in

Pels pèls, en el Teatre Condal

La obra de teatro “Pels pèls” és una obra muy diferente a las que he asistido normalmente. Tenía claro que quería distraerme y pasarlo bien, y por la sinopsis, me pareció que era un acierto ir a verla.

Pels pèls” es la historia de un asesinato, y el escenario, una peluquería. Toda una serie de personajes se encuentran en este particular espacio, donde de repente, en el piso de arriba, descubren que se ha producido un asesinato. Tenemos a los peluqueros, Nacho (Jofre Borràs) y Sandra (Beth Rodergas), a la típica clienta que nunca falla y explica parte de su vida, es decir, Piluca (Mercè Comes), un personaje misterioso, Josep Ramon (Pep Sais), y finalmente, el inspector del caso, Manuel Carmona (Àlex Casanovas) y el mosso d’esquadra, Roger (Pep Planas).

Publicidad

Escena de "Pels pèls"

La primera parte de la obra, es la típica escena en una peluquería, con las conversaciones excéntricas y llamativas del peluquero gay (Nacho). Pero también, el espectador va visualizando acciones que realizan los personajes de forma individual, a espaldas de los otros participantes en la historia. Son todo de momentos que el espectador va viendo, y los vamos guardando en nuestra memoria. De repente, sucede el asesinato y aparecen los polícias. A partir de ese momento, se desenvuelve toda la investigación. ¿Lo más curioso? El público se encargará de ayudar al inspector a construir la historia y recabar las cuartadas de cada uno de los personajes.

El público es testigo de la historia

La participación del público hace que la obra de teatro se convierta en algo completamente diferente a lo que veamos normalmente (ya que en el teatro, nunca hay interacción con el público, si no es que es un espectáculo planteado para esto). Es una apuesta divertida y entretenida, sobre todo si quieres pasar un buen rato. Creo que es la obra idónea para ir al teatro, y con los niños también. Es fácil de seguir, y cero complicada. Abel Folk ha sabido llevar al teatro una obra que pide del espectador, que ponga de su parte. A veces la vergüenza de muchos de los sentados en la butaca se nota, pero al final todo el mundo se desenvuelve y participa. Eso sí, cada final siempre es diferente, según una serie de indicaciones que marcan la cronología de la historia.

Publicidad

La obra la podéis ver hasta el 6 de abril. Así que ya sabéis, el Teatre Condal está en el Paral·lel. Por lo que os recomiendo que al terminar, un poco de tapeo por el calle Blai, no os hará daño. Si no, la calle Parlament, está lleno de sitios para saciar el hambre 🙂

Laüra

Escrito por Laüra

Apasionada de la música, el teatro y la danza, y creciendo en el mundo de los medios y la publicidad. Siempre encima de una bici MTB, recorriendo la ciudad o la montaña más cercana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Del libro a la pantalla: Las 5 mejores adaptaciones de la historia

Tres, dos, uno… ¡acción!