10 Películas de Terror que Traumatizaron hasta a los Actores


¿Alguna vez habéis visto una película de terror y habéis pensado cómo han podido hacer ese papel tan terrorífico? Aunque hay muchos actores que saben como desconectar su vida profesional (vida como actor) de su vida personal y emocional, hay otros que no tienen tanta suerte. Algunos han tenido que trabajar con directores abusivos, han tenido que hacer cosas para poder entrar en el personaje y otros han entrado tanto en el personaje que han acabado un poco trastornados… ¡Aquí tenéis las películas de terror que dejaron un poco tocados a sus actores!

La Bruja de Blair (The Blair Witch Project)

Aunque mucha gente la ve como una película ridícula hoy en día, los directores atormentaron y persiguieron a sus actores.

Los actores realmente acamparon en el bosque durante 8 días ya que el equipo de producción querían conseguir grabar reacciones reales. De hecho, el equipo de producción se escondía para grabarlos, les molestaban durante la noche e incluso les daban menos comida a medida que iba pasando los días para que los actores se enfadasen más y estuvieran más cansados y frustrados.

Psicosis (Psycho)

psicosis-janet-leigh

Janet Leigh, la actriz famosa por la escena de la ducha le afectó tanto repetir esa escena repetidamente que estuvo un tiempo evitando las duchas (eso sí, no evitaba los baños). Le traumatizó tanto ver esa escena que solo se duchaba cuando realmente lo necesitaba y cerraba todas las puertas, ventanas y dejaba la puerta del lavabo y ducha abierta. ¡Dijo que nunca se había dado cuenta lo vulnerable e indefenso que puede llegar a ser estar encerrado en la ducha! Se ve que la película también traumatizó a otras personas que trabajaron en la película… ¡hasta a Hitchcock!

Pájaros (The Birds)

pajaros-tippy

Parece que a Hitchcock le daba un poco igual el bienestar de sus actrices porque también consiguió traumatizar a la protagonista de ‘Pájaros’. Atormentó a Tippy Hedren e incluso le mintió sobre el uso de pájaros reales en la película. Le dijo que utilizarían aves mecánicos pero le lanzaron unos cuántos pájaros reales. ¡Acababa las escenas con morados y sangre!

La noche de Halloween (Halloween)

halloween-kyle

Kyle Richards solo tenía 9 años cuando hizo el papel de Lindsey Wallace. Después de ver la película el día del estreno, le dio tanto miedo que durmió con su madre hasta que cumplió 15 años. ¡Siempre se imaginaba que tenía a alguien debajo de la cama o detrás de las cortinas! Además, no volvió a salir en ninguna otra película de terror.

Alien

ChestBurster

¿Os acordáis de la escena esa en que sale un alien en forma de falo del pecho de un astronauta? Los actores se sorprendieron igual que todos los que vimos esa escena por primera vez porque no tenían ni idea que el alien iba a salir de ahí y pringarlos. El equipo de producción sacó a John Hurt, la víctima del alien parásito, durante la grabación para enchufarle un dispositivo lleno de órganos podridos de cerdo. La primera escena que grabaron sacó un poco de sangre falsa y los actores tuvieron que hacerse los sorprendidos, pero en la segunda toma tuvieran la gran sorpresa.

El Exorcista

el-exorcista

Jason Miller, el actor que hizo del cura que hace el exorcismo, no sabía qué iba a pasar en la famosa escena del vomito. Sabía que iba a haber una especie de proyectil que sacaría “vomito”, pero le dijeron que apuntaría a su pecho. Y como ya sabéis, le dio en toda la cara. Hizo la escena en una sola toma y estuvo enfadado durante todo ese día.

Linda Blair, la protagonista de la película, admitió que tenía 13 años cuando la hizo y no sabía muy bien qué estaba pasando. No le impactó tener que hacer ese papel porque se lo tomó como un trabajo más. Solo tenía que actuar y ya. El trauma real vino después del estreno de El Exorcista en 1973 porque todo el mundo, incluso la prensa, la empezó a tratar como si hubiera sido poseída de verdad. De hecho, para intentar frenar este caso, sus representantes le hicieron hacer ruedas de prensa por todo el mundo para callar los rumores.

La Matanza de Texas (The Texas Chainsaw Massacre)

the-texas-chaisaw-massacre

El director Tobe Hooper mandó a Gunnar Hansen (el asesino en la película) a esconderse de todos los otros actores. Así, cada vez que aparecía en escena, asustaba a los actores de verdad. ¡Todos los gritos de la película son de verdad! ¿Os imagináis como acababan cada día los actores? Todo el día siendo asustados por un hombre con una moto-sierra

El Resplandor (The Shining)

shelley-duvall

Dicen que Stanley Kubrick también es un director que no trata muy bien a sus actores. Shelley Duvall dijo que el papel de Wendy Torrance ha sido el más difícil que ha tenido que hacer en su vida. Desde mayo hasta octubre (lo que duró el rodaje) tuvo muchos altibajos y se puso enferma en varias ocasiones por el estrés que le provocó hacer el papel y la presión de Kubrick.

La semilla del diablo (Rosemary’s baby)

rosemary-baby

Mia Farrow vivió varias experiencia traumáticas en la grabación de ‘La semilla del diablo’. Tuvo que seguir una dieta vegetariana muy estricta y hasta tuvo que comerse el hígado de pollo crudo para una escena. Lo peor es que no sabía que tendría que comérselo una y otra vez para grabar todas las tomas. Encima, recibió los papeles de divorcio de su marido de por entonces (Frank Sinatra) en medio de la grabación de una escena y delante de todo el equipo.

La profecía (The Omen)

the-omen

Esta película no solo traumatizó a los actores, sino también a todo el equipo y lamentablemente hubieron hasta muertes. Esto son algunas de las cosas que les pasó al equipo:

  • Durante el rodaje de la película, el guionista, David Seltzer y Gregory Peck (el que hacía de Robert Thorn, el padre del niño diablo) cogieron dos aviones diferentes para ir a Inglaterra y los dos aviones fueron alcanzados por un rayo.  Más adelante, en el viaje de rodaje a Roma, el avión donde iba el productor ejecutivo Mace Neufelds también fue casi alcanzado por un rayo.
  • El director Richard Donner tuvo muy mala suerte porque el hotel donde se hospedaba en Londres fue bombeado por la IRA.
  • Gregory Peck casi tuvo muy mala suerte porque el avión que iba a coger para ir a Israel se estrelló y mató a todos los que estaban abordo. Además, en la película, su personaje tiene que matar su propio hijo y en la vida real, su hijo se suicidó dos meses antes de empezar el rodaje.
  • El artista de efectos especiales, John Richardson, encargado de trabajar en la famosa escena de la decapitación tuvo un accidente muy similar en la vida real. En 1976 tuvo un accidente de coche que resultó decapitando a su pareja.

Lo peor es que cuando hicieron el remake de la película, volvieron a pasar cosas muy raras con el equipo: se borraron 2 días enteros de rodaje porque según el director John Moore se estropeó la cámara y salía un mensaje “ERROR 666“.

 

¿Conocéis otra película que ha traumatizado a su equipo? ¡Déjanos un comentario!

Anterior Salón Internacional del Tatuaje de Barcelona 2017
Siguiente Una novela gráfica dará continuación al final patriarcal de 'Penny Dreadful'

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *