‘The Bold Type’, una serie sobre mujeres que todos deberían ver


The Bold Type es una serie que ha pasado bastante desapercibida en España, pero que en Estados Unidos y otros países ha tenido bastante éxito. Tras la primera temporada, gracias a la buena acogida y las críticas, la cadena decidió renovarla por dos temporadas más.

En Estados Unidos se emite en la cadena Freeform. En España se pueden ver las dos temporadas a través de Amazon Prime Video.

Para evitar spoilers, solo hablaré de la primera temporada.

Argumento y personajes

La serie se centra en tres amigas que trabajan para la revista Scarlet, reconocida mundialmente como una revista de la mujer. A través de los capítulos vemos cómo las tres amigas se enfrentarán a diferentes situaciones: trabajo, amistad, amor, sexualidad, identidad y moda; siempre ayudándose y apoyándose entre ellas.

En The Bold Type tenemos a tres protagonistas principales: Kat (Aisha Dee) directora de medios sociales de la revista, Jane (Katie Stevens) escritora recién ascendida y Sutton (Meghann Fahy) asistente de la revista que sueña con trabajar en el departamento de moda. Mención especial merece Jacqueline, la directora de la revista, (interpretada por Melora Hardin y haciendo un papel maravilloso). Estos cuatro personajes son los principales pero no los únicos: en la revista también trabajan Alex y Richard, intereses amorosos de Sutton, Pinstripe, escritor en otra revista e interés amoroso de Jane, y Adena, una fotógrafa que tiene una historia con Kat.

Una imprescindible poco conocida

The Bold Type es una serie que no me canso de recomendar. Puede parecer una serie para mujeres, pero es una serie que todos deberían ver. Sí, principalmente trata temas destinados a las mujeres y está protagonizada por mujeres, pero Pinstripe y el resto de personajes masculinos de la serie nos ofrecen la visión de los hombres.

A lo largo de los 10 capítulos de la primera temporada se habla de cáncer, sexualidad, trabajo, amor, moda, violación, Trump e inmigración, entre otros muchos. Puede parecer demasiado, o incluso muy serio, pero la serie nunca olvida el humor. Es un show divertido, con el que te ríes y pasas un buen rato, pero que sabe cuándo debe ponerse serio, y cómo abordar asuntos que son delicados y que pueden molestar a los espectadores. Cuando esto ocurre no puedo más que quitarme el sombrero en algunas de las escenas, porque te dejan con el corazón en un puño o te sorprenden hasta el punto de no saber qué sentir o pensar.

Lo más interesante de la serie es la amistad entre los tres personajes principales: Jane, Kat y Sutton. Las tres son diferentes, pero es admirable lo bien que se llevan entre ellas. Cuando alguna tiene un problema las demás hacen todo lo posible por ayudarla. La química que tienen las actrices es maravillosa y hace que su amistad se vea y se sienta mejor.

En cuanto a la evolución de los personajes, es siempre diferente: Jane debe enfrentarse a varios artículos con los que tendrá más de un problema; Sutton quiere tener el trabajo de sus sueños y lucha por él, y al mismo tiempo su relación con Richard se tambalea; y Kat hará un viaje de autodescubrimiento, dándose cuenta al final de lo que realmente es importante. Al final de la primera temporada se puede ver un cambio importante en cada una, aunque no dejan de ser ellas mismas.

Uno de mis personajes favoritos es Jacqueline, la directora de la revista. Es una jefa seria y muy exigente, pero que nunca olvida que los que trabajan en la revista son humanos y tienen problemas. Les lleva hasta el extremo, hasta un punto en el que ellos piensan que no pueden llegar, pero ella ve a través de todos; nunca les pide cosas que sabe que no van a poder hacer. Les anima a arriesgarse, a luchar por lo que creen correcto y no tiene miedo de hacer ella lo mismo. Les escucha cuando lo necesitan y les da consejos y apoyo, todo sin dejar de ser la directora. Es el personaje más fuerte e interesante de la serie.

En cuanto a los momentos de la serie me quedo con el inicio, justo antes de que aparezca el título. Son escenas muy cortas, pero en las que te dicen cuál va a ser el tema del capítulo, además son bastante divertidas y en ocasiones surrealistas.

La música es muy destacable en The Bold Type; se usan canciones famosas pero que logran contar en muchas escenas lo que el diálogo no podría.

Muy recomendable

Como ya he dicho antes, The Bold Type se ha convertido por derecho propio en una imprescindible para mí. Los personajes, el tono de la serie, la historia… Todo unido la hace una serie perfecta para pasar el rato, reírte y pensar un poco en la sociedad en la que vivimos y en lo que es realmente importante.

Anterior Todo sobre el XXIV Salón del Manga de Barcelona 2018
Siguiente Crónica del día 9 y 10 del Festival de Sitges 2018

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *