Interstellar


Interstellar

Si existe un top 10 de las mejores películas de ciencia ficción, deberían hacerle un hueco a Interstellar. La última película de Christopher Nolan ha dejado a más de uno con la boca abierta. Yo disfruté como un niño viendo una historia original envuelta en un mundo al borde del apocalipsis de la humanidad. Sin zombis, sin aliens ni nada por el estilo. Esta vez son varios los desastres que han llevado a la raza humana a abandonar ejércitos y dedicarse especialmente a la agricultura. Tras sufrir varias plagas que han acabado con la patata y otras hortalizas en todo el planeta, los agricultores se centran básicamente en cultivar maíz. Podría haber dietas peores como sobrevivir solo a basa de McDonalds.

Publicidad

En este escenario es donde tendrá que sobrevivir Cooper, un ingeniero convertido en agricultor, que tiene la responsabilidad de mantener a sus dos hijos con la única ayuda del abuelo materno. Los problemas de su día a día dejarán de ser importantes al saber que la humanidad le queda una única generación para extinguirse. Nubes y tormentas de polvo amenazan a las ciudades como si fueran tormentas de nieve, con el añadido de que producen problemas respiratorios a buena parte de la población.

La solución para asegurar la supervivencia de la humanidad únicamente cuenta con un plan A y un plan b. La opción más peligrosa pero efectiva es la de encontrar un planeta nuevo donde asentar una nueva colonia humana. Por ello, Cooper será el piloto de una nave espacial que, con 3 tripulantes más, tendrán la misión de encontrar una nueva tierra prometida.

Interstellar

Hay muchos aspectos de esta historia que me encantaría comentar, pero es necesario que los descubráis vosotros mismos. Todo lo que os cuente ahora sobre la historia sobra. Sencillamente hay que verla y los que ya habéis ido al cine este fin de semana sabréis a qué me refiero.

Publicidad

Sí que puedo hablar del sello personal de Christopher Nolan. En Interstellar volvemos a encontrar a Michael Caine, que ya se ha convertido en el mejor amigo de Nolan. Lo hemos visto en la mayoría de sus películas como Origen, El Truco Final, Batman, etc. Pero como ocurre bastante en esta industria, el director se encariña con algunos actores y resulta inevitable volverlos a ver en nuevas películas. Joseph Gordon-Levitt también fue otro de los actores que repitió con éste director en Orígen y en la última entrega del Cabalero Oscuro. En esta ocasión le ha tocado a Anne Hathaway, la última Catwoman y protagonista de la superproducción de Los Miserables. De nuevo, hace una buena interpretación y su personaje tiene una carga importante con la que tiene que tomar decisiones importantes basándose en hipótesis abstractas. Pero no podemos olvidar a las nuevas caras de la firma Nolan. Hace poco menos de un año que Matthew McConaughey alzaba el Óscar al mejor actor y de nuevo tiene opciones para repetirlo. No es fácil formar parte de una expedición galáctica dejando atrás a 2 hijos. Responsabilidad, amor, impotencia y desesperación. El actor pasa por todas estas emociones con el único objetivo de ver de nuevo a sus hijos.

Interstellar

Si hablamos del transcurso de la trama, vemos recursos propios de Nolan y que ya hemos encontrado en films anteriores. Es un director que siempre nos entrega un final impactante cargado de tensión. Estas viendo la película y piensas ¿ha terminado ya? Y mientras tanto, la trama avanza hacia adelante creando más expectación. La preocupación u obsesión de Christopher Nolan por el espacio-tiempo vuelve a estar presente en Interstellar. En Origen vimos una historia llena de realidades ficticias dentro de los sueños de determinadas personas y ahora la realidad tiene un papel clave para la supervivencia humana.

La verdad es que no se ven muchas películas de este estilo y que consigan hacerte salir del cine comentando con tus amigos, familia o pareja los detalles de la historia que acabas de ver. Al salir se podría organizar un cine fórum y más de uno se quedaría para analizar la trama en profundidad. En resumen: una historia muy currada y reproducida con mucho cuidado, con dosis de humor, lágrimas y tensión. Unos actores de 10 sobre 10 te harán disfrutar las casi 3 horas que dura la película convirtiéndolas en hora y media más o menos.

8/10

Anterior Podcast de Cine y Series en La Tarda – 06/11/14
Siguiente World Press Photo 2014

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *