La serie ‘Rake’: el abogado del diablo que te va a encantar


rake

Imaginaos por un momento a un hombre con muchas agallas, desvergonzado y sin ningún escrúpulo. Si a eso le sumáis que es mujeriego, adicto al juego y apasionado de la bebida, ¿verdad que no esperáis gran cosa de él? Pues bien, es abogado y tiene mucho éxito en los juicios. Se llama Keegan Deane (Greg Kinnear), y es el protagonista del remake americano de la exitosa serie australiana ‘Rake’.

rake

¿Qué es ‘Rake’?

La serie de la que os vengo a hablar es un remake producido por FOX de una serie original australiana que lleva el mismo nombre.
‘Rake’ narra la vida de Keegan Deane, un abogado un tanto peculiar, puesto que es muy bueno en su trabajo pero su vida es un auténtico desastre.

Divorciado, con un hijo rebelde y hasta las cejas de deudas, Keegan vive al día (y bastante al límite) para pagar todo lo que tiene pendiente, por lo que siempre acostumbra a aceptar los casos más problemáticos y que nadie quiere.

 

¡ATENCIÓN SPOILERS!

A partir de aquí voy a contar detalles de la serie que es mejor que no sepáis, a menos que hayáis visto algunos capítulos, por lo que os recomendamos que dejéis de leer.

La personalidad de Keegan Deane en ‘Rake’

Las excentricidades

Keegan Deane suele hacer cosas un tanto fuera de lo común como la de verse (casi) a diario con una joven estudiante de derecho con la que se consuela (de varias maneras, y pagando por el servicio), ir a subastas del colegio de su hijo y pagar cantidades indecentes de dinero por objetos, digamos, un tanto inútiles… o por tener una relación amor-odio con su corredor de apuestas.

La adicción al juego

Respecto a lo del corredor de apuestas, he de decir que es uno de los aspectos que más gracia me hace de la serie, y es que cuando mantienen una conversación normal (en apariencia) hablando sobre cómo les va la familia (uno de los temas más recurrentes), de repente se van al baño y, “mágicamente” Keegan acaba con un ojo morado, un brazo torcido o un dolor de estómago un tanto fuerte.

El trabajo de Keegan Deane

En Rake, vemos cómo el protagonista, debido a sus deudas y a los malos rollos, acostumbra a trabajar en sitios lúgubres, y en cierta medida, infrahumanos. Aunque siempre quiere ver el lado positivo de las cosas, es consciente de su situación e intenta tirar de contactos para escalar puestos y, al menos, tener un estilo de trabajo decente.

De momento, esta producción solo cuenta con una temporada. ¡Es fácil de ver y pasaréis un buen rato!

Anterior Nuestra experiencia en 'Horror Movie Escape Room' de Sitgeskape
Siguiente Alternativas a los típicos regalos en San Jordi

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *