Girls


Girls

¡Hola! Soy Marina, estudiante de guión cinematográfico, muy freak de la ficción televisiva en general (y en particular muy fan de la HBO, las producciones inglesas, sitcoms muy variopintas…). Es por esto que a partir de hoy voy a colaborar con Silence en una sección de series de televisión que vamos a estrenar con este mismo post.

Todo comienzo necesita una entrada triunfal, así que hoy he decidido hablar de una de las series que más se está nombrando últimamente; Girls

Girls

Mucha gente la compara y la pone al mismo nivel que Sexo en Nueva York, pero yo estoy totalmente en desacuerdo con esa teoría. Girls trata con muchísima maestría, y doble dosis de humor (un poco negro a veces), la realidad y los problemas de gente sencilla y de carne y huesos, que intenta madurar y hacerse un hueco en este mundo, sin llegar a corromperse demasiado.

Bueno, es un resumen bastante general, pero creo que hay que verla para experimentar la sensación de identificación que yo siento. Y no, no es para un público sólo femenino.

HBO, en su inmensa sabiduría, ha vuelto a ganar; a ganar a una extraordinaria Lena Dunham que es la escritora, directora, creadora y a la vez protagonista de la serie (con sólo 26 años). Me encantaría conocer a esta mujer.

Girls

Por muchas cosas Girls se considera (y es) una serie muy rompedora y extremadamente cruda. Sólo va por su segunda temporada y ya ha provocado muchísimo revuelo. Hace poco la comenté con otra persona, y me pareció curioso su punto de vista. Me dijo que no le gustaba, o más bien que no la soportaba, porque era demasiado realista, pero con ese tipo de realismo que te duele. Es una de mis series favoritas y, si la seguís, sabréis que el último capítulo (titulado One Man’s Trash) ha sido algo extraño, algo atípico, un punto de inflexión no sólo de la temporada, sino de la serie en general.

Girls

El capítulo trata solamente de Hannah y de su relación esporádica con un hombre maduro, con trabajo estable, con ducha con hidromasaje, atractivo, bien posicionado…y feliz. Digo que es un punto de inflexión porque no aparecen los otros personajes (ni siquiera se nombran), no tiene la frescura y la crudeza que tienen los otros capítulos, y es hasta un poco edulcorado. Es la típica historia de chico (o hombre) conoce a chica y, de pronto, todo es perfecto. Por eso a la gente no le ha gustado demasiado.

Y es que hace falta comprender enteramente el universo de Hannah para apreciar este episodio. Este “parón en el tiempo” significa ese momento por el que todo ser humano tiene que pasar (antes o después) en el que se pregunta quién es realmente, y qué quiere.

Hannah, durante todos los años de su vida, ha pensado que tenía claro lo que quería ser en la vida. Sí, es un desastre y ella lo sabe, pero siempre ha tenido unos ideales que no ha traicionado. Ella no quería ser una persona más, quería que su paso por el mundo significara algo (como queremos todos, creo), y creía que su destino era escribir, malvivir y morir sola, de tuberculosis, en una buhardilla. Creía que era ese tipo de persona que puede sacrificar su felicidad para conseguir realizarse de esa manera, para que su voz se escuche.

Pero es entonces, al ver como la trata Joshua (el hombre maduro del capítulo), al ver la cocina enorme, la luz que entra por los ventanales, la facilidad con la que siente que quiere gritar eufórica, cuando se da cuenta de que es como todos los demás. Se da cuenta de que no quiere otra cosa que ser feliz, y eso rompe todos sus esquemas, y todos los ideales en los que ella había creído, se derrumban de golpe. Es por todo esto, que este capítulo es CRUCIAL para Hannah. Porque ahora todo será diferente.

¿Qué creo que pasará? Nada. En sí la serie será la misma, con la misma frescura que ha tenido hasta ahora. Y Hannah será la misma, sólo que con las cosas aún menos claras sobre la vida en general. Lo que sí que creo es que esto cambiará su relación con Adam (porque Adam está hecho para ella, y ella para él, aunque se destrocen el uno al otro). Creo que Hannah tendrá más autoridad para pedir ciertas cosas en una relación, pero también se dará cuenta de que su felicidad no tiene porqué ser la que le daba Joshua. Creo que su felicidad es la complicidad que le proporcionaba Adam que, aunque le asuste, es lo que realmente necesita. Creo que Hannah aprenderá que sentirse realizado es una cosa, y ser feliz es otra.

Girls

Pero todo esto son especulaciones. Lo que realmente pasará sale de la cabecita de la genial Lena Dunham, y eso sólo significa una cosa: imprevisibilidad.

Anterior Nuevo tráiler de Monstruos University
Siguiente Joan Chamorro & Andrea Motis

2 Comentarios

  1. Laura
    Laura
    18 febrero, 2013
    Responder

    Perfecta descripción de quién conoce GIRLS. Felicidades Marina 🙂

  2. Avatar
    Marta
    13 febrero, 2013
    Responder

    Interesante observación del último capítulo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *