Especial San Valentín: Películas sin amor y con felicidad


Una año más, llegamos a las fechas del amor, aquellas en las que hay que estar enamorado para no sentirse miserable, o eso es lo que nos dice la televisión.

Pero para eso está Silenzine, para deciros que no sólo hay una manera de pasar estas fechas tan edulcoradas.

No te rebajes a leer esas listas tituladas “100 películas para enamorarte”, aquí te damos dos opciones; la primera, otro artículo especial para vosotros de 10 películas anti san valentín para los no románticos. Y la segunda, esta lista fresquita que te traemos con 8 películas con final feliz en las que el romance no aparece en ningún momento.

Pero antes de ponerme a ello, debo dar mi opinión sobre algo. Buscando insaciablemente por mi cerebro e Internet (porque yo no lo sé todo), he descubierto que hay películas consideradas “no románticas” que tampoco son de acción; son aquellas en las que el protagonista tiene un objetivo y no lo cumple encontrando pareja, sino encontrándose a él mismo.

Pues bien, después de horas delante de mi pantalla de ordenador, puedo afirmar un hecho sentencioso; NO HAY PELÍCULAS NO ROMÁNTICAS DE ESTE TIPO PROTAGONIZADAS POR HOMBRES. En cambio, hay varios personajes masculinos que protagonizan películas con un romance peculiar o incluso polémico, como en los casos de Lars y una chica de verdad o Her (que os recomiendo encarecidamente y os enseño los trailers, ya de paso).

¿Por qué se sigue este patrón? ¿Se me escapa alguna película? Me podéis ayudar, si sabéis de alguna. Sea como sea, esta es sólo una observación que me ha parecido interesante. ¡Empecemos con nuestra lista de hoy!

Esta lista es para que os podáis relajar sin tener que ver a ninguna pareja pegándose el lote, o para que no os digan que para estar completo necesitas estar con alguien.

Estas son películas que nos dicen, ya sea a través del personaje protagonista o de algún secundario importante, que en la vida hay que tener objetivos personales, que hay que conocerse a uno mismo y que no hay que estar en una relación para ser feliz. La felicidad está en muchas cosas.

1. Begin Again

Trata sobre una cantautora que persigue su sueño en la difícil industria de la música de la mano de un manager musical “acabado” que conoce por casualidad. A pesar de las declaraciones de la revista Rolling Stone cuando dice que la película es “irresistible, divertida y ROMÁNTICA”, lo que más me gusta del film es que el personaje de Keira Knightley y el de Mark Ruffalo entablan una bonita amistad profesional y sentimental, pero no terminan juntos a pesar de que en una película convencional deberían hacerlo, pues todo apunta a que podría pasar. Además, la carrera de la cantautora es catapultada después de salir de una relación que no le aportaba nada.

begin again

2. Frances Ha

Frances es una joven de 30 años (sí, es la eterna adolescente) que se encuentra en esa situación de no saber muy bien qué hacer con su vida. Al principio de la película, Frances deja a su pareja y, aunque hay oportunidades de romance, ella las rechaza. ¿Por qué? Por que en esa etapa de su vida necesita estar sola, y replantearse cosas. Y eso es muy loable. También habla del romance en la amistad, algo mucho más puro y desinteresado.

3. Babe, el cerdito valiente

Aquí hay aventuras, animales que hablan, ratoncitas que cantan y un cerdo que quiere ser perro ovejero. Hay amor, pero ese que reside en la amistad y ya está. Y no tengo nada más que decir aquí.

babe el cerdito valiente

4. Thelma y Louise

La película sobre amistad por excelencia, trata de dos mujeres adultas que, cansadas de sus vida y sus maridos (y porque a una de ellas le ocurre algo que involucra a la otra y tienen que huir), cogen el coche y reniegan de cualquier hombre (bueno, Thelma es que no tiene mucha fuerza de voluntad y algún que otro Brad Pitt cae). Esta película es también bastante feminista, pero sea como sea, las dos amigas dejan claro que están mejor solas que mal acompañadas.

thelma y louise

5. Tomates Verdes Fritos

Otra vez volvemos a hablar de mujeres fuertes. Esta película trata de muchas cosas, y sí, hay relaciones sentimentales, pero la recomiendo por uno de los personajes que más me gustaron a mí; el de Evelyn (Kathy Bates), que tiene por marido a un cardo y su relación se basa en que ella le prepara la comida. La película trata sobre la amistad que Evelyn entabla con una anciana de una residencia, y sueña con las historias de juventud que le cuenta la mujer mayor. Éstas, llenas de mujeres valientes, empujan a Evelyn a cambiar su vida. Hay un monólogo que me gusta mucho de ella.

6. Pequeña Miss Sunshine

Olive es una niña obsesionada con los concursos de belleza que acaba liando a toda su familia para cruzar los Estados Unidos con el objetivo de presentarse a un concurso de belleza infantil. La familia es perfectamente imperfecta, y la historia termina de una manera bonitamente real. La película trata de este viaje y de los problemas de la familia, por lo que no hay romance. Pero os la pongo en esta lista sobretodo por un personaje; Frank (Steve Carell). Es el tío de Olive, y acaba de salir del centro en el que estaba por intentar suicidarse por un desamor. La vida le enseña que todo se puede superar, y que también puede estar sólo (o con su familia) y no hundirse en el agujero de la depresión.

pequeña miss sunshine

7. Buscando a Nemo

Podéis reíros, como con Babe, el cerdito valiente, pero en la película de Buscando a Nemo no hay ninguna relación sentimental de pareja en ningún momento. Todos los padres de la película son solteros (incluso el majoso de Crush, que tiene un buen puñado de tortuguitas). Además, Marlin y Dory entablan una relación de amistad que en ningún momento termina en pareja. De nuevo el cine nos muestra que la amistad entre mujeres adultas y hombres adultos es posible.

buscando a nemo

8. Somewhere

Esta es una película más bien contemplativa, que trata de la relación entre un padre y una hija. No pasa nada, como a veces en la vida, pero los personajes viven en la inopia de una rutina que les es nueva pero a la que se han acostumbrado con rapidez, y esa felicidad que tiene fecha de caducidad les llena más que cualquier relación sentimental de pareja (sobre todo para el padre, naturaleza del cual es tirarse a todo lo que se mueve).

 

Ya lo sé, hay mil millones de películas de acción en las que no hay ninguna relación amorosa, pero he intentado obviarlas, pues en una situación de peligro de muerte yo tampoco estaría para enrollarme con nadie.

Pero aún así, estoy segura de que me he dejado muchísimas, ¡Y estaré encantada de que las añadáis en los comentarios!

Anterior Los mejores covers de Hello de Adele
Siguiente Mr. Robot: rebelión y paranoia

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *