20 cosas que te dan las series


¿Por qué vivimos en la época de las series de televisión? Son el pan de cada día, y para muchos el Dios al que le rezan todas las noches. Hay quien dice que las series han matado al cine ¿Qué narices nos dan que nos gusta tanto? En Silence hemos reflexionado sobre el tema, y hemos elaborado una lista de las 20 cosas que te dan las series (y te vician de una manera loca). A ver si estáis de acuerdo.

1. Inmersión lingüística gratis

Eso de la V.O.S.E. ha sido crucial para coger esa soltura que ahora tenemos al hablar en inglés, aunque a veces puede que utilicemos palabras de la época medieval o de los gángsters de los años veinte. Lo malo: este curso de inglés oral no te sirve para el currículum.

Publicidad

boardwalk empire

2. Entretenimiento a largo plazo

Semanas y meses y años de historias. Lo mejor de las series es que crecen dentro de ti, hasta llegar a ser algo que tienes que ver, porque «es tuyo». Eso es bonito, aunque nos hace ser muy escépticos e inconformistas cuando se trata del final definitivo de esta (casi nunca nos gusta).

breaking bad

3. Modelos a seguir

Ya sea porque son muy humanos o porque son icorruptibles, siempre encontramos un héroe (o antihéroe) en el que fijarnos porque queremos ser como él o nos reconocemos en él. Por un tiempo pensé que yo era tan patética como Hannah (de Girls), pero siempre he querido ser como Ilana (de Broad City).

girls

4. Problemas ficticios con los que olvidar nuestros problemas reales

Esta es una de las mejores cosas de la ficción, por que en las series siempre hay alguien que lo está pasando peor que tú. O simplemente es tan surrealista que das gracias a que no existan los muertos vivientes en la vida real.

scream queens

5. ¡Nuevos amigos!

Colegas con los que pasas horas y a los que llegas a conocer como si fueran tus propios hijos. Tus mejores amigos ficticios, con los que parece que te hayas corrido mil juergas, aunque en realidad no. Pero es igual, a ti te sirve así.

hora de aventuras

6. Espíritu crítico

Cuando has visto tres o cuatro series diferentes (es imposible, todo el mundo ha visto tropecientas mil) ya puedes saber si una serie está bien hecha o no, o si el guión está bien pensado. Incluso te das cuenta de los errores de raccord; «¡¡En el plano anterior se quita los guantes y en el siguiente los vuelve a tener puestos!!».

misfits

7. La posibilidad de vivir una vida que nunca podrías vivir

Porque todos sabemos que el armario de Carrie de Sexo en Nueva York no lo vamos a tener en la vida, ni los eventos sociales de Blair de Gossip Girl, ni el cerebro de Walter de Fringe, ni tantas citas como Barney de Cómo conocí a vuestra madre. Sólo podemos disfrutarlo a través de la pantalla, y nos encanta meternos en esas cotidianidades imposibles.

gossip girl

8. Manuales de autoayuda gratuitos

Los personajes te dicen lo que tienes que hacer, o lo hacen ellos mismos. Porque todas las series tienen una moraleja que tiene que ver con el comportamiento humano. Y ¿Quién no ha cambiado alguna costumbre de su vida después de ver algo en alguna serie? No mintáis.

silicon valley

9. Una excusa para socializar

Se acabó el salir a hacer un piti, ahora lo que une más a los seres humanos es mirar la misma serie y hablar de ello. Juego de Tronos ha hecho más por tus amistades que los regalitos de navidad. Aunque cuidado, que también ha creado enemistades. Aquél que diga que True Blood es como The Vampire Diaries o Crepúsculo no va a estar invitado a mi fiesta de cumpleaños.

true blood

10. Una excusa para no socializar

Exacto, procrastinar y quedarte en el sofá. Mentir vilmente a tus amigos o a esas personas con las que tenías un compromiso para quedarte toda la noche en vela delante de la pantalla. O simplemente decir que los lunes por la noche no puedes quedar porque hay capítulo nuevo de The Walking Dead.

