Mientras seamos jóvenes


La semana pasada se estrenaba en las salas de cine españolas lo nuevo de Noah Baumbach, que ya nos conquistó con su anterior película tan personal y llena de encanto Frances Ha. Obviamente, yo estaba allí la primera, y esto es lo que me ha parecido Mientras seamos jóvenes. Antes, miremos el tráiler.

Publicidad

Josh (Ben Stiller) y Cornelia (Naomi Watts) han olvidado cómo disfrutar de la vida; su juventud se ha ido pero tampoco se ven preparados para actuar como los adultos que son. Entonces, conocen a una pareja joven, Jamie (Adam Driver) y Darby (Amanda Seyfried), que les abre la mente y los descoloca.

mientras seamos jóvenes

Se trata del tema que tanto preocupa a Baumbach; el paso del tiempo, y nuestra incapacidad de seguirlo. O dicho de otra manera; la inmadurez. Frances Ha representaba la eterna adolescente, a pesar de haber cumplido ya los 27. En Mientras seamos jóvenes, Josh y Cornelia tienen la crisis de la siguiente generación; sus amigos empiezan a tener hijos, y ya no juegan a ser adultos; son adultos. Podríais pensar, por lo tanto, que ésta última película es una continuación de Frances Ha…pero no es así exactamente.

Como dijo un amigo mío una vez, antes de que viera la película; «Frances Ha es como si Girls (de Lena Dunham) y Woody Allen se hubieran conocido», y no lo podría haber definido mejor. El estilo de Frances Ha era más marcado, por el blanco y negro, por la tranquilidad y la soledad de algunos planos, por la música, los pocos personajes principales y la simplicidad de la trama. Toda la película respiraba de una manera melódica, como los pasos de ballet de Frances. Era algo que te cautivaba. Y también estaba la ciudad de Nueva York, en la que tantos jóvenes van a buscarse a ellos mismos, perdiéndose todavía más. Frances Ha era sincera, era la aceptación de algo; no sabemos cómo crecer.

Publicidad

Mientras seamos jóvenes es más comercial, para un público más amplio, y aunque pueda parecer que esto es arriesgar menos por parte del director…cabe la posibilidad de que éste pierda el estilo con ello. Baumbach vuelve a utilizar a Adam Driver como personaje, esta vez con mucho más protagonismo, pero con el mismo aura misterioso y un poco de cretino que ya tenía en Frances Ha. El film es entretenido, divertido y tierno. Y sí, nos hace pensar; ¿Por qué tenemos miedo a crecer? ¿Por qué nos dan miedo los jóvenes? La película empieza con un diálogo de The Master Builder, de Ibsen; una conversación entre Solness y Hilde, que habla precisamente del miedo a las nuevas generaciones.

Pero la película no se reduce a eso; hay una pequeña trama que en algunos momentos pasa a ser la principal, que incluye misterio, conspiración y traición. Y, aunque con ello Baumbach se aparta un poco del meollo que importa, se puede considerar como la locura de Josh llevada al extremo, y una exageración de su miedo a que las nuevas generaciones lo superen. Por eso he de decir, la película no es del todo lo que parece.

Ben Stiller y Naomi Watts encajan de lujo en su papel y, a veces, son ridículos. Ridículos por querer volver al pasado y jugar a ser jóvenes hipsters. Adam Driver está en su salsa, interpretando ese papel de tío raro y con exceso de seguridad en sí mismo. Amanda Seyfried es perfecta, siempre. Ah, y veréis a la nieta de Ernest Hemingway (la que aparece en la siguiente fotografía).

While we are young

while we're young naomi amanda

Vaya, que Mientras seamos jóvenes quiere gustar a más gente, y simplemente pretende ser agradable y divertida. Ahora, aunque el discurso no es moco de pavo, y no deja de ser algo de profundidad notable, no queráis encontrar aquí algo como Frances Ha, porque no. Aún así, el final es también esperanzador. Baumbach no quiere traumatizar a nadie, aunque tampoco es fan del Deus ex machina ni de los happy endings edulcorados. Lo que nos enseña Noa Baumbach es que la vida se abre camino…aunque nos parezca imposible.

Anterior Novedades Literarias de Septiembre 2015
Siguiente El Corredor del Laberinto 2: Las Pruebas

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *