Wayward Pines: ¿un paraíso?


Wayward Pines es una serie de FOX basada en la trilogía de los best-seller de Blake Crouch, que se ha emitido a través de FOX España y próximamente lo hará a través del grupo Mediaset (presumiblemente en Cuatro). Además, cuenta con cierto parecido a la histórica Twin Peaks, no sólo por estar ambientada en un remoto pueblo (en este caso en Idaho), sino también por ciertos aspectos de la trama.

wayward-pines-1

Publicidad

Sinopsis

El argumento es el siguiente: Ethan Burke (Matt Dillon), es un agente secreto que tiene como misión encontrar a dos de sus compañeros que fueron vistos por última vez en el pequeño pueblo de Wayward Pines, Idaho.

_20151128_171957

De repente se despierta tras un accidente de coche y amanece en el hospital de aquel pueblo idílico pero, poco después descubre que Wayward Pines no es tan idílico como parece, sino que todo lo que le rodea es, más bien, misterioso. Cuando intenta hacer una llamada de teléfono para avisar de su accidente se da cuenta de que no puede y al intenta salir de allí tampoco lo consigue…

Cuando ya lleva unas horas en el pueblo, encuentra el cadáver de uno de los compañeros a los que iba a buscar, y a raíz de ello empieza a conocer cuáles son las reglas por las que se rige este lugar y quién se encarga de hacerlas cumplir.

Os dejo con el trailer:

Publicidad

Crítica

Lo cierto es que esta serie pinta muy bien. La primera mitad está llena de misterio y suspense (y algo de terror, para qué mentir) porque, aunque no sabes exactamente qué pasa, sientes que hay algo raro en el ambiente.

Publicidad

Lo mejor de todo es que la trama se va desarrollando poco a poco pero sin resultar lenta, ya que es capaz de dejarte mucho más intrigado conforme acaba cada capítulo, consiguiéndolo con unos giros de guión brutales y unos personajes que, aunque están sobreactuados (y algunos de ellos, por desgracia, poco desarrollados) en algunos momentos, dotan a esta serie de ese halo de misterio que comentábamos antes.

wayward-pines-review

Los primeros capítulos consiguen mantenerte pegado a la silla sin pestañear ni un segundo (tal cual), sin embargo la segunda mitad flojea, ya que nos muestran las respuestas a los interrogantes planteados en el primer capítulo a mitad de temporada, consiguiendo que esta segunda tanda de capítulos (que dan la sensación de estar escritos deprisa y corriendo), se llene de hechos totalmente prescindibles que, además de no aportar nada a la historia, hacen que el espectador se quede algo frío y se rompa el clímax creado en los cinco primeros capítulos.

Pero aún con todo esto, en términos generales, Wayward Pines, si bien no va a marcar un antes y un después en la ficción, es una serie más que recomendable que no va a dejar a nadie indiferente.

¿Te ha gustado este artículo?
[Promedio: 0]

Anterior Suya, de Shayla Black
Siguiente Leticia Dolera y sus "requisitos para ser normal"

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *