LEMONADE, el nuevo álbum visual de Beyoncé


LEMONADE de Beyoncé es lo más. Es lo primero que me viene a la cabeza después de verlo, un largometraje de 1 hora y 5 minutos, donde podemos escuchar 12 canciones que componen su último álbum. Una película donde las influencias de la cultura a la que pertenece, se ven en cada parcela de la historia. Una reivindicación de la cultura negra y de la mujer en ella, donde el patriarcado es muy fuerte y las mujeres son propiedad del hombre. A través del tema de la infidelidad, Beyoncé nos transporta hasta ésta historia (propia o no propia, hay muchas dudas al respecto) para luchar por la mujer y su dignidad.

lemonade-beyonce-pray-silenzine

Publicidad

Las canciones que musicalmente me han gustado son:

  • HOLD UP
  • DADDY LESSONS
  • 6 INCH
  • FREEDOM
  • ALL NIGHT
  • FORMATION

No sabría como describirlas porque todas me gustan por igual, pero si tengo que destacar una, ésa sería DADDY LESSONS. Beyoncé trabaja con una base musical que recuerda a los años 50 en una antigua Nueva Orleans, donde la trompeta del blues más cañero sonaba en alguna taverna. La lírica de la canción trata sobre lo que el título nos delata: las lecciones que le dio su padre en esta vida, que la hicieron ser una mujer fuerte y combativa, que cuida de su familia y intenta ser la mejor para hacer feliz a los que la rodean.

lemonade-beyonce-hold-up-silenzine

lemonade-beyonce-serena-williams-silenzine

 

Publicidad

Serena Williams hace un cameo en el largometraje, donde nos enseña sus dotes en el baile. Se marca un twerk en toda regla. Es su forma de demostrar su sexualidad y su fortaleza como mujer. Los medios deportivos no hablan de sus habilidades físicas, si no de su voluptuosidad y sus curvas. Con este vídeo les demuestra a todos lo sexy que es, aunque no sea lo que quiere que se hable en la pista de tennis.

 

lemonade-beyonce-silenzine

lemonade-beyonce-redemption-silenzine

De sus canciones, me sorprende sus ganas de enfrentarse a nuevos estilos musicales fuera del R&B como el blues rock, el country, el funk y el soul. Cada uno de ellos los utiliza para destacar la fuerza de cada canción ya sea en la fase de la sospecha, de la verdad, de la redención, del enfado, del perdón (aquí es cuando Jay Z aparece en la canción de Sandcastles) y de la felicidad (All night). Un cortometraje donde demuestra que no es una diva más del mundo musical, si no como ella se ha considerado siempre: QUEEN BEE (tiene un doble sentido: la Reina Bé (abreviatura de Beyoncé) o la reina abeja, la que manda y controla el cotarro. A todos aquellos fans de la diva o a los que os pique la curiosidad, aventuraos a verlo porque no tiene desperdicio y es una forma de ver como el mundo de la música está cambiando y coge más peso el mundo audiovisual como vehículo para promocionar un disco, y generar ventas (y no ilegalidades). Al fin, compras algo que tiene valor, y eso es en lo que contribuye Beyoncé (aunque sea para potenciar el pequeño crío de Jay – a eso me refiero con TIDAL, del que ya os hablé en primicia AQUÍ).

lemonade-beyonce-silenzine-1

lemonade-beyonce-formation-silenzine

Anterior 5 lecciones que nos ha dado la serie de 'Vikings'
Siguiente Les amigues de l'Àgata; un retrato generacional fiel

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *