in ,

‘Los chicos del parque’ de J.Domínguez-Macizo

Por que en Silenzine nos gusta promocionar a los autores noveles, hoy os hablamos de ‘Los chicos del parque’, la novela debut de J.Domínguez-Macizo, cuyo embrión se gestó en los 90, sus años universitarios, como resultado de la mezcla de la Barcelona postolímpica y canciones de Michael Jackson, Madonna y Alphaville.

Tranquilos, solo presentaré el libro, así que no os toparéis con ningún spoiler.

Publicidad

Sinopsis

Mario lleva una doble vida en la que lidia entre el mundo de la docencia y el de la prostitución. Este secreto suyo se ve amenazado cuando Néstor, aspirante a alcalde y antiguo cliente y amante, aparece sin vida en el parque en el que Mario y muchos otros chicos se ganan un buen sueldo ofreciendo favores sexuales. El suceso rompe la mágica tranquilidad del verano y hace que Joaquín, inspector con el que nuestro protagonista también tiene un pasado romántico, se vea obligado a iniciar una investigación que destapará mucho más de lo que se esperaba. Por si esto fuera poco, nuestro protagonista trabaja en la misma universidad que el hermano de la víctima, y también tiene una hermana que es reportera y que, para más inri, quiere sacar tajada del caso del asesinato del parque.

Llegados a este punto, todas las flechas apuntan a Mario, tanto para bien como para mal. Por este motivo acaba involucrándose en la operación policial que tiene como objetivo dar con el asesino; Joaquín le amenaza con mostrar su segunda profesión al mundo. Así, ambos irán desengranando una maraña de drogas, sexo, venganza, corrupción, engaños y rivalidades que les llevará a un punto del que ya no podrán volver jamás.

¿Qué hay más allá de la epidermis de ‘Los chicos del parque’?

La novela, de misterio, policíaca y en ocasiones erótica, nos da un punto de vista del que no siempre gozamos; la prostitución masculina vivida en primera persona. Las “aventuras”, por así decirlo, de Mario empiezan siendo las de un alguien calculador y con bastante sangre fría que lucha por protegerse a sí mismo. Pero, ojo; no es un antihéroe, el chaval sabe lo que hace, y es infalible. De hecho, quizás sea ese su problema; el uso que quieran hacer de él los demás.

Con esta historia, el autor dibuja un retrato de la fealdad social a la que muchos se ven expuestos, y delinea a un protagonista que, aún no siendo para nada naif, da bandazos de un lado a otro siendo golpeado y amoldado por los egos y las oscuras y egoístas intenciones de muchos otros. ‘Los chicos del parque’ es una historia urbana en la que las relaciones de amor y amistad no son más que un lujo, y el racismo, el abuso de poder y la carencia de escrúpulos marcan de por vida a los que aparecen en ella.

Publicidad

Impresiones

Lo que me llevo de este libro es la valentía de ponernos a los lectores las gafas de una realidad social a la que no todos dan voz. Y el frenético ritmo de los acontecimientos, marcados por la hora y los minutos en los que todo va sucediendo; una maniobra que nos deja sin aliento en muchos momentos.

Marina Camacho

Written by Marina Camacho

Especialista en series y en hacer pasteles de cumpleaños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

‘El Cascanueces’, un clásico imprescindible

La magia de los cortos de Pixar