new girl

Publicidad

11. Refuerzo de historia que no es aburrido

Yo he aprendido más de las series que de mis profesores de la E.S.O. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que la mayoría de series no tienen un discurso objetivo (cuidado ¡Que no te adoctrinen!). Pero que sepas que viendo Isabel van a darte al menos 30 créditos fijo.

isabel

12. La posibilidad de ver el mundo desde distintos ojos

Porque (Dios nos oiga) nunca vamos a ir a una cárcel de mujeres como en Orange Is The New Black, ni vamos a vivir el San Francisco gay de Looking, o vamos a tener una familia como la de Transparent (bueno, estoy hablando por mí). Con las series podemos ponernos en la piel de personas que están viviendo cosas diferentes a las que vivimos nosotros, y nos hacen empatizar como no lo habíamos hecho nunca. Nos dan a conocer ese mundo suyo de primera mano.

looking

13. Situaciones ridículas que nos divierten porque las vemos pero no las vivimos

Podemos sentirnos incómodos por lo que el personaje está haciendo, pero desde la comodidad de estar fuera de la pantalla y no tener que vivir ese momento. Cuando nuestros personajes hacen el ridículo en una cita, cuando la cagan en el trabajo, cuando hablan mal de la persona que justo tienen detrás. Genial.

hello ladies

14. Ideas para sobrevivir a distintos apocalipsis zombies

Ya sabemos los tipos de zombies que nos podemos encontrar y tenemos un master especializado en todos ellos. A mi no me pillaran de imprevisto.

twd

15. Ganas de innovar nuestro menú

¿Cuántas veces hemos querido comer algo que hemos visto y hasta hemos intentado cocinarlo (con más o menos éxito)? Hace mese hicimos una lista de las mejores recetas de la televisión (a la que puedes acceder clicando AQUÍ). Atrévete a comer como tus personajes preferidos.

twin peaks

16. Ejercicios para nuestro cerebro (o curso rápido para detectives)

Porque desde el minuto uno ya tenemos nuestras sospechas de quién es el asesino (y sabemos que no siempre es el mayordomo). O sabemos cuando los personajes esconden algo chungo o cuando hay química. Porque, siento decíroslo, los buenos guionistas quieren que nos demos cuenta de estas cosas, pero aún así es un buen ejercicio para ejercitar nuestro sentido común y nuestras habilidades detectivescas. Mejor que jugar al Cluedo.

true detective

17. Hospitales en los que todos los doctores están cañón

Yo cuando voy al médico no me encuentro con el panorama que hay en el Seattle Grace de Anatomía de Grey. Ya que me dicen que tengo piedras en el riñón, que me lo diga un modelo de Calvin Klein y me sentiré mejor.

grey's anathmy

18. La posibilidad de sacar temas tabú de los que no hablas nunca con nadie

Esas cosillas que nadie dice pero que están ahí. Porque hasta que Ilana de Broad City no preguntó a Abbi si «a ella también se le quedaban pelos de la cabeza atrapados en el culo cuando se duchaba», no sabía que eso era algo que le pasaba a todo el mundo.

broad city

19. Primeros contactos con la muerte

La pérdida de un personaje que queremos no tiene nada que ver con la pérdida de alguien en la vida real, pero es el primer nivel de duelo.

oc

20. Altas expectativas en cuanto a todo

La amistad perfecta de las series no es real y la pasión de las series de la HBO tampoco. Incluso si estudias publicidad es muy posible que nunca llegues a vivir como Don Drapper de Mad Men. Pero lo bueno es que ahora tenemos muchas series que rompen con esos estándares, y ridiculizan la perfección en todos los sentidos. Tenemos mil series protagonizadas por perdedores, y eso también está bien. Porque, a pesar de tener mil series favoritas, hay que seguir teniendo los pies en la tierra.

Como conocí a vuestra madre

Anterior Cuidado con "La visita" y "Regresión"
Siguiente Hipnotik, el "open minds" lidera la 12a edición

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *