The Martian


the-martian

@Víctor

Lo primero que me gustaría dejar claro es que ‘Marte’ (The Martian) es una buena película. Dos horas y veinte minutos que se pasan volando (quizá hasta demasiado). Algo resumida y precipitada, pero en general es muy correcta.

No estamos ante la típica película de ciencia ficción. En ‘Marte’ nos encontramos con una historia ambientada en un futuro muy plausible, donde el hombre ha llegado a Marte y las misiones en la superficie son una realidad. La tercera de ellas, la Ares 3, sufre un percance durante una tormenta y uno de sus integrantes es dado por muerto. Como es evidente por el trailer, y la ultra spoiler campaña promocional, el astronauta no muere y deberá ingeniárselas para sobrevivir en un planeta inhóspito.

Publicidad

Pero seamos sinceros, la premisa da bastante igual (salvo para acotar una temática concreta, claro está). Podría haber sido un minero enterrado o un pirata abandonado en una isla desierta ya que lo verdaderamente importante es la peculiar forma que tiene el protagonista de analizar cuanto le rodea. Mark Watney es una mezcla entre MacGyver y el jardinero de Bricomanía. A través de su diario expondrá los problemas a los que se enfrenta y el proceso de encontrar una solución adecuada. Todo esto está muy simplificado, resolviéndose con escenas montadas al estilo ‘CSI: Las vegas’, con una música molona sonando y el protagonista trabajando en cosas que nadie acaba muy bien de entender.

the martian

Reímos y sufrimos con él, pero nunca demasiado, moviéndonos en un espectro emocional muy limitado, donde los riesgos son pocos. En el libro nos encontramos un personaje mucho más acorralado, empujado casi a la bipolaridad, donde los detalles oscuros y los momentos de humor son mucho más pronunciados. En la película directamente renuncian tanto a muchos de los chistes como a cualquier detalle escabroso que pueda perturbar el optimismo que reina en el film (como la idea del suicidio, el canibalismo o los intereses internacionales).

‘Marte’ acaba siendo un cohete que hay que mandar lo mas lejos posible para llegar al máximo de publico y a cambio se sacrifican muchos elementos que ‘alguien’ ha decidido que son superficiales. Ridley Scott ha quitado elementos de peso de la obra original y ha conseguido enviar su cohete directamente a Marte, pero quizá hubiese sido mejor arriesgarlo todo y conseguir un viaje mucho más visceral, donde realmente nos veamos acorralados sin posibilidad de sobrevivir.

No quería dejar de comentar algunos detalles que se me han hecho un tanto extraños, sobretodo en una obra que busca el realismo. Me refiero a detalles como un traje espacial que simplemente es ropa (y no una ‘bolsa’ a presión), una nave muy poco creíble con gimnasios gigantes, una superficie marciana que en nada se parece a las imágenes reales que ha mostrado la NASA etc.

Así que el mayor defecto de ‘Marte’ es a su vez su mayor virtud: el ultra libraco en el que se basa, impreso en droga dura. Por lo tanto la cosa no está en si es una buena adaptación, si no más bien en si merece la pena perder la oportunidad de leer un libro monumental a costa de ver una buena película.

Publicidad

Yo recomiendo sin duda dejar la película para otro día.

@Mycroft221

Después de grandes producciones espaciales como Gravity o Interstellar, llega a nuestras pantallas The Martian. Una historia sencilla a simple vista pero que encierra un montón de detalles, escenas divertidas y unos desenlaces cada vez más curiosos, inteligentes y surrealistas.

La lucha por la supervivencia se ha convertido en el argumento principal en varias grandes producciones de Hollywood: en el mar, la montaña, el desierto, etc. Ya habíamos explorado el espacio profundo pero ahora contemplamos todos los inconvenientes que un astronauta debería afrontar en el planeta rojo.

martian

La película va directa al grano y en los primeros 10 minutos ya nos encontramos con un astronauta totalmente abandonado en Marte. No me gustaría destripar ningún detalle de la trama ni dar pistas sobre el argumento, pero sí que me gustaría dejar claro que se trata de una película que para nada se hace larga. Acompañaremos al protagonista y superaremos una serie de obstáculos junto a él: comida, agua, transporte… Lo mejor es que veremos a todas las partes implicadas trabajar al mismo tiempo: la NASA, una nave de vuelta a la tierra y el mismísimo marciano.

Matt Damon hace un gran papel y hace que sientas lo mismo que el protagonista: la angustia, el miedo, la alegría de superar un problema. Me preocupaba que fuera una historia única y exclusivamente de una persona abandonada en un planeta, pero de nuevo Ridley Scott ha sabido plasmar y resolver una historia con la que no puedes ni pestañear.

Como podéis leer, me gustó bastante y solo puedo añadir que la veáis y que la disfrutéis.

Anterior Reseña de la saga de "Las Reglas De Los Canallas", de Sarah Maclean
Siguiente ¡Netflix ya está en España!

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *