‘Mentes Poderosas’, la nueva apuesta juvenil


No cabe duda de que los grandes estudios cinematográficos han encontrado en las sagas literarias juveniles una fuente inagotable en busca del éxito que un día le ofrecieron la saga Crepúsculo o más recientemente Los Juegos del Hambre, pero es algo tan cierto como que no siempre acaban acertando con la elección. Ya sea por la calidad del producto, la confianza (y medios) depositada en él o, sencillamente, por la poca atención que le prestan su principal target.

Ahí tenemos algunos ejemplos de sagas que se han quedado sin terminar como en el caso de la saga Divergente o otros que, ni si quiera, han ido más allá de una primera entrega.

Son muchos los nombres que podemos encontrar en este último grupo, como Hermosas Criaturas o Cazadores de Sombras. Pero hay más, muchos más, que se han quedado por el camino o directamente en la casilla de salida.

Mentes Poderosas es el nuevo intento de convertirse en todo un fenómeno, especialmente entre el público adolescente, adaptando las novelas de Alexandra Bracken a un guion a cargo de Chad Hodge (‘Wayward Pines’) y con ilustres productores como Dan Cohen, Dan Levine o Shawn Levy entre sus créditos, conocidos por su trabajo en series como Stranger Things o películas como La Llegada. A priori, unas garantías más que prometedoras.

¿De qué va Mentes Poderosas?

Después de que una enfermedad matase al 98% de los niños y jóvenes de los Estados Unidos, el 2% que consiguió sobrevivir ha desarrollado super poderes, pero se les ha encerrado y clasificado por colores asociados a ciertas habilidades, en campos de entrenamiento al ser declarados una amenaza.

Una de esas niñas de 16 años, Ruby, consigue escapar de su campamento y se une a un grupo de adolescentes que huyen de las fuerzas del gobierno. Y así comienza nuestra historia.

En dicho grupo encontramos a la protagonista Ruby, interpretada por Amandla Sternberg, y detonante de toda la trama, ya que debe ocultar su verdadera naturaleza para no ser condenada ni considerada una amenaza. En su camino hacia la supuesta libertad se encontrará con la ayuda de Cate Connor (Mandy Moore), de quien también escapará al no sentirse completamente segura, terminando al lado de el azul Liam (Harris Dickinson) con quien formará el inevitable pero efectivo y emotivo rol sentimental, el inteligente y verde Chubs (Skylan Brooks) y la pequeña y entrañable Zu (Miya Cech).

El punto de inflexión de la trama principal lo encontraremos en la llegada del grupo al campamento de jóvenes liderado por el huidizo, tras escapar de la caza a la que les someten los rastreadores. Sobre todo es destacable cuando se encuentran con el personaje encarnada por Gwendoline Christie, a la que casi todos conoceréis por Juego de Tronos, pero que aquí interpreta a un personaje completamente desaprovechado, un tanto insustancial y con una puesta en escena que precisamente no le ayuda en su credibilidad. Uno de los grandes defectos sin duda de esta cinta.

La narración sufre una serie de altibajos que nos impiden sentirnos protagonistas del devenir de sus personajes, pero las escenas de acción resultan bastante satisfactorias aunque sean de forma muy breve o en ocasiones incluso algo contenidas.

Como cine de aventuras cumple con su cometido y el romance increscendo funciona francamente bien como primer capitulo. Aunque quizás ese sea su gran error, y es que tenemos la sensación de que estamos ante una presentación de su universo más que de una película en si.

Equipo técnico de Mentes Poderosas

En la silla de dirección tenemos a Jennifer Yuh, quien ya demostrará su calidad y talento en las exitosas últimas dos entregas de Kung Fu Panda, así como en algunos capítulos de la serie animada de Spawn. Este es su primer trabajo con actores de carne y hueso, y aunque mueve su batuta con soltura lo cierto es que el envoltorio termina siendo algo convencional para esta nueva distopía adolescente de enfrentamiento entre jóvenes y adultos.

En conclusión…

De todas formas estoy convencido de que los adolescentes que acudan a las salas y los seguidores de las novelas saldrán bastante satisfechos de la proyección de Mentes Poderosas, aunque quizás para los demás quizás no signifique más que un ligeramente descafeinado mashup entre X-Men y Los Juegos del Hambre.

Ojalá en sus próximas entregas, si las hay, decidan arriesgar un poco más y profundicen en un escenario y unos personajes que parecen tener más que ofrecernos de lo visto en esta primera entrega. Aunque no os voy a negar que tengo cierta afinidad por este tipo de propuestas.

Nota: 6.5/10

Anterior Las 24 Películas Sobre el Holocausto Que Hay Que Ver
Siguiente 'Maniac', una serie dramática protagonizada por Emma Stone y Jonah Hill

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *