Festival de Sitges: Shin Godzilla y Train to Busan


SHIN GODZILLA

shin-godzilla

El regreso de Godzilla a su Tokio natal ha sido uno de los acontecimientos del año y la película no defrauda.

Publicidad

Shin Godzilla es una crítica feroz a la clase dirigente del país nipón, una película que es más una comedia de intríngulis políticos que una película sobre matar un monstruo.

Godzilla representa una catástrofe natural con claras referencias al desastre de Fukushima. El gobierno japonés queda retratado como un sistema burócrata poco ágil, que se pierde entre salas de reuniones en vez de actuar contra la amenaza.

godzilla2

Es cierto que la película pierde ritmo y cae en una especie de «tedio» argumental entre reuniones y conversaciones políticas absurdas. Es en estos momentos, en que la película decae, en los que Godzilla aparece  como resorte para levantar de nuevo el interés del espectador echando al suelo un par de edificios más.

De todas maneras Godzilla es una película patriótica aunque crítica,  en la que el gobierno Japonés acaba venciendo a las presiones internacionales y al propio Godzilla, pese a todos sus defectos.

Resumiendo, es una película irregular que no desmerece para nada formar parte de la familia de películas de Godzilla.

We love you Gojira!

Publicidad

Publicidad

 

TRAIN TO  BUSAN

train-to-busan

Una gran película de zombis que como ha acuñado el señor Ausente en su blog:

La peli remite directamente y sin complejos a Guerra Mundial Z fílmica, hasta el punto que podría considerarse un “mientras tanto, en Corea” con alguna leve variación.

Train to busan

En el Retiro nos lo hemos pasado en grande con Train to Busan: tensión casi constante con todos los elementos necesarios para una película de zombis «comercial» (Poco gore).

Uno de los puntos flacos de la película son los personajes y sus dramas personales. Personajes poco profundos, meros clichés: ejecutivo malo, inversor que busca redención delante de su hija, héroe forzudo, mujer embrazada… Sé lo que estás pensando, es una película de zombis, no le pidas peras al olmo, y aquí es donde reside el problema. Sang-ho Yeon (director) sí que quiere que esto sea algo más, sí que pretende explicar los dramas familiares y la redención del personaje principal. Digamos que no le funciona muy bien.

Pero esto son minucias dentro de una película que te divierte y entretiene.

¿Te ha gustado este artículo?
[Promedio: 0]

Anterior La vuelta al mundo en 80 vidas
Siguiente Westworld, un nuevo huésped llega a casa

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *