no te la pierdas!

La historia

‘Loving Vincent’ narra el misterio sobre la muerte de Vincent van Gogh. El 27 de julio de 1890, Vincent recibe un disparo en el estómago y muere un día después. Un año más tarde, un joven tiene que entregar a su destinatario la última carta que escribió el excéntrico pintor pelirrojo que vivía en un motel de mala reputación. Tendrá que hablar con muchas de las personas que conocían al pintor, y todas resultarán de vital importancia para conformar el puzzle que resolverá el misterio.

La película no solo es una biografía animada, es también un film de género policíaco, al tratar la historia de un crimen y el viaje de la persona que va desenterrando las respuestas de algo que no le importa a nadie, pues afecta solo a un pobre loco.

La creación de la película

Después de seis años de trabajo creativo y de descartar 1.345 cuadros, nace ‘Loving Vincent’, que cuenta con más de 65.000 fotogramas creados por 125 pintores. Es animación, sí, pero no hay nada hecho a partir del ordenador. El proceso consistió en grabar todas las escenas con actores reales (que son perfectamente reconocibles en la película), para más tarde darles un efecto pictórico que serviría como referente para los pintores responsables del proceso final: las pinturas al óleo. La película contiene muchos cuadros de Van Gogh, obviamente, y la mayoría son narrativamente cruciales para la historia. Otros, sin embargo, son retratos que han servido para la creación de personaje: recordemos que muchos de los retratos que él pintaba eran de gente que formaba parte de su vida, así que quieren ser una representación de las personas que realmente protagonizaron la historia que se narra en el film.

Es por esto mismo que cada movimiento, cada segundo de película es único y mantiene la mágia de los cuadros de Van Gogh porque, a pesar de que solo algunos frames estan sacados de sus pinturas, toda la película respeta e imita con mucho cuidado las pinceladas del artista. Algunas pinturas originales fueron modificadas para que se adecuaran lo máximo posible al hilo de la película, y a menudo tubieron que armonizar diferentes estilos y épocas pictóricas de Van Gogh, ya que en ocasiones un personaje pintado con un estilo tenía que entrar en un cuadro de un estilo distinto. Además, en algunos momentos las escenas son en blanco y negro y no siguen la línea de las demás, a pesar de ser también pinturas al óleo: son cuadros que nunca fueron creados por Van Gogh, pero que eran necesarios para narrar algunas situaciones del pasado del pintor (y se han creado a partir de fotografías reales). En ‘Loving Vincent’ no hay detalle que no haya sido estudiado al milímetro.

La realización de esta película ha sido, en definitiva, un estudio curado de un genio de la pintura, un trabajo íntimo. En Silenzine se la recomendamos a todos; a los que admiran al pintor más famoso del mundo y a los que se sienten indifentes al respecto. Esta película es algo más, un experimento, algo que todo el mundo debería ver.

Anterior Los 15 Artículos Más Leídos de Silenzine en 2017
Siguiente Música vikinga que os transportará a otra era

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *