«Aprendiendo a conducir»: Lo nuevo de Isabel Coixet


Learning to drive (Título original): 

Si conocéis la filmografía de nuestra directora más atípica y lúgubre,  os sorprendería esta película que se queda en un “sí pero no”, es decir, un intento de comedia. Pero no lo consigue porque juega de nuevo, en Aprendiendo a conducir, con las debilidades, los dramones sin sentido y el vacío sentimental de los protagonistas.

Aprendiendo_a_conducir-885079679-large

Publicidad

Isabel Coixet, como ya bien dijo Joaquin Reyes en su celebrities de la“Hora Chanante” , es una mujer de pura contradicción, que le da asco la gente y sonríe casi obligada. Realmente tiene una sensibilidad especial para captar en pantalla los estados de ánimo de sus protagonistas, la soledad, el amor y el dolor son constantes en sus películas. Aun con todo ello, en este proyecto último rodado en Nueva York, con actores extranjeros y en inglés (como muy bien nos tiene acostumbrados Isabel Coixet) hay tintes de humor surrealistas para que el drama no sea tan drama. Lo que si se nota en esta cinta es que ha cuidado, querido y mimado más a sus protagonistas (no los ha matado), pero el dolor está perenne.  Muy Coixet.

La película cuenta la historia de Wendy Shields (Patricia Clarkson) un clon de Shara Jessica Parker en Sexo en Nueva York. Mujer pija, que le acaba de abandonar su marido porque le ha puesto los cuernos con otra, está muy triste y compungida pese a ser millonaria, vivir en un chalet adosado en Nueva York y trabajar de escritora.  (Es como Jessica Parker pero en guapa). Decide sacarse el carnet de conducir porque hasta ese momento era su marido el que le llevaba a todos sitios como si fuera su chofer.  Y casualmente su profesor de autoescuela es un hindú llamado Darwan Singh Tur (Ben Kingsley) un emigrante afincado en Nueva York con un turbante en la cabeza, que recibe insultos racistas por la calle pese a ser un cacho de pan, que son los momentos en los que realmente lo pasas mal en toda la película. (Si Wendy  aprueba o suspende el examen de conducir da un poco igual) .

aprendiendoaconducir

Publicidad

Darwan y Wendy pese a sus diferencias, congenian muy bien y se llevan de rechupete. Ese contraste de personalidades tan distintas y a la vez tan cercanas hace que sea “casi divertida”. ¿Cómo acabará esto? Pues no os voy a hacer spoiler, no soy tan malvada. Pero si echáis un vistazo a los finales de todas sus películas (dramas, dolor, depresión), casualmente es todo lo contrario. (¡POR FÍN!) pero el final tampoco es lo que esperas que pase, simplemente pasa lo que tenía que pasar. Como la vida misma.

aprendiendo-a-conducir-2

Obviamente el tono no es el mismo que por ejemplo “Mi vida sin mí” que menudo dramón de domingo por la tarde… esa madre que sabe que la va a palmar y le deja cintas grabadas a sus hijos…. Eso es peor que la muerte de Mufasa en el Rey León, a mí me traumatizó, por lo que dejé de ver películas de Coixet para no caer en la más horrible depresión adolescente y con esta nueva película me ha sorprendido, pero no para bien. Simplemente ha pasado sin pena ni gloria, sin más.  Una cinta que empieza siendo un intento de dramcomedy pero dejando mucho por hacer. En mi opinión parece que está sin terminar, se queda  a la mitad en todo. Pero bueno así es ella, pura contradicción.

Aquí os dejamos con el tráiler oficial

Anterior Actividades Harley Days 2015
Siguiente ¿Qué Series de TV Han Sido Renovadas y Canceladas? (2015-2016)

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *