‘Abducted In Plain Sight’, un documental sobre crímenes reales muy surrealista


En los últimos años se han hecho más famosos los documentales de crímenes reales, sobre todo desde la llegada de Netflix en España. Y aunque la mayoría podemos categorizar documentales como Making a Murderer o The Innocent Man como ‘entretenimiento’, siempre hay que recordar que estos casos involucran a personas reales, tragedias reales y pérdidas reales.

Aunque este documental también trata de un crimen real, veréis que es mucho más trágico y surrealista que los que hayáis visto hasta ahora.

¿De qué va Abducted in plain sight?

Abducted In Plain Sight narra la historia de la familia Broberg que, en el contexto de los años 70, fue manipulada y, en última instancia, traicionada por su vecino y amigo de confianza, Robert Berchtold. Sin que ellos lo supieran, al menos al principio, había estado preparando el territorio para seducir y secuestrar a una de sus hijas, Jan, de 12 años.

Vamos descubriendo la historia a través de una serie de entrevistas con los Broberg, entre ellos la misma Jan (ahora adulta), su madre, su padre, sus hermanas, así como el hermano de Berchtold, Joe y Pete Welsh, el agente del FBI asignado a los secuestros. Sí, en plural.

En 1974, Jan (que tenía doce años en esa época) desapareció por primera vez. Berchtold convenció a su madre para que le diera permiso para llevarla a montar a caballo, pero no volvió a casa en el tiempo que habían establecido.

“Berchtold le prestaba mucha atención a Jan y eso nos molestaba tanto a mi como a Bob (su padre)”, explica la madre de Jan a la cámara. “Su fascinación por Jan era un poco inquietante”.

Berchtold era un hombre casado con familia propia, sin embargo, los detalles de su plan siniestro para ganarse la confianza de la familia Broberg es escalofriante.

El primer secuestro

En Octubre de 1974, Robert secuestró a Jan y se la llevó a México en autocaravana. Según el relato de Jan, ella se despertó en el vehículo y la engañó al hacerle creer que había sido secuestrada por un OVNI.

A través de un elaborado engaño, Jan dice que le lavó el cerebro para creer que ella misma era mitad alien, mitad humana y tenía una misión muy importante: tenía que concebir un bebé con un hombre que aparecería a su lado (Robert) antes de que cumpliera 16 años para salvar a su familia (y la Tierra).

“Me lo creí absolutamente”, dice Jan de la “misión”. “Cuando combinas el aislamiento y el hecho que estaba completamente asustada, pudo conseguir que hiciera y creyera todo lo que quisiera”.

Dado que Berchtold era un amigo tan cercano a la familia, los padres de Jan tardaron varios días en denunciar la desaparición. Por suerte, la policía finalmente los encontró y consiguieron que volviera a casa.

Jan le dijo a su familia, bajo los órdenes de Berchtold, que estaba bien y que simplemente estaba “de vacaciones”.

A pesar de que Berchtold tenía cargos de secuestro y se había casado con Jan en México, sus padres fueron chantajeados para frenar el juicio.

Sus manipulaciones

Pete Welsh explica que su investigación reveló información perturbadora: Berchtold sentía “atracción por las niñas pequeñas” y, según informes, había intentado “llegar a” otras dos niñas de su pueblo antes de encontrar a Jan.

El hermano de Berchtold, Joe, describe a Bob como un “pervertido sexual” y un “pedófilo”. Se hizo amigo de los padres de Jan y incluso tuvo relaciones sexuales con ellos para acercarse a ella. Sí, con los dos, pero por separado. Lo que fuera para distraerlos y así, seducir y acercarse más a Jan.

Por eso cuando Jan volvió a casa, Robert los chantajeó con que revelaría sus aventuras sexuales si no le quitaban la denuncia por lo que había hecho con su hija.

El segundo secuestro

A pesar de todo lo que pasó, los Broberg permitieron que Robert siguiera entrando en su casa. Y dos años después del primer secuestro, Robert volvió a secuestrarla. Esta vez se la llevó a California y estuvo más de 100 días fuera de casa.

La inscribió en un colegio católico exclusivamente para niñas, haciéndose pasar por su padre para tratar de mantener alejados a su familia y las autoridades. Durante ese tiempo, Robert mantuvo el contacto con la familia de Jan y les decía que no sabía donde estaba.

Después de más de 100 días, Berchtold fue localizado y puesto bajo custodia. Fue absuelto por cargos de secuestro en primer grado por “motivo de un defecto mental“.

Jan, que no quiso revelar todo lo que pasó a su familia hasta años más tarde, le dice a los documentalistas que Berchtold trató de abusarla sexualmente “más de 200 veces“.

Una historia trágicamente muy real

Lo que dejan muy claro en el documental es que Robert Berchtold era un pedófilo, pero que pasó en una época en que las personas no tenían ni idea de que pasaban estas cosas y por eso fueron tan ingenuos.

Con todo lo que descubrimos en el documental; lavados de cerebro, chantaje, incendios provocados, amenazas de muerte y secuestros de extraterrestres… Es una historia “tan increíble que solo podría ser verdad“.

¿Dónde está Jan Broberg ahora?

Jan y su madre, Mary Ann, han hablado en varios eventos para concienciar a la gente sobre el abuso sexual y todo lo que lo rodea. Mary Ann también escribió un libro llamado Inocencia robada: La historia de Jan Broberg, sobre la terrible experiencia.

Berchtold empezó a aparecer en sus eventos, intentando desacreditar la historia. Jan, a su vez, presentó una orden de alojamiento que, después de tener que enfrentarse a él en un juicio, finalmente se lo dieron con validez por el resto de su vida.

¿Y Robert Berchtold?

Después de una confrontación con un evento en Bikers Against Child Abuse, Berchtold fue acusado y declarado culpable de posesión de un arma de fuego y asalto agravado. Su hermano Joe confirmó en el documental que finalmente se suicidó, antes de que pudiera tener lugar la sentencia.

Jan afirma que seis mujeres la han contactado para decirle que Berchtold también abusó de ellas cuando eran niñas.

 

Desde que añadieron este documental a Netflix, la mayoría de espectadores comentan que es totalmente surrealista y te dejará boquiabierto/a.

Estamos totalmente de acuerdo.

Anterior La gran banda sonora de 'The Umbrella Academy'
Siguiente ¡Ya llega Ohlalà, el Festival de Cine Francófono de Barcelona!

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *