11 Películas sobre enfermedades mentales (y que las muestran tal y como son)


En un mundo donde la cultura es influenciada por el cine y televisión, es muy importante encontrar personajes con los que sentirse identificados. Por ello, es igual de importante que las personas que sufren de enfermedades mentales o que tienen personas cercanas que las sufren, se sientan identificados con personajes cinematográficos.

Sin embargo, la mayoría de veces la visibilidad que dan a estas enfermedades suele ser poco ideal e  incluso, peligrosa. Enfermos mentales son a menudo representados como asesinos, delirantes villanos en películas de terror, o son groseramente tergiversados en películas, exposiciones y otros medios de comunicación.

Publicidad

En esta lista he intentado enumerar las películas que presentan las enfermedades mentales de manera más realista.

¡SPOILERS EN LAS DESCRIPCIONES!

11. Un tranvía llamado deseo (1951)

Enfermedad mental: Trastorno de ansiedad

Un tranvía llamado deseo cuenta la historia de Blanche Dubois, una mujer que fue parte de la sociedad alta y que acaba de mudarse a casa de su hermana Stella y su cuñado Stanley.

A Blanche no le gusta el comportamiento ruidoso y desaliñado de Stanley. Blanca sufre de algún tipo de trastorno de ansiedad por culpa de la muerte de su marido y no puede trabajar. Después de que Stanley empiece a abusar de Stella, Blanche le ruega a su hermana que lo deje, pero ella no le hace caso. En los meses siguientes Blanche está al borde de un ataque de nervios y descubrimos que fue despedida de su trabajo anterior por su comportamiento inestable y por tener relaciones sexuales con un menor de edad.

Después de que el hombre con quien está Blanche descubre la verdad, él la deja. Blanca pierde el control y se enfrenta a Stanley por contarle su pasado a su admirador, que termina en una lucha violenta y agresión sexual. Acaban metiendo a Blanche dentro de un psiquiátrico.

Esta película nos enseña cómo maltratan a mujeres con enfermedades mentales.

10. Alguien voló sobre el nido del cuco (1975)

Enfermedad mental: Trastorno de ansiedad, epilepsia y muchos otros

No podemos publicar esta lista sin incluir esta película. La película se considera una de las mejores películas hechas nunca y fue considerada «cultural, histórica y estéticamente significativa» por la biblioteca del Congreso de Estados Unidos y fue seleccionada para ser conservada por el registro nacional del país.

La película sigue la historia de Mac (Nicholson), un delincuente que odia la autoridad y está encerrado en un psiquiátrico. Mac no parece sufrir una enfermedad mental y muchos de sus compañeros tampoco. La película trata temas como el grave maltrato que sufrían pacientes psiquiátricos en los años sesenta y la criminalización y ostracismo de las personas de libre pensamiento, anti-autoridad.

La película presenta personajes que sufren de trastornos de ansiedad, epilepsia, sordera, mudez y otros diagnósticos.

9. El club de la lucha (1999)

Enfermedad mental: Trastorno de personalidad múltiple

La película sigue la historia de un narrador sin nombre (Edward Norton) y Tyler, un chulo piscinas que fabrica jabón (Brad Pitt). Mientras no tuvo mucho éxito cuando se estrenó, se ha convertido en una película de culto.

Tratan muchos temas en la película pero lo más destacable es que el narrador sufre de trastorno de personalidad múltiple. El narrador está increíblemente insatisfecho con su vida y sin darse cuenta, se convierte en Tyler para compensar su falta de «masculinidad» y poder.

Aunque esta idea es interesante en la película, está muy lejos de la realidad. Es decir, las personas que sufren de trastorno de identidad disociativo padecen de ello debido a abuso, trauma en la infancia, etc.

Aún así, retratan muy bien la enfermedad en la película y es una representación legítima de lo intenso que puede llegar a ser este trastorno.

8. Inocencia interrumpida (1999)

Enfermedad mental: Sociopatía

Inocencia interrumpida es un drama dirigido por James Mangold y Jonathan Kahn. Los protagonistas son Winona Ryder y Angelina Jolie y retratan dos mujeres jóvenes que son ingresadas en un hospital psiquiátrico en los años sesenta.

Susanna (Winona) casi muere al intentar mezclar alcohol con pastillas. Y durante toda la película nos hacen cuestionarnos si Susana sufre alguna enfermedad mental o simplemente no sabe cómo manejar sus problemas. Hasta se lo pregunta ella misma hacia el final de la película.

Lisa (Jolie) lleva muchos años en el psiquiátrico y se ha escapado muchas veces. La consideran una sociópata con tendencias manipuladoras y rebeldes. Lisa puede parecer que la hayan diagnosticado mal y sea una incomprendida, pero en varias ocasiones de la película vemos como a pesar de ser una buena persona se acaba perdiendo en su enfermedad.

7. Memento (2000)

Enfermedad mental: Amnesia

Este thriller psicológico fue dirigido por Christopher Nolan y está basada en el cortometraje Memento Mori por Jonathan Nolan. La película es una pieza única que muestra dos versiones diferentes de las mismas escenas a lo largo de la película, en blanco y negro, en color y con diferentes líneas temporales.

Hicieron esto para que el público se pusiera en los pies de Leonard (Guy Pearce) mientras sufre de amnesia anterógrada, un trastorno de memoria que impide a una persona crear nuevos recuerdos después del evento que causó la condición.

Memento es una película confusa y entretenida a la vez. Aún así, la realidad de la amnesia anterógrada está muy lejos de ser algo entretenido. Los efectos de este tipo de amnesia afectan a mucha gente hoy en día y puede ser causada por diferentes tipos de drogas y lesiones cerebrales. A diferencia de la amnesia retrógrada, la condición en la que uno no puede recordar su pasado, quienes sufren de amnesia anterógrada rara vez se recuperan.

6. Una mente maravillosa (2001)

Enfermedad mental: Esquizofrenia paranoide

Publicidad

Este drama biográfico fue dirigido por Ron Howard y la historia está basada en la vida del famoso matemático John Nash. La película sigue la vida de John mientras desarolla lentamente esquizofrenia paranoide.

Una mente maravillosa refleja bien la enfermedad mental por diferentes motivos. El personaje de John Nash es cercano y puedes llegar a sentirte identificado con él. No lo representan como un monstruo, como suelen mostrar a las personas que padecen de esquizofrenia paranoide. John es un hombre torpe, dulce y muy inteligente.

Lo mejor es que la película no se centra plenamente en lo mal que lo pasa su familia por culpa de su enfermedad sino que nos dan una visión de cómo aprende a vivir con la enfermedad y luchar por todos sus sueños a pesar de ello.

5. El maquinista (2004)

Enfermedad mental: Insomnia y paranoia

En este thriller dirigido por Brad Anderson nos presentan a un hombre llamado Trevor (Christian Bale) que sufre de un caso extremo de insomnia. La enfermedad afecta su vida, le trae numerosos problemas y lo demacra de diferentes formas.

Empieza a alucinar mientras está en el trabajo y ve a un hombre. Por ello, se distrae y un compañero suyo queda atrapado en una de las máquinas y pierde su brazo. Culpan a Trevor por el accidente y le hacen la vida imposible en el trabajo.

Acaba paranoico, peleándose con todo el mundo y viendo a más personas en sus alucinaciones. Por suerte, acaba descubriendo el motivo de su insomnia y consigue recuperarse.

Aunque muestran una visión muy real de lo que sufren las personas que padecen insomnia crónico, desafortunadamente, muchas personas nunca consiguen recuperarse.

[adrotate group=»2″]

4. Little miss sunshine (2006)

Enfermedad mental: Depresión

La película sigue a una família disfuncional mientras van de viaje con un Volkswagen microbus para llevar a la pequeña Olive a un concurso de belleza en Redondo Beach, California.

Frank, el tío de Olive, vive temporalmente con la família después de intentar suicidarse. Acaban revelando que Frank quería suicidarse porque su ex novio se fue con otro chico. A pesar de su evidente depresión, Frank es un personaje profundamente inteligente, ingenioso y divertido. Una de sus mejores frases es: «A veces desearía poder dormir hasta los dieciocho años, saltarme toda esta mierda, el instituto y todo lo demás. Saltármelo todo».

Está bien ver como no se centran en su pasado con tendencias suicidas. Es decir, eso no define al personaje, ni tampoco se recupera mágicamente de su depresión.

Vemos como Frank sigue sufriendo de una depresión durante toda la película, pero está haciendo lo que  puede para seguir adelante con su vida a pesar de su enfermedad mental.

3. El cisne negro (2010)

Enfermedad mental: Anorexia/bulimia nerviosa

Este thriller psicológico dirigido por Darren Aronofsky, trata varias enfermedades mentales. La película es una metáfora para alcanzar la perfección sea cual sea el precio para conseguirlo.

Natalie Portman interpreta a Nina Sayers, una bailarina profesional que tiene un trastorno alimentario, así como alucinaciones crónicas. La vemos en alguna ocasión vomitando sugiriendo así, su trastorno.

La película retrata el trastorno que sufren muchos del mundo de la danza intencionadamente como forma de crítica. Los trastornos alimentarios siempre han sido un grave problema pero han incrementado el número de casos en los últimos años. Anorexia nerviosa es uno de los trastornos alimentarios más comunes y se considera la enfermedad mental más mortal de hoy en día.

2. Melancolía (2011)

Enfermedad mental: Depresión

No es la primera película que Lars von Trier dirige sobre enfermedades mentales. Aunque Anticristo y Nymphomaniac tratan otras enfermedades mentales, Melancolía es diferente. Esta película pinta una imagen muy realista de cómo se les derrumba el mundo todos los días a la gente con depresión y al día siguiente puede que lo vean todo mejor. Como si todo fuera frágil.

En la película, Justine sabotea su noche de bodas y entra poco después en una depresión casi catatónica en el que no puede bañarse o comer sin tener sabor a ceniza en la boca. Cada miembro de su familia disfuncional representa un rasgo feo de la humanidad, todos probablemente contribuyen al estado mental de Justine. Cuando un meteorito gigante entra en el sistema solar y amenaza con colisionar con la tierra, todo el mundo alrededor de Justine entra en pánico cuando Justine parece despertar de su depresión con conocimento y aceptación.

1. Prozac Nation (2001)

Enfermedad mental: Depresión y abuso de drogas

Basada en la novela de Elizabeth Wurtzel, esta película la protagoniza Christina Ricci y da la vida al personaje de Lizzie, una mujer joven deprimida que se automedica con drogas, sexo y alcohol.

Cuando ve que no le está haciendo ningún efecto ir a terapia, pierde todo el control de su vida hasta que finalmente le recetan Prozac. Es una película de autodestrucción y vemos como no siempre hace el mismo efecto los mismos tratamientos.

¿Conocéis otras películas que representen bien las enfermedades mentales? ¡Déjanos un comentario!


Si necesitas ayuda o conoces a alguien que lo necesite, no dudes en visitar la página del teléfono de la esperanza. Y aquí tienes una lista de diferentes teléfonos que podéis llamar si no vivís en España.

Anterior La evolución de los cortos de animación a lo largo de la historia (Parte I)
Siguiente 'Fun home', una novela gráfica diferente

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *