¿Por qué se tapa Tom Hardy la cara en sus películas?


Si hay un actor que últimamente sorprende con cada una de sus actuaciones es Tom Hardy. Este británico de 39 años, con fama de chico malo de Hollywood, acapara la atención del público cada vez que aparece en escena por sus camaleónicas interpretaciones.

Hardy es capaz de cambiar tan fácilmente sus expresiones corporales, faciales y hasta su propia voz. Esto ha provocado que el aclamado director Christopher Nolan se tome casi como un reto personal ver hasta dónde puede llegar Hardy con este innato talento.

Nolan intenta obtener lo mejor de sus actuaciones

Dunkerque (Dunkirk), es el último trabajo en el que han coincidido actor y director, y en el que casualmente vemos de nuevo a Tom Hardy con media cara tapada. Este detalle ya lo vimos en ‘El caballero oscuro: La leyenda renace‘ (The Dark Knight Rises) donde Hardy interpreta al villano Bane, quien lleva media  cara cubierta con una máscara de metal durante toda la película.  

No es casualidad que en estos personajes cubran su rostro y todo tiene una explicación bastante curiosa.

Resulta que durante la filmación de El caballero oscuro: La leyenda renace, Christopher Nolan estaba totalmente fascinado por la capacidad de interpretación de Hardy. En sus propias palabras:

“Estuve bastante emocionado con lo que hizo en “The Dark Knight Rises” con dos ojos, un par de cejas y un poco de frente, así que pensé, veamos qué puede hacer sin frente, sin cejas reales y quizá un ojo”

 

Es por este motivo que Nolan decidió mantener a Farrier, el personaje de Hardy en Dunkerque, con el rostro tapado por una máscara de piloto durante casi todo el film.

Tom Hardy con la cara tapada en Dunkirk

Pero por supuesto, esto no fue reto para Hardy, quien deja claro que la máscara no dificultó en absoluto su actuación. Pudo retratar a la perfección a su personaje; un hombre pragmático y directo que hace todo lo que que hacer durante una misión de guerra.

Algo parecido pudimos ver también en Mad Max: Furia en la carretera, el personaje de Hardy lleva también una máscara de metal durante casi la mitad de la película, pero esto no le impide expresar los tormentos que “Mad” Max Rockatansky sufre tras haber perdido a su familia.    

Un talento extraordinario

Simplemente podemos deducir que con este reto, Nolan logró comprobar una vez más el extraordinario talento de Tom Hardy para expresar emociones aunque sus recursos sean limitados. Da igual si le cubre sus cejas, su boca, si sus líneas son cortas o que cubra cualquier otra parte de su rostro, Nolan sabe con certeza que puede darse este tipo de lujos con un actor del calibre de Hardy.

 

* Artículo escrito por Gabriela.

Anterior 'American Gods'; tu nueva serie favorita
Siguiente 'Tras la huella del misterio', de José Antonio Roldán Sánchez

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *