asesino gatos documentales

6 detalles sobre ‘A los gatos, ni tocarlos: un asesino en Internet’

Todo está aceptado en Internet, que si porno hardcore, que si vídeos violentos… todo está socialmente aceptado. Bueno, todo, menos cualquier imagen que muestre un gatito sufrir.

Así que imaginaros el follón que se montó en Internet cuando apareció un vídeo llamado 1 boy 2 kittens (Un chico, dos gatitos) en el que vemos como un descerebrado asfixia a dos pequeños gatitos. La gente no sabía si se trataba de un vídeo real o de un fake. Por eso Deanna Thompson y John Green decidieron lanzar una investigación online y analizar cada fotograma para dar con el asesino de gatitos.

Vale, pero… ¿De qué va A los gatos, ni tocarlos: un asesino en Internet?

Es un documental de Netflix dividido en 3 capítulos y la mayor parte del documental, nos van narrando la investigación que llevaron a cabo Deanna y John. Junto con ellos, revivimos todo lo que tuvieron que hacer para dar con él y descubrimos que todo es mucho más siniestro de lo que pensábamos.


TE RECOMENDAMOS:

Suscríbete al Podcast de Las Culturetas

ALERTA SPOILER

Podcast sobre los mejores momentos del documental

No podíamos dejar pasar la oportunidad de hablar de todos los momentazos del documental. Por supuesto, no tenemos ninguna intención de reírnos de enfermedades mentales, víctimas de abuso, la homosexualidad, ni nada por el estilo.

Hablamos sobre el taco de John Green, las horas que se pasaron analizando pomos de Lituania y mucho más. ¡Dadle al play para reíros un rato con nosotras!

Todo lo que no nos cuentan en el documental de A los gatos, ni tocarlos: un asesino en Internet

Aunque dure tres horas, no quiere decir que no hayan cortado algunos detalles del caso. ¡Pero no os preocupéis, que para eso estamos nosotros!

Aquí tenéis algunos detalles que no contaron en el documental:

1. Tenía un historial médico de enfermedades mentales

El padre de Luka padecía de esquizofrenia y diagnosticaron a Luka cuando tenía 11-12 años de lo mismo. Él decía que escuchaba voces y tenía pensamientos suicidas.

Más tarde, ya con 19-20 años lo enviaron a un psiquiatra y lo diagnosticaron con esquizofrenia paranoide (esto explicaría que él se creyera que realmente existiera Manny). De hecho, se medicaba por ello y tomaba anti-psicóticos y antidepresivos.

En el juicio intentaron utilizar su enfermedad mental para demostrar que era inocente; dijeron que estaba en un estado psicótico cuando hizo todas esas cosas y por eso era mucho menos culpable. En cambio, el abogado de defensa dijo que Luka lo hizo de manera muy premeditada, y que era un hombre decidido, atento, ultraorganizado y sobre todo, responsable de sus acciones.

2. También tenía antecedentes criminales

Magnotta fue acusado de cometer fraude al robarle la identidad a una mujer, darse de alta a tarjetas de crédito y comprarse unas cuantas cosas.

Se declaró culpable de tres cargos de fraude, pero salió con una sentencia condicional de nueve meses y un año de libertad condicional. También había acumulado más de $17,000 en deudas y se declaró en bancarrota en 2007.

3. El vídeo era mucho más gore y gráfico

En el documental suavizaron el vídeo del asesinato de Jun Lin. Hay imágenes de necrofilia, canibalismo y hasta se puede ver como empieza a descuartizarlo.

4. Detalles sobre Jun Lin

Las manos y otras partes del cuerpo de Jun Lin fueron enviadas a colegios electorales en Vancouver y su cabeza fue recuperada en un parque de Montreal.

En China creen que el crimen fue un crimen racial (anti-asiático) porque por esa época hubieron varios casos de asesinatos de asiáticos.

5. Las notitas

Se ve que Magnotta también incluía notas en los paquetes. Las notas en los seis paquetes enviados, algunos de los cuales se dirigieron a las escuelas y fueron interceptados antes de su llegada, confirmaron que planeaba matar de nuevo.

La policía no ha revelado lo que se escribió en algunas de las notas, para evitar imitadores.

6. Su nombre real

Nos hablan de la obsesión de Magnotta con películas como Instinto básico, pero lo que no nos cuentan es que sus padres también estaban obsesionados con películas de Hollywood.

Magnotta nació siendo Eric Clinton Kirk Newman, y lleva el nombre de dos actores: Clint Eastwood y Kirk Douglas. Y decidió cambiar su nombre en 2006 a Luka Rocca Magnotta.


PUBLICIDAD - SEGUIR LEYENDO


Artículos recomendados
libros pandemia
16 de los mejores libros sobre pandemias y epidemias