Cómo fastidiar una gran saga como Star Wars

En la historia del cine siempre hablaremos de sagas. Algunas de ellas volverán y puede que sea un auténtico éxito o un fracaso absoluto. El riesgo es muy alto por lo que hay que estar segurísimo antes de dar el paso. Star Trek volvió a lo grande pero Indiana Jones decepciono. Hablemos de Star Wars.

Seguramente todos coincidiremos en que la trilogía original es una obra de arte. Una historia con uno de los mayore giros argumentales de la historia del cine. Con un “yo soy tu padre” pasamos de una historia basada en un conflicto estelar en un conflicto familiar bajo el foco. Todo muy serio y mostrando la dureza de la opresión del imperio.

En 1999 volvimos a tener una nueva entrega de Star Wars en la gran pantalla, algo de una amenaza fantasma que prometía responder a todas las preguntas sobre los orígenes de la guerra, de Darth Vader y de la gloriosa época de los Jedi. No fue muy espectacular pero el argumento nos puso en el camino y prometía resolver muchas más incógnitas.


PUBLICIDAD - SEGUIR LEYENDO


Tres pelis en total que terminaron con el peor panorama posible y conectando con la primera entrega de la saga original: victoria del imperio, los Jedi casi extintos, un Sith gobernando la galaxia… Tengo que confesar que a veces me gusta cuando en una película ganan los malos. Es diferente, te sorprendes y definitivamente no es lo que esperabas. Lo salvaron por los pelos, pero entonces… llegó Disney.

Maldito Disney

Quisieron traer de vuelta una saga que ya terminó por todo lo alto con la victoria de la rebelión y la derrota de los Sith. Estaba todo cerrado y bien atado así que, ¿por qué traer de vuelta a Luke, Solo y compañía? Será porqué Star Wars es un nombre que todavía se puede exprimir hasta que escupa el último dólar que pueda generar. Es por eso que en un gesto de originalidad dijeron: vamos a recuperar a todo el mundo y hacer una copia de la primera peli original, pero protagonistas nuevos. Os juro que compré la primera entrega porque parecía que iba a alguna parte. No sabía dónde y parecía muy complicado superar todo lo anterior.

Todo fue de mal en peor. Chistes malos para hacer reír al público en lugar de sorprenderlos y hacerles abrir los ojos como nunca antes lo han hecho. “El último Jedi” nos prometía el regreso del gran Jedi y en lugar de eso fue un corre que te pillo por toda la galaxia, un quiero, pero no puedo, pero al final lo haré, un ahora soy bueno, pero luego soy malo y lo sabes…. Una peli que solo nos sirvió para ver algunas escenas decentes de acción y volver a ver a Yoda haciendo de psiquiatra para que Luke terminara interviniendo en el conflicto (cosa que ya sabíamos desde el principio que iba a suceder). Además se han marcado un final a lo Vengadores, con refuerzos en el último segundo que, a mi personalmente, no me convenció.

Cómo fastidiar una saga legendaria

De verdad que no lo entiendo. ¡¿Qué demonios se les ha pasado por la cabeza para hacer esto!? Lo he pensado una vez y otra y otra, pero no entiendo el final de este camino. Es una locura de hechos sin sentidos uno detrás de otro. Escenas cortas que sitúan a los personajes en un sitio, 1 minuto después están en la otra punta de la galaxia para decir dos frases y a continuación los vemos en otra parte. ¡Quedaros quietos en un sitio por más de un minuto por lo que más queráis! ¿Y desde cuando la fuerza puede curar? Esto es cruzar la línea y admitir públicamente que esto sucede porqué sí y punto.


PUBLICIDAD - SEGUIR LEYENDO


Pero por encima de todo esto, ¿ahora resulta que el Sith Palpatine está vivo desde hace años, nadie lo sabía y encima tiene una armada estelar muy chunga que puede conquistar la galaxia cuando quiera, pero la ha tenido guardada esperando a que alguien llegue para devolver a los Sith el control de la galaxia. ¿No la tenían ya controlada? ¿Snoke no era un Sith al frente de la Primera Orden?

Además, en la primera peli (El despertar de la fuerza) introdujeron a dos personajes, Poe and Fin que parecían que iban a ser clave en esta historia y al final se lo han mirado todo desde lejos diciendo un par de frases y algún chiste. Lo que no puedo perdonar es lo del beso. ¡Qué pinta ese beso en esta historia! Se respiraba algo más fraternal entre estos dos personajes más que una relación de pareja. ¡Hay líneas que no se pueden cruzar! ¿Pero sabéis qué es lo peor de todo? Que esta última peli ha sido la última entrega de Star Wars, de momento, donde han participado Harrison Ford, Mark Hamill y, seguro, Carrie Fisher. Se merecen cerrar esta saga de una forma mucho mejor de lo que lo han hecho.

Más artículos
El Juego de Ender