Todas las caras de Norman Bates; de Psicósis a Bates Motel


Vale, sí, en Silence somos demasiado fans de Bates Motel y esto pasa de castaño oscuro, pero es que no es para menos. Y como nos gusta recrearnos, os vamos a hacer una lista con todas las veces que la figura del psicópata más famoso ha llenado la pantalla. Atención a toda la filmografía, anuncios y/o series en las que Norman Bates ha sido el protagonista. ¿Por qué hacemos esto? Pues para celebrar que la nueva temporada de Bates Motel ya está aquí (sigue leyendo si quieres comentarla) y porque nos da la gana y sentimos amor por los psicópatas (los de la ficción).
No os voy a mentir, no diré que todas las veces que Norman Bates ha protagonizado una trama ha sido oro en paño. Psicosis de Hitchcock dejó un listón muy alto para cualquier otro tipo de acercamiento a ese muchacho aparente indefenso que sufría un desdoblamiento de personalidad psicótico. ¿Qué hace que esta película sea tan buena y se haya convertido en un hito? No se sabe muy bien. Puede que sea por la temática controvertida que entonces resultó original, o la interpretación del personaje, o los planos cuidados uno a uno, la banda sonora estudiada al milímetro o la dirección del maestro del suspense. La cuestión es que no hay personaje más mítico e inspirador que Norman Bates, así que esta lista es, cuanto menos, curiosa.

Psycho (1960)

La gran, la original, dirigida por Hitchcock y protagonizada por Anthony Perkins, quien ya no podría ser nadie más que un psicópata desatado para el resto de su vida (eso sí, el mejor). En ella aparece la escena más estudiada, repetida y memorizada en la retina de todos; el asesinato en la ducha.

Psycho II (1983)

Y llegaron los 80 y con ellos la manía persecutoria de hacer secuelas de cualquier película habida y por haber. La película sucede 22 años después del incidente que encerró a Norman en un centro en el que se le trató su enfermedad mental. Ahora vuelve a tener una vida “normal” fuera del centro, pero sus fantasmas del pasado y la falsa idea de la reinserción social lo persiguen sin dejarlo descansar. Ojo, que fue la película más taquillera de ese año.

Psycho III (1986)

Esta secuela, dirigida por el propio Anthony Perkins y con un montón de referencias a Hitchcock, pasa un mes después de lo que sucede en la película anterior. Norman decide llevar de nuevo su pequeñito y “tranquilo” motel, y entran en su vida tres personajes nuevos; una joven monja con la que entabla una relación que pone celosa a si “madre”, un joven que le ayuda con el trabajo en el motel, y un reportero que se interesa por el caso de Norman. A pesar de todo, la película fue un fracaso en taquilla.

Bates Motel (1987)

Sólo se conoció un capítulo piloto de esta serie dirigida por Richard Rothstein, y dio vergüenza ajena a todo aquél que la vio.

Anuncio de Oatmeal Crisp y Oatmeal Raisin Crisp (1990)

Este anuncio es, aunque parezca tonto, un resumen perfecto del encasillamiento del actor, que nunca pudo abandonar el personaje de Norman. Atención al guiño, que es fantástico.

Psycho IV: The Beginning (1990)

Esta secuela muestra por primera vez a un Norman Bates joven, interpretado por Henry Thomas (Elliott de E.T. El Extraterrestre). En esta película con tonillo a telefilm, se relata la relación entre Norman y su madre, el asesinato de ésta por parte de su hijo y la creación del monstruo que un día mataría a jovencillas de “moral dudosa”. Muchos dicen que las escenas madre e hijo son mucho más que incómodas. ¿Qué creéis vosotros?

Psycho (1998)

Este remake de Gus Van Sant se propuso reproducir plano por plano la película del 1960, de modo que no añade nada al personaje de Norman. La fotografía y la exactitud en la que el director se empapa de la esencia del film original están muy bien, pero no va más allá de ser un mero ejercicio cinematográfico. ¿Para qué quieres intentar repetir algo que ya es inigualable?

Bates Motel (2013-actualidad)

Al final llegamos a la serie que nos está fascinando en estos últimos años, en la que vemos a Norman siendo un adolescente que vive con su madre, Norma. ¿Lo mejor de la serie? La señora Bates, interpretada por Vera Farmiga, que tiene la semilla que más tarde hará que su niño se convierta en un psicópata, aunque él ya pone mucho de su parte. Genial, esplendorosa, inmejorable. También nos gusta la ambientación y el hecho de que el pueblo en sí sea un personaje más que juega un papel importante en la vida de todos. Y la verdad, Freddie Highmore no se queda corto interpretando a un joven trastocado. Pero no sé por qué me estoy enrollando…si queréis saber cómo es la serie podéis leer el primer artículo que le dedicamos.

bates motel

Anterior Cerrados por maratón de 'Stranger Things 2'
Siguiente Halloween en Netflix: las mejores pelis y series de terror

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *