Cómo defender a un asesino: crímenes y abogados


De vez en cuando, te topas con una serie cuya historia te absorbe completamente. Cómo defender a un asesino (How to get away with murder, para los más internacionales) es una de esas series. El primer capítulo te deja con la boca abierta, con un montón de preguntas en la cabeza y una sensación de querer conocer y descubrir todas las respuestas.

La sinopsis no es especialmente sencilla de explicar. Todo empieza con el nuevo curso en una de las universidades de Estados Unidos. Los nuevos alumnos de Derecho entran en la clase y se encuentran con una de las profesoras más famosas y terroríficas: Annalise Keating. Annalise elige a cinco de sus alumnos más brillantes para que trabajen con ella (¿es eso legal?) en sus casos. Mientras tanto, una de las alumnas del campus, Lila Stangard, ha desaparecido y todos la están buscando. Diferentes historias que se acabarán entrelazando en esta serie de abogados/crímenes/romance/… No sabría cómo categorizar este show. Uno de esos que enganchan, y mucho.

Publicidad

Viola Davis, la más badass

Viola Davis es la actriz que da vida a Annalise Keating, una de las abogadas más prestigiosas del país. Ella misma es uno de los aspectos que más llaman la atención; se han atrevido a cambiar completamente los tópicos. La figura del abogado invencible es una mujer, ¡y de raza negra! Viola Davis nos presenta a un personaje carismático y simplemente genial. Annalise es capaz de cualquier cosa por sus clientes. No le interesa que sean culpables o no, porque piensa que todos ellos tienen el derecho a una defensa digna.

Annalise HTGAWMAnnalise no es la mujer perfecta, ni mucho menos. En su aspecto profesional es ambiciosa, todo un tiburón. Pero, detrás de esa máscara, llora, ríe, bebe y ama (aunque suene muy cursi). Puede que al principio os caiga mal, que os parezca que no tiene corazón y lo único que le interesa es ganar, pero es mucho más que eso. Es humana; duda, comete errores y siente miedo. Dadle una oportunidad.

Los mejores acompañantes

Los personajes son un verdadero puntal para el éxito de Cómo defender a un asesino. Annalise, como cada año, elige, entre todos sus alumnos, un grupo de cinco personas. Son los más brillantes de la clase, como hemos dicho al comienzo. A estos jóvenes talentos les ofrece la posibilidad de librarse del examen final (ay pobres, ese no va a ser su mayor problema). Uno de los protagonistas es Wes Gibbins (interpretado por Alfred Enoch, que muchos conoceréis por su papel de Dean Thomas en Harry Potter), un chico que ha entrado en la universidad casi por casualidad. Es trabajador, inteligente y capaz de ganarse el puesto privilegiado que se merece.

Publicidad

Todos HTGAWMConnor Walsh es el guapito del grupo. Utiliza sus encantos para conseguir información. En principio parece un cliché total, pero conforme pasan los capítulos, se aleja de esa idea. Laurel Castillo es la listilla, Asher es el chico rico y estúpido, y Michaela es la niña pija. Esta es la primera idea que nos hacemos de cada uno de los personajes, pero esta idea que tenemos se irá desmontando con el paso del tiempo (y hasta ahí puedo leer). Conoceremos su pasado, sus familias, sus romances, y seremos capaces de ver más allá de esos estereotipos.

Engancha, y mucho

La serie sigue una estructura ya muy vista: cada capítulo presenta un caso diferente con su desenlace, pero la línea central de la serie continúa y crece a medida que avanza la temporada. En algunos aspectos es un poco adolescente. Siempre está pasando algo, parece que les diera miedo que el espectador se aburriera o algo. La música es clave, ya que refuerza los momentos más importantes y tensos de la trama.

Wes HTGAWMLa historia se cuenta a través de flashbacks. A mitad de temporada, más o menos, llega el momento en el que empezó la serie. Así, entendemos cómo  han llegado los personajes hasta esa situación.  En ese aspecto, el primer episodio es una locura. Nos lleva constantemente desde el presente al pasado (notaréis la diferencia porque el pasado siempre tiene un filtro oscuro). Nos irán explicando los detalles de un asesinato ocurrido en la casa de Annalise, en el que sus alumnos acabarán envueltos. Dejan pistas, pequeños detalles…para que el espectador pueda montarse su propia teoría. Maravilloso. La serie te atrapa con los diferentes juicios que tienen que sobrellevar nuestros protagonistas. Y, ante todo, te hace preguntarte: ¿dónde está Lila?

 

Anterior Impresiones de la quinta temporada de Girls
Siguiente Maestro Ennio Morricone

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *